• viernes 07 de octubre del 2022

Aburto solicita una Aste Nagusia en paz y que sea la convivencia la que encabece las calles

img

El alcalde regresa a bailar el aurresku de Begoña en homenaje a la localidad de Bilbao

BILBAO, 15 Ago.

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha esperado que la Semana Grande bilbaína, que empieza el sábado próximo, 20 de agosto, sean unas fiestas en paz y que "sea la convivencia la que encabece nuestras calles y la auténtica personaje principal". "Esperemos sea ese el mensaje del último día de fiestas", indicó.

Junto a diferentes representantes municipales y de otras instituciones, Aburto ha acudido al homenaje que cada 15 de agosto se rinde a la Amatxu de Begoña, tras un par de años de parón por la pandemia del coronavirus, donde ha bailado el clásico aurresku en homenaje a la localidad.

Previo a este baile, el primer edil ha pedido que la Semana Grande sea "ejemplar en todos y cada uno de los sentidos", y animó a la ciudadanía a "entretenerse en la inminente Aste Nagusia, pero actuando con precaución y compromiso".

"Nos encontramos expectantes de fiestas, contamos muchas ganas de celebración, de salir, de gozar, y solicito y deseo que prime la compromiso y la paz, y que la convivencia sea personaje principal de las fiestas", ha insistido.

El regidor bilbaíno, antes de seguir a bailar el aurresku, se mostró feliz por poder regresar a rendir este homenaje a la localidad y a su gente un par de años después, y ha recordado a "todas y cada una la gente fallecidas y familias que se vieron perjudicadas por la pandemia".

Cientos de personas se han acercado hasta las inmediaciones de la Basílica de Begoña para ayudar a la llegada de la comitiva municipal, acompañada por la Banda Municipal de Txistularis, que tuvo sitio minutos antes de las 12.00 horas.

Tras la Misa Mayor, la Corporación Municipal se ha dirigido a la explanada aneja al templo en honor de la patrona de Bizkaia, donde la Banda Municipal de Txistularis ha interpretado el "Gernikako Arbola", al lado del retoño del árbol de Gernika.

A continuación, el alcalde ha bailado el clásico Aurresku de Honor al lado del conjunto de danzas Beti Jai Alai, fundado por el fallecido dantzari bilbaíno Jon Pertika, quien hace 27 años recobró esta coreografía clásico que el primer regidor interpretaba como señal de homenaje y respeto al grupo de la ciudadanía.

La celebración del Día de la Virgen y del Aurresku de Begoña ha contado asimismo con la participación de la Banda Municipal de Música, que ha brindado un extenso repertorio de música vasca.

Más información

Aburto solicita una Aste Nagusia en paz y que sea la convivencia la que encabece las calles