Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Ararteko solicita anulación de multa a discapacitado por estacionar en zona de carga en Vitoria

Ararteko solicita anulación de multa a discapacitado por estacionar en zona de carga en Vitoria

El Ararteko ha recomendado al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz que anule una multa impuesta por un policía local a una persona con discapacidad por estacionar su vehículo en una zona de carga y descarga sin mostrar la tarjeta de estacionamiento para discapacitados en el salpicadero. La persona afectada niega esta acusación y ha presentado fotos como prueba de que la tarjeta estaba visible en el coche.

La recomendación del Defensor del Pueblo vasco surge a raíz de la reclamación presentada por el afectado en contra de la multa, la cual fue impuesta por "estacionar en zona de carga y descarga un vehículo no autorizado durante las horas de utilización", según la denuncia de un agente de la Policía Local.

El reclamante argumentó ante el Ararteko que la normativa permite estacionar en zonas de carga y descarga con la tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad, y que su vehículo siempre muestra este distintivo visiblemente en el salpicadero.

Junto a sus argumentos, la persona afectada proporcionó una foto del vehículo como prueba de la tarjeta y una copia de la misma. El Ararteko solicitó al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz el expediente administrativo correspondiente al procedimiento sancionador y también información sobre la instrucción municipal "Estacionamiento en zona habilitada para carga y descarga con tarjeta de discapacitado".

La institución también pidió al Ayuntamiento que aclarara si el agente verificó que las plazas para personas con movilidad reducida estaban ocupadas, si comprobó si se estaban causando perjuicios a peatones o tráfico, y si eso constaba en la denuncia.

El Ayuntamiento proporcionó el expediente administrativo, pero no respondió a las preguntas planteadas por el Ararteko, según señala el propio Defensor del Pueblo vasco.

Después de revisar las alegaciones, el agente denunciante se mantuvo firme en la multa impuesta y afirmó que la tarjeta para personas con discapacidad no era visible en el vehículo denunciado.

El Ararteko reconoce la existencia de "versiones contradictorias" en cuanto a la visibilidad de la tarjeta para personas con discapacidad. Sin embargo, destaca que el Ayuntamiento "no ha mencionado en ningún momento que el estacionamiento haya causado perjuicios a peatones o tráfico", mientras que el reclamante "ha demostrado su derecho a utilizar el área de estacionamiento reservada".

Además, ha explicado que el no tener visible la tarjeta no constituye una infracción de tráfico por incumplimiento del Reglamento General de Circulación. En consecuencia, el Ararteko considera que la multa debe ser anulada.