Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Arriola resalta que la transferencia de Cercanías marka un hito en el desarrollo ferroviario de Euskadi.

Arriola resalta que la transferencia de Cercanías marka un hito en el desarrollo ferroviario de Euskadi.

El Gobierno vasco se prepara para la creación de nuevos servicios ferroviarios en las zonas de Karrantza (Bizkaia), y Araia y Manzanos (Álava).

VITORIA, 12 Mar.

El consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, ha dado a conocer que la transferencia de los servicios de Cercanías del Gobierno central al vasco marca una "nueva etapa para Euskadi en el ámbito ferroviario".

Tras la reunión de la comisión mixta de transferencias, en la que se firmó el acuerdo para las Cercanías y dos competencias más de los departamentos de Educación y Políticas Sociales, Arriola expresó su "satisfacción" por este cambio de responsabilidad.

Arriola afirmó que el acuerdo facilitará la creación de cinco nuevos servicios de cercanías gestionados por Euskotren, así como la posibilidad de utilizar las líneas de media distancia para establecer nuevos servicios en áreas donde actualmente no existen.

La transferencia implica que el Gobierno vasco asumirá la gestión de los servicios operados por Renfe dentro de Euskadi, como las líneas 'C1 de Bilbao-Barakaldo-Santurtzi', 'C2 Bilbao-Barakaldo-Muskiz' y 'C3 Bilbao-Llodio-Orduña' en Bizkaia, así como la línea 'C1 Irún-San Sebastián-Tolosa-Brinkola' en Gipuzkoa.

El Gobierno Vasco regulará los servicios, planificará la oferta ferroviaria, gestionará los procesos de contratación, coordinará e inspeccionará los servicios y determinará las tarifas.

Arriola resaltó que aún queda trabajo por hacer antes de que la competencia sea efectiva, incluyendo ajustes en los servicios existentes y la definición completa de los nuevos servicios.

El Gobierno Vasco se subrogará en el contrato vigente con 'Renfe Viajeros' hasta 2027, una vez se efectúe la transferencia.

La gestión de estas líneas permitirá al Ejecutivo autonómico organizar el transporte de pasajeros en Euskadi y completar el mapa de las Cercanías ferroviarias en la región, con nuevos servicios en Karrantza, Araia y Manzanos.

El consejero elogió la colaboración entre las administraciones vasca y central para lograr el mejor pacto posible para la ciudadanía, con una compensación económica de 92,7 millones de euros anuales a través del Cupo.

Además, el plan incluye inversiones de Adif para mejorar infraestructuras ferroviarias y renovar el material rodante.

Los servicios en la red de ancho estándar europeo seguirán bajo la gestión del Gobierno central, que se encargará de regular la infraestructura ferroviaria y la seguridad operacional, entre otras responsabilidades.

Por último, se contempla el traspaso de líneas ferroviarias para la construcción de la Variante Sur Ferroviaria de acceso al Puerto de Bilbao, excluyendo las líneas de interés general como 'Bilbao Abando Indalecio Prieto-Santurtzi', 'Desertu Barakaldo-Muskiz' y 'Bilbao Mercancías-Santurtzi'.