Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Aumentan en un 60% las denuncias de violencia sexual en línea hacia el teléfono de asistencia del Gobierno Vasco desde 2018.

Aumentan en un 60% las denuncias de violencia sexual en línea hacia el teléfono de asistencia del Gobierno Vasco desde 2018.

Las llamadas por violencia sexual al teléfono de atención a mujeres víctimas de violencia doméstica o por razón de sexo de Euskadi han aumentado un 60% entre 2018 y 2023 y evidencian una tendencia al alza en los últimos seis años. De las 2.546 consultas atendidas por el servicio del Gobierno Vasco, Satevi, hasta octubre, 497 eran por ese motivo y de ellas, prácticamente 3 de cada 4 (365) fueron por casos en el ámbito de la pareja o expareja; y 132 fuera de ese entorno.

Estos datos han sido dados a conocer este jueves en el marco de una jornada de trabajo, organizada por el Departamento vasco de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales en la sede de Agintzari, gestora del servicio de atención telefónico en Bilbao, en torno al 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La jornada ha incluido también en su programa la presentación de la nueva 'Guía de Recursos y Servicios para mujeres víctimas de la violencia machista' y una charla a cargo de la Ertzaintza sobre seguridad y atención a las víctimas, e intervenciones de Emakunde y el Centro Penitenciario Bizkaia, que han explicado sus programas de masculinidades.

El encuentro ha contado con la presencia de la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Nerea Melgosa; de la viceconsejera de Políticas Sociales, Lide Amibilibia; su directora, Marian Olabarrieta, y la técnica del equipo Ana Aldekoa.

También ha contado con la participación de la directora de Emakunde, Miren Elgarresta; la técnica Sorne Etxebarria; la directora del Centro Penitenciario vizcaíno, Vicenta Alonso; la psicóloga y coordinadora del 900 840 111, Oiane Zarate, y la responsable del Grupo de Delitos contra las personas de la Ertzaintza en Bilbao, Mª Ángeles Martín.

El encuentro ha tenido lugar en la sede bilbaína de Agintzari, entidad que gestiona el servicio telefónico 900 840 111, y ha contado con la participación de personal del propio departamento -la Dirección de Servicios Sociales, Emakunde y el Centro Penitenciario Bizkaia-, así como de la Ertzaintza.

La consejera ha iniciado su intervención remarcando que "las víctimas de la violencia machista no han elegido ser víctimas y no vale ninguna interpretación al respecto".

Desde su perspectiva, "la violencia machista es el indicador más grave de la desigualdad entre hombres y mujeres y una vulneración de los derechos humanos, que ningún gobierno ni ninguna sociedad avanzada puede tolerar", ha expuesto Melgosa.

La consejera vasca ha incidido en que "más de 5.500 mujeres precisan de protección en Euskadi" y que, desde 2003, en España han muerto 1.300 mujeres por la violencia machista, de las que "más de medio centenar de ellas fueron en Euskadi" ha alertado. Por ello, se ha preguntado "si puede alguien mirar para otro lado y negar todavía la existencia de la violencia machista".

En este punto, ha dicho "estremecerse al pensar que 1 de cada 4 mujeres mayores de 65 años ha sufrido violencia machista", datos que apuntan a que se trata de "víctimas de larga duración, que asumen y normalizan la violencia porque, simplemente, se han adaptado a ella".

La consejera ha trasladado la necesidad de "ayudarlas a perder el miedo y el teléfono es "una eficaz herramienta para empoderar a las mujeres víctimas" por lo que ha llamado a "implicarnos como sociedad para que lo hagan con garantías. Entonces ellas podrán decir a sus agresores que su miedo "era tu poder y ahora no tengo miedo y tú no tienes poder" ha enfatizado.

En ese sentido, la consejera ha significado que "ante esta situación, las víctimas se sienten culpables, solas y vulnerables porque tienen miedo a verbalizarlo y, mucho más, a denunciarlo".

Asimismo, "existe temor al juicio penal, pero también al social por las relaciones de parentesco o de amistad implicadas o por las jerarquías laborales que pueden hacer peligrar sus puestos de trabajo" ha enfatizado.

Melgosa ha subrayado en este punto que "la pornografía no trata en igualdad a hombres y mujeres y, por lo tanto, es un importante caldo de cultivo para las agresiones sexuales".

En su turno de intervención, Oiane Zarate se ha detenido en los datos de los últimos seis años del servicio, destacando el "considerable" aumento de las atenciones por violencia sexual, principalmente en los dos últimos años, donde ha destacado ese incremento del 60% registrado en los últimos seis años.

Asimismo ha explicado que el hecho de que la mayoría de las agresiones se produzca en "el marco de la confianza y cercanía, tales como la pareja, la familia, las amistades o el entorno laboral".

Zarate, además, ha explicado que las víctimas refieren en las llamadas "el miedo, tanto a denunciar y pasar por el proceso judicial, como a hacer pública la agresión en sus entornos cercanos e íntimos".

Las llamadas al 900 840 111 son absolutamente confidenciales y anónimas, pero desde el servicio consideran "imprescindible" hacer llegar a todas las víctimas que "su personal está para escucharlas y apoyarlas".

Con este fin, la responsable del servicio de atención ha presentado cinco vídeos que recogen testimonios reales, representados por actrices, que reflejan diferentes tipos de violencia.

Así, en estos vídeos se muestran casos como el de la pareja que obliga a mantener relaciones sexuales aun cuando ella no quiere; de grabaciones íntimas no permitidas y publicadas en redes sociales; de abusos en el entorno familiar, en el de las amistades y del acoso de un jefe en el ámbito laboral.

A continuación, la Dirección de Servicios Sociales ha presentado también una renovada Guía de Recursos y Servicios para las víctimas de la violencia machista. En ella se ayuda a las mujeres a identificar qué es la violencia y el daño físico, psíquico y sexual; también cuáles son sus derechos, una vez que se ha identificado como víctima y adónde recurrir en caso de agresión.

La jornada ha contado también con la participación de la ertzaina responsable del Grupo de Delitos contra las personas de Bilbao, María Antonia Martín, quien ha hablado de la formación de los y las agentes, así como de la protección que se ofrece a las víctimas.

Por último, desde Emakunde han explicado diferentes iniciativas del Instituto de la Mujer y su programa sobre masculinidades Gizonduz. En esta línea, la directora del CP Bizkaia, Vicenta Alonso, ha relatado cómo una decena de internos del centro penitenciario participan en un taller sobre masculinidades, una interesante iniciativa en un centro con un número importante de internos condenados por violencia machista, quienes han coincidido en señalar la importancia del apoyo social y la solidaridad hacia las víctimas.