• jueves 2 de febrero del 2023

Azti comprueba que el Golfo de Bizkaia es un "callejón sin salida" para los microplásticos

img

Las aguas francesas muestran una mayor proporción de plásticos, con una abundancia "cinco ocasiones mayor que la de las costas españolas"

BILBAO, 13 Oct.

El centro tecnológico AZTI ha constatado que el Golfo de Bizkaia es un "callejón sin salida" para los microplásticos, tras llevar a cabo una investigación que define la distribución espacial de los plásticos en estas aguas y contribuir de esta forma a la búsqueda de resoluciones para este inconveniente global.

En un aviso, Azti ha señalado que los plásticos, por ejemplo basuras marinas, están consideradas por la Unión Europea y otras organizaciones como entre las primordiales amenazas para los océanos, no solo por su encontronazo medioambiental, sino más bien asimismo por el efecto económico negativo que tienen la posibilidad de sospechar en las zonas ribereñas. Se calcula, por servirnos de un ejemplo, que diez millones de toneladas de restos pararán al mar de año en año.

Sin embargo, ha añadido que las escasas indagaciones que ya están sobre la abundancia de plásticos en las aguas del Golfo de Bizkaia se centran primordialmente en mar abierto, al tiempo que la información sobre la región ribereña es aún limitada.

Por ello, para completar este vacío, el centro tecnológico Azti ha dirigido a lo largo de 4 años una investigación cuya misión fué determinar la distribución espacial de las basuras marinas del golfo de Bizkaia, incidiendo en ámbitos como el análisis de microplásticos, el estudio de los ámbitos fluviales, los restos flotantes, la producción de restos por campos, los procesos de biodegradación y la acuicultura y la pesca.

Los resultados que se consiguieron por el aparato científico de Azti ubican esta región oceanográfica del Golfo de Bizkaia como un "callejón sin salida" para los microplásticos. En este sentido, los microplásticos representan el 93% de la proporción de plástico presentes en las muestras analizadas (28% en peso), los mesoplásticos el 7% (26%) y los macroplásticos el 1% (46%).

La abundancia media de plástico encontrado fué de entre 739.395 y 2.625.271 piezas de plástico por km² (semejante a 998 y 4338 gramos por km²) y una media de 232.227 elementos por km². Además, los datos concluyen que las aguas francesas muestran una mayor proporción de plásticos, con una abundancia "cinco ocasiones mayor que la de las costas españolas".

"Este estudio revela que el sudeste del Golfo de Bizkaia es un punto ardiente de plástico con escenarios en las aguas ribereñas afines a los del Mar Mediterráneo u otras zonas de agregación de basura", según ha concluido Oihane Cabezas, especialista en basuras marinas de Azti.

El estudio ha contado con la colaboración de los navíos pesqueros Miren Argia y también Itsas Belhara para la realización de las campañas de obtenida de muestras en las aguas ribereñas del sudeste del Golfo, tanto en Francia como en Euskadi.

Más información

Azti comprueba que el Golfo de Bizkaia es un "callejón sin salida" para los microplásticos