Basauritarra condenado por venta en línea de caracoles manzana, una especie invasora dañina.

Basauritarra condenado por venta en línea de caracoles manzana, una especie invasora dañina.

Un vecino de Basauri (Bizkaia) ha sido condenado por vender por Internet 'caracoles manzana', especie invasora de las más perjudiciales del mundo procedente de la cuenca amazónica en América del Sur. Los compradores utilizaban para limpiar sus peceras y acuarios estos caracoles “de gran voracidad” y resistencia a las condiciones adversas, por lo que sobrevive en los espacios naturales.

Según la Guardia Civil, esta es la primera sentencia condenatoria en Euskadi contra la Flora y la Fauna por Tráfico de Especies Exóticas Invasoras. Dentro de la competencia asignada en la persecución de delitos medioambientales, la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente del instituto armado (UCOMA) investiga este tipo de delitos, su posesión y comercio ilegal a través de Internet.

En uno de los patrullajes, UCOMA descubrió que un residente en Basauri estaba comercializando caracoles manzana. Los caracoles pertenecían a la familia Ampullariidae y ofrecían especímenes de Pomacea (caracol manzana). Los agentes descubrieron que las ventas de estos caracoles iban destinadas a personas que los utilizaban para limpiar sus peceras y acuarios, así como para criarlos, por su curiosa apariencia amarillenta que los hace distintos a otros caracoles autóctonos.

El caracol manzana, originario de la cuenca amazónica en América del Sur, está considerado como una de las cien especies invasoras más perjudiciales del mundo y es muy peligroso debido a su biología y etología, por el riesgo ambiental que supone para los hábitats naturales donde se instala. Estos caracoles son muy voraces y atentan directamente contra las plantas acuáticas y algas, produciendo impactos sobre los ambientes, llegando a afectar a otras especies acuáticas y obligando a su desplazamiento.

Por ello, estos caracoles fueron incluidos en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, prohibiéndose su posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos. Debido a los daños que provocan en los arrozales, donde provocan importantes pérdidas y daños, el caracol manzana representa un grave peligro para cualquier tipo de hábitat natural en el que pueda llegar a emplazarse.

El vecino de Basauri ha sido condenado por el Juzgado de Instrucción número 5 de Bilbao, por la venta de estas especies y ha sido sancionado económicamente y declarado inhabilitado para su profesión u oficio durante un periodo de 10 meses.

La Guardia Civil advierte de la peligrosidad de esta especie y del riesgo medioambiental que supone su presencia para cualquier tipo de hábitat natural en el que pueda llegar a emplazarse, motivo por el que es fundamental comunicar inmediatamente a las autoridades competentes cualquier sospecha de presencia de Pomacea (caracol manzana).

Al ser regulada como plaga de cuarentena para los vegetales, si han estado en contacto con estos (plantas acuáticas), se deben establecer medidas para evitar la importación de los moluscos y de las plantas con las que haya estado en contacto, ya que pueden estar infectadas con huevos o crías del caracol.

Tags

Categoría

País Vasco