• domingo 25 de septiembre del 2022

Bilbao estrena la rehabilitación integral de la campa Basarrate de Santutxu tras una inversión de 1,68 millones

img

Las proyectos, iniciadas en el mes de octubre, han ampliado el espacio a las calles aledañas y se han nuevo la región infantil y la iluminación

BILBAO, 29 Jun.

El Ayuntamiento de Bilbao ha abierto al público este miércoles la rehabilitación integral de la campa de Basarrate del vecindario de Santutxu, tras una inversión de cerca de 1,7 millones (1.685.730 euros). El emprendimiento ha consistido en prolongar el espacio a sus calles aledañas para llevarlo a cabo mucho más servible y dotar al grupo de un diseño homogéneo y novedosas zonas infantiles y también iluminación.

El alcalde de la región, Juan Mari Aburto, adjuntado con el concejal de Obras, Planificación Urbana y Proyectos Estratégicos, Asier Abaunza y otros integrantes de la empresa municipal han acudido este miércoles a la Campa para comprender de primera mano el resultado de estos trabajos, que arrancaron en el mes de octubre y se han acometido en fases consecutivas con el propósito de reducir dolencias, garantizar el tráfico peatonal y rodado y los accesos a los servicios.

Con un presupuesto de 1.685.730 euros, la meta del emprendimiento ha consistido en prolongar las campas a sus calles aledañas (Juan de la Cosa, Iturriaga y Médico Antonio Eguíluz) y acometer una triple actuación para "actualizar el ambiente, llevarlo a cabo servible y dotar a todo el grupo de un diseño homogéneo, de manera que se proporcione naturaleza de grupo a todo el espacio", así como ha detallado Aburto a lo largo de la visita al nuevo espacio público.

Para ello, se ha ampliado la región de estancia, demoliendo el muro perimetral y los parterres que ya están, de manera que se pudo producir un espacio único, abierto, sin barreras ni separaciones.

Ahondando en esa aspiración de agrandar el espacio destinado a la estancia, se ha peatonalizado al terminado la calle Campa Basarrate entre los números 1 y 3; y achicado los viales de Juan de la Cosa, Iturriaga y Médico Antonio Eguíluz. Estas tres calles presentaban peculiaridades distinguidas, tanto técnicas como por el género de persona que las usa, con lo que se ha actuado para otorgar un diseño "congruente" en todas y cada una ellas.

La plaza sostiene su imagen servible, ya que se mantuvieron todos y cada uno de los usos en sus ubicaciones anteriores, tanto la citada región de estancia, la región de juegos, tal como el espacio designado a probables acontecimientos, ferias o fiestas.

También se ha nuevo la integridad del pavimento y usado exactamente los mismos materiales de acabado en todo el ambiente, lo que fortalece su imagen de grupo. En preciso, en toda la área de la Campa Basarrate se ha extendido una cubierta traje de asfalto colado pulimentado. Este material es antideslizante, de simple limpieza y deja su empleo inmediato una vez aplicado.

Igualmente se ha preservado el arbolado que existe y se puso solución al desarrollo de las raíces de los árboles ubicados en la calle Iturriaga y que estaban desfigurando sus precedentes aceras. En este sentido, se creó una región de parterres y bancos, con formas lineales, que aíslan los árboles de la plaza y evitan dolencias a la acera. En esos parterres, además de esto, se han habilitado bancos del lado de la plaza, de manera que se desarrollan novedosas zonas de asamblea.

Además, el emprendimiento ha incluido la colocación de parterres vegetales de trazado lineal, que se han puesto asimismo en el vial de la presente calle Campa Basarrate, de manera que la vía queda terminantemente incorporada a la plaza. En ellos, se han plantado árboles, césped y arbustos bajos y flores, aparte de plantas aromatizadas como la lavanda, el romero, la hierbabuena y la marialuisa; y en el ubicado el del costado de la calle Iturriaga se ha habilitado un baño público.

El emprendimiento mantuvo las atentos auténticos, tanto de la región central como de las aceras. En la región norte, ese desnivel se ha salvado a través de unas gradas en hormigón que simulan un anfiteatro y forman un banco corrido hacia la calle Juan de la Cosa.

La región de juegos infantiles sigue en su vieja localización, más allá de que se ha recrecido el muro colindante hasta hallar la altura precisa poder producir otro banco corrido en su perímetro exterior. En la región infantil, se han incorporado nuevos juegos y, además de esto, otros se han pintado sobre el asfalto con pintura acrílica.

Separados de los juegos infantiles por parterres y bancos se han situado los elementos biosaludables. Se han reutilizado los que ya están, anterior limpieza y pintado. Se ha nuevo, además de esto, el iluminado y el moblaje urbano.

Dentro del emprendimiento de la Campa Basarrate, en el tramo que perjudica a la calle Juan de la Cosa el Ayuntamiento de Bilbao ha achicado el vial a un único carril, de manera que se desarrollan plazas de estacionamiento y se amplía la acera ubicada al lado de la plaza. Además, se han resituado los contenedores de las distintas fracciones ubicados hoy día en la acera entre los árboles.

El paso de cebra fué alejado a la calle Iturriaga y se eliminaron los alcorques y habilitado un parterre que hace de separación entre el vial y la acera. Junto a él, se han generado novedosas zonas estanciales que tienen exactamente el mismo pavimento drenante empleado en la plaza.

En la calle Médico Antonio Eguíluz se mantuvo el muro de contención que existe, demoliendo sus pilares y barandillas. En su sitio, se han puesto barandillas de protección sin pasamanos de acero inoxidable. Además se ha reparado la composición del muro en aquellas zonas en las que se apreciaban grietas o desperfectos.

Dentro del emprendimiento, y como una etapa agregada, se ha incluido la renovación del iluminado público en la urbanización Grupo Unión Begoñesa, al sur del ámbito, donde se han sustituido las viejas luminarias por otras de LED, y se ha actualizado la canalización de iluminado y cableado.