• sábado 24 de septiembre del 2022

Bilbao recobra su Aste Nagusia tras un par de años de sepa y llama a festejar una celebración "brillante, sin agresiones"

img

Aburto insta a gozar tras "un par de años horribles de pandemia" y solicita "implicación popular" a fin de que "todas y cada una de las mujeres se sientan libres"

BILBAO, 20 Ago.

Bilbao ha recuperado su Aste Nagusia, tras un par de años de sepa gracias a la covid-19, con un pregón en el que la actriz y directiva teatral Itziar Lazkano ha lamentado los 730 días de espera y ha llamado a vivir una celebración "que valga por tres, libre de agresiones, brillante, muy elegante y feliz".

Por su parte, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha instado a gozar de la Semana Grande de la villa "tras un par de años horribles de pandemia" y ha pedido "implicación popular" a fin de que "todas y cada una de las mujeres se sientan libres" a lo largo de las fiestas y "no se generen agresiones sexistas".

A las siete de la tarde, una cantidad enorme de bilbaínos y visitantes se han congregado en la Plaza del Arriaga, frente al Teatro municipal, para festejar el comienzo de la Aste Nagusia, en una día encabezada por el buen tiempo, con cielo despejado y temperaturas veraniegas.

Reunidos frente a la testera primordial del Arriaga desde una hora antes del comienzo oficial de la Semana Grande, han esperado, en un ámbito festivo, al salir de Marijaia -símbolo de las fiestas de la ciudad más importante vizcaína- y sus acompañantes, la pregonera y la txupinera, una escena que no se generaba desde 2019, por la suspensión de la Aste Nagusia gracias a la pandemia.

La pregonera, la actriz y directiva teatral Itziar Lazkano, y la txupinera y también miembro de la comparsa Tintigorri, Iratxe Palacios, no hicieron aguardar al público y se han asomado puntualmente a la balconada, donde fueron jaleadas por los ayudantes al acto.

En su pregón, Lazkano se ha referido a los un par de años sin fiestas, "730 días y 17.520 horas sin percibir el txupin" y "sin el ritmo de Marijaia bailando entre las calles". "En estos un par de años, nosotros hemos sacado un máster de paciencia", ha señalado.

Por ello, la actriz ha esperado que esta edición de la Aste Nagusia, la 42, sea "una celebración que valga por tres, una celebración libre de agresiones, brillante, muy elegante y feliz".

"Que nos oigan los que no están, desde Miribilla a Zorrotza, de Uribarri al Peñascal, de Otxarkoaga a Monte Caramelo, Betolaza, Arangoiti, Ciudad Jardín, Atxuri, Santutxu, San Adrián. Que grite Bilbao, capital de la Vía Láctea. Que se enteren en todo el mundo de que, al fin, al fin, nos encontramos de celebración en Bilbao", ha añadido.

Tras las expresiones de la pregonera, la txupinera, Iratxe Palacios, ha publicado el txupin. Marijaia volvió a asomarse a la balconada donde, un año mucho más, volvió a bailar, jaleada por los congregados en la plaza, que han botado bajo una lluvia de papeles rojiblancos y de harina. Posteriormente, se han dirigido al espacio festivo, en el que quedaron estrenadas las 'txosnas' por la parte de Marijaia.

Poco antes del comienzo de las fiestas, el alcalde de la villa, Juan Mari Aburto, ha recordado el tiempo de pandemia, "un par de años horribles", según sus expresiones y animó a "gozar".

"Daba la sensación de que estábamos sumidos en una situación muy dificultosa, pero llegó y nos encontramos aquí. Estamos en el Arriaga con una alegría desbordante y mucha ilusión, muchas ganas de gozar, muchas ganas de estar en la calle, de estar con gente, de gozar de todas las opciones que nos da la Aste Nagusia bilbaína para todas las personas de edades distintas", ha festejado.

Además, ha amado insistir en el "mensaje claro" de que "el respeto entre la gente sea el auténtico personaje principal de la celebración, y que las mujeres de Bilbao se sientan libres en las calle, que ellas resuelvan lo que deseen llevar a cabo", y que la Aste Nagusia se desarrolle "sin agresiones sexistas, sin ningún género de agresión".

"Es nuestra compromiso. Nos vamos a implicar al máximo con todos y cada uno de los elementos que disponemos a nuestro alcance a fin de que todas y cada una de las mujeres se sientan bien, se sientan seguras y se sientan libres, pero es precisa asimismo la implicación del grupo de la sociedad, más que nada de nosotros", ha concluido.

Antes de la lectura del pregón, Aburto ha encabezado la recepción oficial que el Consistorio de la región ha brindado en el teatro Arriaga a representantes institucionales, políticos y de la sociedad bilbaína.

La empresa municipal fué recibida al pie de la escalinata central del teatro con un aurresku de honor. A continuación, se ha procedido en el foyer del teatro al cambio de testigo de pregonera y txupinera y a la distribución de la makila de mando y del soporte lanzador del txupin.

La pregonera y la txupinera de la previo edición, Beatriz Sever y también Itsasne Núñez, respectivamente, han entregado los dos símbolos a Itziar Lazkano y también Iratxe Palacio, en presencia del alcalde Aburto y de la concejala de Fiestas, Itziar Urtasun.

Concluida la toma de posesión, Aburto y Urtasun han procedido, el uno al otro, a anudarse al cuello el pañuelo clásico de fiestas. En el acto estuvieron presentes, aparte del regidor bilbaíno y los portavoces de todos y cada uno de los conjuntos municipales de la ciudad más importante vizcaína, el vicelehendakari y asesor de Seguridad, Josu Erkoreka, el asesor de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, el asesor de Cultura, Bingen Zupiria, y la presidenta del PNV de Bizkaia, Itxaso Atutxa, entre otros muchos.

La capital vizcaína va a vivir desde el día de hoy nueve días continuados de fiestas, con un programa de 500 actos gratis que incluye 18 espectáculos teatrales de calle en distintas niveles de la villa, un txikigune con 33 ocupaciones, fuegos artificiales, deporte rural, disputas de traineras y mucho más de cien ocupaciones musicales previstas en nueve niveles.