• sábado 4 de febrero del 2023

Bilbao repudia "tajantemente" un sistema municipal de préstamos de patinetes eléctricos

img

Oposición solicita una ordenanza que regule la utilización del patinete eléctrico, una moratoria de concesión de licencias y una tasa por estacionar

BILBAO, 26 Ene.

La edil de Movilidad y Sostenibilidad de Bilbao, Nora Abete, ha rechazado "tajantemente" un servicio municipal de préstamo de patinetes eléctricos y ha señalado que, hoy en día, hay en la Villa 44 Vehículos de Movilidad Personal (VPM) de compañía y no hay, hoy, "ningún inconveniente de convivencia".

Abete hizo esta afirmación a lo largo del enfrentamiento, en el pleno ordinario de este jueves, de una petición de EH Bildu que solicitaba una investigación sobre el encontronazo del empleo del patinete eléctrico en Bilbao y la viable implantación de un servicio municipal de préstamo de automóviles de VMP, aparte de una ordenanza que regule su empleo y la app de una moratoria de concesión de licencias.

Finalmente, ha salido adelante una enmienda de modificación del aparato de gobierno, por la que se insta a la Junta de Gobierno local a investigar la movilidad de los Vehículos de Movilidad Personal y su encontronazo, de cara a poder integrar su regulación en la futura ordenanza de movilidad.

En la defensa de su petición, el concejal de EH Bildu Bruno Zubizarreta ha criticado que en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) "no hay mención alguna a los Vehículos de Movilidad Personal", de manera que "ni se cita los hoverboard, segways, monopatines o a los patinetes eléctricos, todos ellos elementos de micromovilidad, cuya presencia en distintas ciudades del Estado están creando inconvenientes".

"En el PMUS, el instrumento que tiene este Ayuntamiento cerca de la movilidad sostenible, no se prevé la utilización de las VMP, al tiempo que en otras ciudades se están proponiendo eliminar el alquiler de los patinetes eléctricos", ha advertido, para rememorar que el Consistorio bilbaíno "permitió que una compañía de patinetes eléctricos se implante en Bilbao y comunica que autorizará dentro de poco a otras 2 compañías mucho más a fin de que desarrollen este género de actividad", de manera que "los VMP ahora empezó a ser una parte del ámbito de movilidad de la región, causando ahora los primeros inconvenientes, puesto que, circulan por aceras y zonas peatonales, espacios prohibidos para los patinetes".

Zubizarreta ha señalado que hay una instrucción del área de Movilidad sobre la regulación del empleo de automóviles de movilidad personal que "absolutamente nadie conoce pues no se ha publicitado" por "la inacción del aparato de Gobierno".

"Si no debatimos antes el viable empleo de los VMP, y nos dotamos de una regla, Bilbao será un caos", ha asegurado, para soliciar que, "si se expone la oportunidad de ingresar los VMP como instrumentos de micromovilidad a la localidad se realice de manera consensuada", proponiendo una ordenanza basado en una investigación previo sobre el encontronazo que tendría la utilización del patinete eléctrico en la movilidad de Bilbao.

Y hasta entonces, ha pedido que hasta el momento en que Bilbao no consensue la ordenanza que aspecto la regulación del empleo de las VMPs en la localidad, se coloque una moratoria con en comparación con certamen sosprechado para autorizar a compañías a administrar el alquiler de patinetes eléctricos.

Por su parte, la representante de Elkarrekin Podemos-IU, Ana Viñals, ha advertido de que los VMP, aparte de ser un medio de transporte son asimismo "un negocio", puesto que "tras varios patinetes eléctricos que observamos circular por nuestra localidad hay compañías privadas que emplean esta clase de automóviles como ocupaciones comerciales y económicas, y que hacen empleo del espacio público, aparcando en varios de los aparcabicis públicos".

Viñals ha pedido, hasta el momento en que se cuente con una Ordenanza de Movilidad, diseñar y detallar una tasa de empleo del espacio público, por estacionar, a las compañías privadas que administran el alquiler de patinetes eléctricos, por el hecho de que "no es posible que una compañía privada ocupe, realice empleo y se lucre de un espacio público y, encima, lo realice gratis".

Además, ha señalado que en la presente "Instrucción sobre la Regulación de empleo de automóviles de movilidad personal en Bilbao", se apunta que "las compañías que se dediquen a la actividad económica de préstamos o alquiler de VPM, dispondrán siempre, de una base persistente de estacionamiento de tales automóviles". En ese sentido, ha preguntado "cuál es la base persistente de estacionamiento", para contestar que "precisamente todo el espacio público de la región y los aparcabicis municipales, y este aparato de gobierno, lo deja".

Desde el PP, el concejal Gabriel Rodrigo piensa que la instrucción municipal sobre la utilización de patinenetes "no está correctamente publicitada" y no ha considerado preciso una investigación sobre el encontronazo que va a tener el patinete eléctrico en la movilidad de Bilbao, por el hecho de que "ahora hay datos que tienen la posibilidad de hablar del futuro de este medio", pero sí una ordenanza con la intención de "poder organizar de manera más óptima este medio de movilidad".

En su contestación a los conjuntos, la edil de Movilidad y Sostenibilidad, Nora Abete, ha asegurado que el Ayuntamiento de Bilbao se ha "adelantado a cualquier situación que se pudiera ofrecer frente al empleo creciente de los patinetes, que no suponen un inconveniente". De este modo, ha recordado que, según la instrucción redactada en 2019 sobre la regulación del empleo de automóviles de movilidad personal en Bilbao, los VPM "no tienen la posibilidad de circular por aceras, tienen la posibilidad de circular por los bidegorris y se tienen que estacionar en espacios privados o en los públicos habilitados para eso, espacios que distribuyen con las bicicletas".

En cuanto al empleo que hacen del espacio público las compañías de alquiler de patinetes, ha apuntado que hacen "exactamente el mismo empleo del espacio que hacemos en el momento en que circulamos o aparcamos un turismo de alquiler". De este modo, ha advertido que a "la gente usuarias de patinetes, o explicado de otra forma a las compañías que se ocupan de alquilarlos, no tenemos la posibilidad de cobrarles por utilizar nuestros bidegorris". "Por unos sitios circulan, en otros paran, pero no hacen un empleo privativo del espacio público, no tienen un espacio guardado único para ellos en un espacio público.
Y por consiguiente no les tenemos la posibilidad de cobrar", ha reiterado.

Abete ha señalado que, hoy en dia hay 3.250 plazas para estacionar bicicletas y solo 44 patinetes de compañías, con lo que "los parking no están llenos, y no existe hoy ningún inconveniente de convivencia". Además, ha asegurado que las compañías "no van a desembarcar en Bilbao sobre la demanda ni de la infraestructura, y menos, ofertando una imagen de caos".

Asimismo, ha señalado que las compañías que prestan el servicio "procuran sitios seguros donde prestar el servicio y capturar clientes del servicio" eligen por "tener un local privado en el que fijar las bases de los patinetes, y operar desde allí".

Tras rememorar que la DGT estableció en unos factores mínimos y dejó a los municipios la regulación mucho más concreta, donde están en la actualidad haciendo un trabajo para incluirla en la futura Ordenanza de Movilidad, Abete explicó que, hasta entonces, están preparando unos criterios que van a fijar las condiciones para autorizar las ocupaciones económicas que empleen VMP, entre ellas que "no van a poder ocupar mucho más de un preciso número de las plazas que ya están para bicicletas, ni terminar el viaje si el patinete no está en un estacionamiento autorizado".

El Ayuntamiento de Bilbao, indicó, va a poder asimismo limitar el número de autorizaciones y el número de patinetes con los que trabajan en la localidad.

Por todo ello, ha rechazado "tajantemente" un servicio municipal de préstamo de patinetes eléctricos, en tanto que el Ayuntamiento apuesta "precisamente por la movilidad sostenible activa y saludable" y desea que la multitud "ande, vaya en bicicleta y utilice el transporte público" y los patinetes "incumplen con este propósito y no quitan turismos de nuestra localidad".

Más información

Bilbao repudia "tajantemente" un sistema municipal de préstamos de patinetes eléctricos