Cáritas Bizkaia solicita respaldo ciudadano en su lucha contra la "transmisión intergeneracional de la pobreza"

Cáritas Bizkaia solicita respaldo ciudadano en su lucha contra la

La directora de Cáritas Bizkaia, Elena Unzueta, ha instado a los ciudadanos a apoyar la visibilidad de la realidad de los niños de familias vulnerables y a combatir la transmisión intergeneracional de la pobreza. Esto lo ha hecho a través de una contribución solidaria durante el reparto de 3.500 raciones del Roscón solidario de Bilbao, que tuvo lugar en la Plaza Nueva de Bilbao el viernes pasado.

Este reparto solidario, organizado por Cáritas Bizkaia en colaboración con la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo, contó con la presencia del lehendakari Iñigo Urkullu, junto a otros representantes del gobierno y la Iglesia. También participaron la diputada foral de Empleo, Cohesión e Igualdad de Bizkaia, Teresa Laespada, y las concejalas de Seguridad, Amaia Arregui, y de Salud y Consumo, Yolanda Díez.

Unzueta ha llamado a participar en esta iniciativa como un acto reivindicativo que nos recordará la necesidad de ser generosos y seguir ayudando durante todo el año. Ha destacado que, mientras la tradición cristiana invita a los Reyes Magos a nuestras casas, hay niños que no tienen una situación digna y confortable. Por eso, ha agradecido la colaboración de la Asociación de Pasteleros y Panaderos de Bizkaia, así como de las empresas y entidades que voluntariamente colaboraron con el evento.

Cáritas Bizkaia tiene actualmente 30 proyectos activos en diferentes municipios de la provincia y espera que estas donaciones y generosidad continúen a lo largo del año. La directora ha subrayado que el aumento de precios ha afectado especialmente a las familias, con un incremento considerable en los gastos de vivienda y alimentación en los últimos meses. Por eso, hace un llamamiento para visibilizar la realidad de las personas que están pasando apuros económicos y para acabar con la transmisión de la pobreza.

Unzueta ha explicado que muchos niños que viven en situación de pobreza tienen muchas posibilidades de convertirse en adultos que también vivan en condiciones precarias. Por eso, en eventos como este, se busca la necesidad de trabajar y acompañar oportunamente a estos niños para brindarles oportunidades de vida y un futuro mejor.

El reparto del Roscón solidario de Bilbao se llevó a cabo desde las diez de la mañana hasta las dos y media de la tarde e incluyó actividades de animación como talleres infantiles y sorteos. El dulce solidario pesó más de 600 kilos y se preparó siguiendo la receta tradicional, utilizando más de 350 kilogramos de harina, 63 kg de azúcar, 92 kg de mantequilla, 110 docenas de huevos, 30 litros de agua de azahar, 33 kilogramos de levadura, 50 kilogramos de frutas variadas confitadas para su decoración y 7 kg de sal.

Tags

Categoría

País Vasco