Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Comisión propone considerar a Zabala y 65 personas más como víctimas de violencia política

Comisión propone considerar a Zabala y 65 personas más como víctimas de violencia política

La Comisión de Valoración de violencia de motivación política, establecida por la Ley 12/2016, conocida como de "abusos policiales", ha presentado su nuevo informe anual en el que propone el reconocimiento de 66 nuevas víctimas de vulneraciones de derechos humanos en el contexto de la violencia política en el País Vasco. Entre las víctimas recomendadas se encuentra Joxi Zabala, supuesto miembro de ETA, quien habría sido secuestrado, torturado y asesinado por los GAL en 1983. Además, se abre la posibilidad de reconocer a Joxean Lasa, cuya solicitud ha sido presentada por su familia fuera del plazo establecido.

El informe, al que tuvo acceso Europa Press y que será presentado el próximo lunes en la Comisión de Derechos Humanos, Igualdad y Justicia del Parlamento vasco, propone ampliar el reconocimiento a un total de 66 nuevas víctimas de violaciones de derechos humanos entre 1978 y 1999. Estas se sumarían a las 81 ya reconocidas anteriormente, elevando el número total de víctimas a 147.

La Comisión de Valoración destaca en su informe el caso de Zabala, subrayando que fue sometido a "un episodio terrible de secuestro, desaparición forzada, torturas y asesinato", llevado a cabo por los GAL en 1983.

Asimismo, se menciona el caso de Lasa, cuyos familiares no presentaron la solicitud de reconocimiento dentro del plazo establecido en la Ley, que finalizó en diciembre de 2021. A pesar de esto, la Comisión considera que se debe llevar a cabo "una reapertura de plazos" para este y otros casos que no fueron reconocidos debido a esta razón.

El informe recuerda que la Audiencia Nacional dictaminó que, el 15 de octubre de 1983, José Antonio Lasa y Joxi Zabala fueron secuestrados por miembros de los GAL en Baiona y llevados al cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo, y posteriormente al palacio de La Cumbre, donde fueron interrogados y torturados. Según diversas pruebas, se establece que ambos fueron trasladados a Busot, en Alicante, a más de 700 kilómetros por carretera, donde fueron asesinados y enterrados en una fosa cubierta con cal viva.

En 1995, los restos de Lasa y Zabala fueron identificados, y en julio de 2001 el Tribunal Supremo condenó al general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo, al entonces gobernador civil de Gipuzkoa, Julen Elgorriaga, y a los guardias civiles Ángel Vaquero, Enrique Dorado y Felipe Bayo a penas de entre 71 y 75 años de cárcel por estos crímenes.

(Habrá ampliación)