• jueves 9 de febrero del 2023

Confebask piensa que Euskadi medrará en 2023 al 1,5% y que el enredado ambiente político estatal no contribuye a la inversión

img

BILBAO, 23 Dic.

Confebask cree que la economía vasca medrará en 2023 en el ambiente del 1,5% más allá de que se comprueba una desaceleración y, dependiendo de la evolución de las diferentes incertidumbres, el desarrollo puede oscilar entre el 0 y el 2,5%, mientras que prevé mucho más empleo con un incremento de diez.000 afiliados y una tasa de paro del 7%. Además, ha advertido de que en el Estado hay "un ambiente político muy enredado" que no asistencia "a producir un ambiente sereno y previsible, preciso para las inversiones empresariales", con lo que ha pedido dejar la "crispación".

La presidenta de Confebask, Isabel Busto, dió a saber estas previsiones en una rueda de prensa conmemorada en Bilbao, donde ha precisado que son unos pronósticos "condicionados por una muy, muy alta indecisión".

En su comparecencia, ha precisado que para el próximo año estiman que la economía vasca medrará en el ambiente del 1,5%, en "cotas superiores" a la media europea y asimismo sobre la economía de españa y que 2022, un año "peor de lo pensado", va a cerrar con un desarrollo del 4,2%, punto y medio menos de lo que estimaban hace un año.

No obstante, ha insistido en que hay "varias y también esenciales incertidumbres" que, en función de de qué forma evolucionen, tienen la posibilidad de lograr que el desarrollo final en 2023 logre oscilar en una horquilla entre el 0% y el 2,5%. Además, ha remarcado que las perspectivas empresariales para 2023 adelantan para los próximos meses "una desaceleración del ritmo de desarrollo económico".

En relación al mercado de trabajo, Busto ha precisado que, si bien para 2023 se prevé una "reducción del ritmo de creación de empleo", cree un incremento de diez.000 afiliados mucho más a la Seguridad Social para llegar a un nuevo "récord superando el millón de cotizantes", y con una tasa de paro del 7%, la mucho más baja de los últimos 15 años", lo que es "un buena nueva".

La presidenta de Confebask ha aludido a las "gigantes y variadas turbulencias globales" que ya están y ha precisado que a la guerra en Ucrania, a los altos costes de la energía, a una inflación todavía "no dominada", al fin y al cabo a "todo lo popular en la esfera en todo el mundo", se añade "un ambiente político muy enredado en el Estado que no asiste para producir un ambiente sereno y previsible, preciso para las inversiones empresariales".

En este sentido, la patronal vasca aboga, en sus sugerencias a los causantes políticos y también institucionales, por "reconducir el tiempo político", más que nada, en el ámbito estatal, "abandonando la polarización y crispación".

"De esta forma las cosas, la búsqueda de pactos en la compañía se muestra como un reto ineludible, algo que, en Euskadi, a propósito, ahora se hace", ha apuntado Busto.

(Va a haber ampliación)

Más información

Confebask piensa que Euskadi medrará en 2023 al 1,5% y que el enredado ambiente político estatal no contribuye a la inversión