• domingo 25 de septiembre del 2022

Consejería de Trabajo y Empleo comienza en el mes de julio un emprendimiento conduzco de inclusión laboral de extranjeros perceptores de RGI

img

Adelanta proyectos inclusivos customizados como los que prevé la próxima Ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos y también Inclusión

BILBAO, 27 Jun.

El Departamento de Trabajo y Empleo, en colaboración con Lanbide y la Agencia de Desarrollo de Oarsoaldea, desplegará desde julio un emprendimiento conduzco para la inclusión laboral de personas inmigrantes perceptoras de RGI que deje a quienes concurran regularizar su situación, al unísono que las compañías de la comarca tengan concretes correctos a sus pretensiones de empleo.

El emprendimiento pertenece a los objetivos del Polo de Inserción Laboral de Oarsoaldea, acordado con la Agencia Comarcal y los municipios hace un año, que piensa una inversión excepcional de 6 millones de euros en materia sociolaboral, en las actuaciones diseñadas para las Zonas de Atención Preferente dentro en el Programa Berpiztu y acordadas en el Parlamento vasco, según informó el Departamento.

Dentro de esa planificación, una línea concreta es la de inserción sociolaboral para personas bajo riesgo de inclusión, y se ha acordado una concreta para todos los que perciben la RGI pero, por su situación administrativa, no tienen la posibilidad de tener un permiso de trabajo. Es decir, están atentos de tener un precontrato de trabajo de un año de duración para lograr comenzar la tramitación de su permiso de trabajo inicial.

Se trata de un colectivo "muy definido en el emprendimiento mucho más extenso de inserción sociolaboral, pues aquellas personas en situación irregular que quieren trabajar no son contratadas por las compañías que les requieran, mucho más en un instante en el que se está demandando personal para contemplar promociones, exactamente por las inquietudes sobre la situación administrativa", han precisado desde la Consejería.

Por ello, según explicó el viceconsejero de Empleo y también Inclusión, Alfonso Gurpegui, se eligió el nombre de 'Emprendimiento W', en referencia al 'win-win', pues "tiene ese doble propósito de contribuir a la gente en situación irregular a regularizarse mediante un empleo, tal como contribuir a las compañías con pretensiones de contratación a escoger, conformar y contratar a sus trabajadores".

"Deseamos romper el bucle y testar una metodología de trabajo que asista a regularizar personas que cumplan con todos y cada uno de los requisitos para el arraigo y sean perceptoras de la RGI por medio de un desarrollo de tutorización y capacitación en el puesto y un contrato de trabajo", ha señalado.

Este emprendimiento necesita, aparte de la implicación del Departamento que Trabajo y Empleo y de la Agencia de Desarrollo Comarcal de Oarsoaldea, la de los servicios sociales de base, el tercer campo y la oficina de Extranjería de la Subdelegación del Gobierno en Gipuzkoa.

En una primera etapa se elegirá a 25 personas y 25 compañías competidores, con las que se suscribirá un convenio de colaboración para la capacitación en el centro de trabajo con deber de contratación.

Es ese el deber que dejará efectuar la tramitación de regularización, periodo de tiempo en el que aquellas personas van a recibir la capacitación.
Una vez conseguida la resolución en positivo de la tramitación iniciada, se procedería a la contratación de la persona participante y así mismo, a regularizar su situación administrativa.

Durante esta etapa, el plantel técnico del programa trabajaría, por una parte, para garantizar el cumplimiento del deber conseguido por la compañía de efectuar un contrato mínimo de 12 meses, para más tarde acompañar a la persona participante a efectuar las gestiones sobrantes de extranjería para la obtención de la tarjeta de vivienda y trabajo.

La idea que se marcha a ensayar en Oarsoaldea es congruente con la reforma del Reglamento de Extranjería donde trabaja el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, y una parte de los proyectos inclusivos customizados previstos en la Ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos y también Inclusión, en etapa de tramitación parlamentaria, han señalado desde el Departamento de Trabajo y Empleo.

Ya se están ensayando otros programas mucho más extensos, no limitados solo a la gente inmigrantes en situación irregular sino más bien extendidas a otras que perciben RGI o IMV, tanto en exactamente la misma Oarsoaldea, apuntada a 120 personas, para el grupo Gipuzkoa y de la Comunidad Autónoma Vasca.

En este sentido, el mes pasado de mayo el Departamento que lidera Idoia Mendia y el Ministerio suscribieron un convenio que lleva a cabo entre las líneas estructurales del Plan Nacional de Transformación, Recuperación y Resiliencia.

Con una dotación de 3,6 millones de euros, tiene la participación inicial de 12 municipios vascos, a los que próximamente se sumarán 4 mucho más, para actuaciones mixtas de empleo-capacitación que constan de 2 fases. Una primera de capacitación con una duración de un par de meses y una segunda de contratación de diez meses que contempla, además, ocupaciones de orientación y acompañamiento personalizado.

Durante la capacitación la gente competidores van a poder proseguir percibiendo la RGI o el IMV en las condiciones que les correspondan pues no computan como capital.

Por su parte, a lo largo de la de contratación la percepción de RGI no se va a suspender, sino se adecuará la cuantía de las posibilidades a sus nuevos capital pues se aplican los estímulos al empleo que corresponden. Los proyectos van a deber iniciarse antes del 1 de julio del actual año.