Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Denis Itxaso critica al Gobierno Vasco por acusar a mafias de vender citas para solicitar asilo, calificándolo de irresponsable y desleal.

Denis Itxaso critica al Gobierno Vasco por acusar a mafias de vender citas para solicitar asilo, calificándolo de irresponsable y desleal.

BILBAO, 17 Dic.

El delegado del Gobierno en Euskadi, Denis Itxaso, ha condenado enérgicamente las afirmaciones realizadas por el director de Migraciones del Gobierno Vasco, Xabier Legarreta, en las que denunciaba la existencia de mafias que venden citas para solicitar asilo en las comisarías de la Policía Nacional.

El señor Itxaso ha calificado estas declaraciones como "irresponsables y desleales", y ha criticado la actitud de Legarreta, a quien acusa de haber realizado este tipo de afirmaciones en repetidas ocasiones. El delegado del Gobierno ya ha transmitido su malestar a la consejera Melgosa por este comportamiento lamentable.

Itxaso reconoce que existen prácticas nefastas como el bloqueo y la reventa de citas relacionadas con la solicitud de asilo. La Policía Nacional ha llevado a cabo acciones y arrestos para combatir estas acciones delictivas tanto en Gipuzkoa, Bizkaia como en el resto de España.

El delegado del Gobierno, sin embargo, se muestra perplejo ante el hecho de que alguien en una posición tan relevante como Legarreta no haya informado a las autoridades sobre esta situación ni haya colaborado en su persecución.

El señor Itxaso considera que publicitar este tipo de situaciones y lanzar acusaciones y juicios públicos entre los gobiernos es una actitud irresponsable y desleal. Insiste en que si alguien tiene conocimiento de este tipo de actividades ilegales, debe denunciarlas ante las autoridades correspondientes.

En cuanto a las reuniones convocadas por el Gobierno Vasco sobre migraciones, Itxaso asegura que no se ha recibido ninguna información concreta sobre anuncios ilegales realizados por mafias que obtienen beneficio de la gestión de trámites de extranjería ante la Policía Nacional.

El delegado del Gobierno reconoce que muchos servicios públicos están sometidos a una gran presión en Euskadi y que es frecuente escuchar denuncias sobre dificultades para acceder a ellos desde diferentes sectores de la sociedad. Sin embargo, considera que lanzar acusaciones públicas entre instituciones sobre este tipo de casos es algo inédito en Euskadi y muestra su desacuerdo y desagrado ante esta forma de actuar. Reitera su apuesta por una colaboración leal entre instituciones en asuntos de interés común y particular sensibilidad social.