Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Educación insta a la calma y rechaza alarmismo sobre el consumo de pornografía entre adolescentes y jóvenes.

Educación insta a la calma y rechaza alarmismo sobre el consumo de pornografía entre adolescentes y jóvenes.

El Departamento Vasco celebra una jornada para ofrecer estrategias al profesorado en materia afectivo-sexual

BILBAO, 23 Ene.

La viceconsejera de Educación del Gobierno Vasco, Begoña Pedrosa, ha solicitado abordar el uso de la pornografía entre adolescentes y jóvenes "sin miedo, con serenidad y tranquilidad" y "no enviar un mensaje de alerta". Además, ha instado a las familias y a la sociedad en general a involucrarse en el tratamiento de este tema, ya que "es algo que nos compete a todos".

"Sabemos que hay preocupación, pero debemos abordar esto con tranquilidad porque no podemos crear un clima de alarma. Claro que existe preocupación, pero necesitamos más conocimiento y saber cómo abordar esto desde la tranquilidad", ha reiterado.

Pedrosa ha dirigido estas palabras al profesorado que ha asistido a una jornada formativa titulada "Las consecuencias del uso de la pornografía en adolescentes y jóvenes", organizada por el Departamento de Educación en el BEC de Barakaldo.

El programa se repetirá en una segunda jornada que tendrá lugar este miércoles en el Conservatorio de Música de Vitoria-Gasteiz. Ambos encuentros tienen como objetivo ofrecer estrategias para orientar al alumnado en materia afectivo-sexual.

Se pretende reflexionar sobre las consecuencias negativas que los jóvenes captan a través de la pornografía, estableciendo dinámicas y estrategias para erradicar estos efectos en las relaciones interpersonales de los alumnos en términos sexuales, emocionales y sociales.

En la jornada, se contó con la participación de Sandra Sedano, profesora asociada en la Universidad Illes Balears, María Rodriguez, sexóloga, y Maider García de Vicuña, psicóloga. Estas tres expertas compartieron sus investigaciones y experiencias en una mesa redonda.

En su intervención, la viceconsejera reconoció la preocupación existente debido al acceso cada vez más temprano y a edades más jóvenes a la pornografía, especialmente a través de las redes sociales.

En este sentido, Pedrosa planteó la necesidad de definir qué se entiende por "prohibir el acceso", teniendo en cuenta que "sin formación no hay conocimiento, y debemos educar", destacando la importancia de la sensibilización y educación en este ámbito tanto para los jóvenes como para las familias, abordando el tema sin miedo pero con serenidad, buenas prácticas, interacción y comunicación a partir de los espacios existentes en los centros educativos.

La viceconsejera señaló que, aunque ya existen planes de coeducación en muchos centros educativos, la sensibilización en el ámbito de la educación afectiva y sexual merece tener su propio espacio.

Por tanto, el objetivo de esta jornada es sensibilizar a los docentes e interpelar a la sociedad en general, ya que este tema no solo concierne a los centros educativos, sino a todos los ciudadanos, debido a la gran accesibilidad que existe hoy en día.

Pedrosa enfatizó que la educación afectiva y sexual es un tema transversal que debe estar presente en todo el currículum, incluso desde la educación infantil, para abordarlo con rigor y tranquilidad como sociedad.

Entre las competencias en el ámbito de la educación afectivo-sexual, Pedrosa mencionó la pornografía, así como la defensa de una educación digital responsable y ética, que ya está presente en los centros educativos pero que aún queda mucho por hacer.

En esta línea, María Rodriguez, sexóloga y doctora en Género y Diversidad, advirtió que se está llegando tarde al abordar el uso de la pornografía en edades tempranas y adolescencia. Según ella, no se puede empezar a educar sobre sexualidad cuando los jóvenes ya están teniendo encuentros eróticos o viendo porno. Es necesario hablar de estos temas antes de que ocurran, al igual que con otros temas relacionados con el desarrollo biológico y la sexualidad.

Rodriguez subrayó la importancia de la educación sexual para que los jóvenes puedan consumir estos contenidos de manera más crítica y con menos impacto en su imaginario sexual. Actualmente, los jóvenes consumen pornografía sin herramientas críticas ni pedagógicas, y su curiosidad se sacia a través de ella.

La experta instó a los adultos a asumir responsabilidades y brindar a los jóvenes herramientas, conocimientos y habilidades para una sexualidad libre y satisfactoria. Además, destacó que el problema no es cómo el porno educa, ya que no está hecho para ese propósito, sino la falta de educación sexual adecuada.

Sandra Sedano presentó algunas conclusiones de un estudio sobre pornografía y adolescencia, así como sobre sus efectos e impacto. La profesora de la Universidad de Islas Baleares señaló que la nueva pornografía consiste en filmaciones cortas y que, a partir de 2008, la industria pornográfica ha captado a los menores a través de las redes sociales, animándolos incluso a autoproducir y compartir imágenes. Sedano calificó esta idea de empoderadora y destacó la importancia de abordar estos temas a tiempo.