Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

EH Bildu ataca a Urkullu por proponer y no llevar a cabo cambios en el modelo territorial.

EH Bildu ataca a Urkullu por proponer y no llevar a cabo cambios en el modelo territorial.

El portavoz de EH Bildu, Unai Urruzuno, ha criticado al lehendakari, Iñigo Urkullu, por plantear iniciativas sobre el modelo territorial en vísperas del pleno de política general y luego "meterlas en el cajón". Urruzuno considera que la propuesta de convención constitucional no es el método adecuado para abordar este asunto.

En una entrevista concedida a Radio Popular-Herri Irratia, Urruzuno ha defendido la necesidad de abrir el debate del modelo territorial en el Estado, ya que considera que es un tema nuclear. Según él, Euskal Herria y Cataluña son naciones y tienen derecho a decidir su propio futuro, por lo que la izquierda española debería dar señales en este sentido.

El portavoz de EH Bildu ha señalado que se lleva mucho tiempo hablando sobre este tema sin hacer nada al respecto. Considera que todas las posiciones ya están claras y que es hora de llegar a acuerdos mínimos entre las fuerzas políticas vascas y, si es posible, catalanas, para poder plantearlos en Madrid y Europa.

Por otro lado, Urruzuno ha criticado al tándem Urkullu-Mendia por no ser capaces de abordar los grandes retos de época en Euskadi, como en Osakidetza o en Educación. Respecto a la nueva ley vasca de Educación, EH Bildu está elaborando enmiendas para que responda al pacto educativo logrado en el Parlamento vasco.

En cuanto a las elecciones generales, Urruzuno espera que se conforme un gobierno de coalición de izquierdas y asegura que EH Bildu hará lo posible para que la derecha no gobierne. Además, ha considerado legítimas las reclamaciones de las formaciones independentistas catalanas, pero ha señalado que la política diaria no responde tanto a acuerdos previos como a tensiones cotidianas.

Finalmente, Urruzuno ha afirmado que EH Bildu no cambiará su postura sobre la ley estatal de Vivienda a pesar del recurso apoyado por ERC en el Parlament de Cataluña. Según él, el PNV intenta evitar la intervención pública en el sector inmobiliario y de vivienda con este recurso, cuando el problema de la vivienda es muy grave.