Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

EH Bildu propone la creación de un fondo soberano de más de 1.000 millones para fortalecer la política industrial.

EH Bildu propone la creación de un fondo soberano de más de 1.000 millones para fortalecer la política industrial.

EH Bildu propone una transición energética hacia la electrificación y se opone a que esta sea "dictada" por Josu Jon Imaz y su influencia en el Gobierno vasco. Además, plantea la creación de una EPSV pública que podría ser el embrión de un sistema de Seguridad Social propio.

BILBAO, 2 Abr.

EH Bildu aboga por la creación de un fondo soberano para la inversión estratégica, con una inversión inicial de más de 1.000 millones de euros, con el fin de impulsar una política industrial activa liderada por el sector público, en contraposición a la estrategia actual del Gobierno vasco que, según la coalición soberanista, podría llevar a Euskadi al declive.

El candidato a lehendakari de EH Bildu, Pello Otxandiano, presentó en Bilbao la propuesta sobre política industrial de la coalición, destacando la importancia de pasar de un modelo de desarrollo obsoleto a una política económica moderna para el siglo XXI.

Otxandiano señaló que si no se toman medidas a gran escala en el plazo de una generación, Euskadi corre el riesgo de entrar en un declive económico. Por ello, EH Bildu propone una serie de medidas para una política industrial proactiva en cuatro áreas principales.

La coalición soberanista defiende la creación de un Fondo Soberano para la Inversión Estratégica con una dotación significativamente mayor a la actual, con el objetivo de apoyar a las empresas vascas estratégicas a través de la participación pública en su capital.

Otxandiano estimó que este fondo podría empezar con alrededor de 1.300 millones de euros, obtenidos de diversas fuentes como fundaciones bancarias, el Instituto Vasco de Finanzas y las EPSV. EH Bildu también aboga por un nuevo marco de relaciones laborales y la creación de una EPSV pública como parte de su propuesta.

La coalición critica la falta de impulso público en el ámbito financiero y considera que Kutxabank no está aprovechando su potencial para contribuir a una política industrial activa. Además, EH Bildu cuestiona la influencia de Petronor y de Josu Jon Imaz en el sector energético vasco, abogando por una electrificación en toda la cadena energética.

En resumen, EH Bildu propone una serie de medidas para impulsar una política industrial activa y liderada por el sector público en Euskadi, con énfasis en la transición energética hacia la electrificación y la creación de una EPSV pública como base para un futuro sistema de Seguridad Social propio.