• viernes 07 de octubre del 2022

EH Bildu solicita intervenir los campos energético y también inmobiliario, y que el impuesto a las eléctricas sea estructural

img

Critica que el Gobierno Vasco no "concite acuerdos extensos" en los "enormes inconvenientes" como en el de la energía y el cambio climático

SAN SEBASTIÁN, 29 Ago.

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, apostó este lunes por que se intervengan los ámbitos energético y también inmobiliario, y ha solicitado que el impuesto a las eléctricas no sea una medida coyuntural, sino más bien estructural.

Otegi, en una rueda de prensa en San Sebastián tras la primera Mesa Política del curso político de la coalición soberanista, dió a saber una declaración tras la asamblea en que la EH Bildu ha abordado un análisis en hondura de la situación política.

El líder de la capacitación soberanista se ha referido al contexto económico, para asegurar que ve primordiales medidas que "impidan la persistente devaluación de los sueldos y pensiones de la mayor parte popular trabajadora vasca". Por ello, apuesta por políticas fiscales y de reparto de la riqueza, tal como por la intervención de los campos energético o inmobiliario.

Arnaldo Otegi ha considerado que medidas como el impuesto a las energéticas "no ha de ser una medida coyuntural paliativa y ha de ser estructural", y ha instado a intervenir el ámbito energético y el inmobiliario, "que están desbocados y no atienden a las pretensiones de la multitud".

"Hay que encontrar los costes de los alquileres y llevar a cabo una política de vivienda que tiene como propósito que la multitud tenga casa", aseguró, para añadir que no le sorprenden las afirmaciones del CEO de Repsol, Josu Jon Imaz en relación a los impuestos pues es una situación que precisamente refleja un cierto acomodo con el Ayusismo político, con las políticas de no reparto de la riqueza".

Asimismo, ha asegurado que EH Bildu es conveniente al impuesto a la banca. "Entendemos que otros tienen adversidades y otros hacen en ocasiones ciertos ejercicios y zapatetas dialécticas para no decirlo. Probablemente el PNV esté contra el impuesto y asimismo está en oposición a intervenir el mercado inmobiliario. Esa es su opción, la nuestra es la contraria", ha sostenido.

También ha llamado a actualizar un pacto sobre la protección de la naturaleza y contra la crisis climática. "La prueba incontestable del cambio climático precisa medidas de carácter estructural en nuestros hábitos de movilidad, producción y consumo", ha defendido, mientras que apostó por seguir en políticas públicas que "afiancen nuestra soberanía energética".

Otegi ha asegurado que la "excepcionalidad" política y social y económica de hoy "hace aún mucho más imperiosa la necesidad de soberanía para nuestras instituciones". "La necesidad de tener instrumentos políticos en materia sociolaboral, económica y energética es poco a poco más urgente y, por consiguiente, es indispensable que en nuestra agenda política adquiera prioridad la configuración de nuevos marcos jurídicos correctos a las solicitudes mayoritarias de la sociedad".

Preguntado por el Plan de Contigencia Energética que remitirá el Gobierno Vasco al Ejecutivo central, ha considerado que es un caso de muestra de que "las resoluciones las toman por nosotros, y en cualquier caso hacemos aportaciones y si se tienen presente o no por el momento no es resolución nuestra".

En ese sentido, ha criticado que el Gobierno de Iñigo Urkullu "tiene la mala práctica de no concitar los acuerdos mucho más extensos probables para llevar a cabo en frente de los enormes inconvenientes" puesto que el de la energía o el del cambio climático "son inconvenientes de país".

A su juicio, ello pide "un modelo de gobernaza diferente, que tome en cuenta el grupo de agentes del país" y que "se tome en cuenta la gravedad del inconveniente" por el hecho de que "esto no se marcha a solucionar con medidas cosméticas, se precisan medidas estructurales, que son bien difíciles, pero que habrá que adoptar".

"Si los occidentales no nos ofrecemos cuenta de que sostener el nivel de consumo que contamos se carga el mundo, no vamos a poder enfrentar el inconveniente con responsabilidad. Podemos tomar medidas paliativas, pero el enfermo por el momento no está para paliativas. Tomemos medidas radicales, no es un llamamiento atormentado, es un llamamiento esperanzado", expresó.

Más información

EH Bildu solicita intervenir los campos energético y también inmobiliario, y que el impuesto a las eléctricas sea estructural