• martes 27 de septiembre del 2022

El curso escolar 2022-2023 comienza en Euskadi con mucho más de 361.000 estudiantes en las etapas no universitarias, 3.281 menos

img

Un 51,1% de las familias vascas se decanta por la red pública y el modelo D todavía es el mucho más demandado

SAN SEBASTIÁN, 8 Sep.

El curso escolar 2022-2023 ha arrancado en Euskadi con mucho más de 361.000 estudiantes en las etapas no universitarias, cifra que representa un descenso del 0,90% con en comparación con pasado, -3.281 estudiantes menos-, debido, más que nada, al descenso de la natalidad.

El curso comienza sin Protocolo Covid, si bien sí con una sucesión de sugerencias en general a utilizar en los centros institucionales. Así, el Departamento de Educación decidió sostener los elementos complementarios incorporados por el Covid, los que que en este momento se orientan a "la optimización de la calidad y a la innovación didáctica".

El asesor de Educación, Jokin Bildarratz, ha visitado este jueves el Centro de Educación Infantil y Primaria Intxaurrondo Hegoa de San Sebastián, con ocasión del comienzo del nuevo curso 2022-2023, donde asimismo participaron en la visita la viceconsejera de Educación, Begoña Pedrosa, y el vicenconsejero de Formación Profesional, Jorge Arévalo, aparte de la Delegada Territorial de Educación, Amaia Urzelai, y la primera teniente de alcalde de San Sebastián, Nekane Arzallus.

Ubicado en el vecindario Intxaurrondo de la ciudad más importante guipuzcoana, el centro público Intxaurrondo Hegoa cuenta este curso con cerca de 115 estudiantes de Educación Infantil y Primaria en sus salas y es un centro plurilingüe, que da sus enseñanzas en euskera, inglés y español.

Tras efectuar una visita a distintas salas del centro Intxaurrondo Hegoa Bildarratz ha detallado varios de los primordiales datos con los que comienza este nuevo curso escolar, un curso que comienza sin Protocolo Covid, si bien sí con una secuencia de sugerencias en general a utilizar en los centros institucionales.

El curso 2022-2023 empieza en Euskadi este 8 de septiembre con 361.031 estudiantes en las etapas educativas no universitarias, o sea, desde Educación Infantil hasta Bachillerato y Formación Profesional. Esta cifra representa un descenso del 0,90% con en comparación con curso pasado.

Debido al descenso de la tasa de natalidad, la caída en el número de alumnado se prosigue generando en Educación Infantil y en Educación Primaria. En Infantil, este curso hay 21.714 estudiantes y la caída es del 1,21% (267 institucionales menos) en la etapa 0-2 años.

Entre los 3-5 años, la caía es del 5,51% con relación al pasado curso y tiene 48.846 (2.850 menos). En Primaria, son 123.886 institucionales con lo que el alumnado desciende un 1,98% este año (2.502 menos). Tanto en la ESO (90.985 estudiantes, 1.142 mucho más que el curso pasado) como en Bachillerato (32.544 estudiantes, 241 mucho más), las cantidades globales muestran rápidos aumentos en el número de estudiantes.

En relación a la red que las familias escogen para la escolarización de sus hijos y también hijas, red pública o red concertada-privada, esta decisión sigue en des afines a las del pasado curso, siendo la pública escogida por algo mucho más de la mitad. El 51,1% de las familias se decanta por esta red, al tiempo que el 48,9% lo realiza por la privada-concertada.

En cuanto a los modelos lingüísticos, asimismo prosigue la inclinación de los últimos años y el modelo D (íntegramente en euskera) todavía es el mucho más demandado entre el global del alumnado. Crece en las etapas de Infantil y en la franja de edad de 3-5 años, este modelo es el mucho más demandado y sube 0,5 puntos, con el 82,4% de su alumnado en el modelo D. El modelo B (políglota) es escogido por el 15,1%, y el modelo A (español) por el 2,4% de las familias, en esa franja de edad.

En la Formación Profesional, exactamente la misma se vino generando en los últimos tutoriales, se aprecia un aumento de alumnado del 2,27% (43.056 alumnos, 955 mucho más). Bildarratz ha apuntado que hay que tener en consideración que el periodo de tiempo de matriculación en la Formación Profesional continúa abierto hasta mediados de junio, con lo que ese incremento podría ser aún mayor.

Durante su intervención, el asesor de Educación ha señalado que este curso "hablaremos mucho más de educación, de pedagogía, de contenidos, y menos de Covid", y ha aprovechado el acto para agradecer el trabajo, el deber y la distribución que están probado todos y cada uno de los expertos de la educación a lo largo de este periodo de tiempo de pandemia.

En ese sentido, ha subrayado que, si bien la situación Covid haya mejorado para el comienzo de este curso y no se estima "que ataque con exactamente la misma fuerza que en los últimos meses", el Departamento de Educación decidió sostener los elementos complementarios, los que que en este momento se orientan a la optimización de la calidad y a la innovación didáctica.

Por ello, este nuevo curso todos y cada uno de los centros públicos van a estrenar una exclusiva figura, la del Responsable de Innovación. Además, se acrecentará claramente el número de orientadores. "Nuestra determinación es continuar haciendo más fuerte y progresando nuestro sistema educativo, entre todos , con el diálogo como herramienta primordial. Recursos, diálogo y acuerdo para la optimización continua de la Educación vasca", ha señalado.

Este curso se comienza a llevar a cabo los nuevos currículos en los tutoriales impares de cada etapa. En relación a esta cuestión, Bildarratz hizo hincapié en que la enseñanza por competencias y la evaluación continua del alumnado van a pasar a cobrar un mayor importancia en las salas, "continuando hacia una Educación poco a poco más adaptada", con la meta de que cada alumno o pupila "alcance su máximo nivel educativo".

En relación a la novedosa Ley Vasca de Educación, Bildarratz ha señalado que el Departamento de Educación trabaja en un artículo articulado que sostendrá el contenido y el espíritu del acuerdo alcanzado en el Parlamento el mes pasado de abril, con la previsión de aprobar el Proyecto de Ley en los próximos meses en Consejo de Gobierno y remitirlo al Parlamento.

Mientras sigue esa tramitación, el Departamento de Educación prosigue impulsando novedosas normativas educativas que prosiguen la línea marcada por el mencionado acuerdo, con los que se quiere ofrecer "un salto cualitativo", de cara al siguiente curso 2023-2024, en la planificación, en la organización, en el desarrollo de admisión del alumnado y en la apuesta por unos equipos directivos empoderados.

En su opinión, todo este desarrollo y todas y cada una de las novedades necesitan de un trabajo continuado con la red social didáctica, "un trabajo horizontal", con lo que aseguró que el curso que empieza es "el curso del acuerdo en la Educación".

Tras rememorar las "incontables" asambleas que el Departamento de Educación mantuvo con todos y cada uno de los pertenecientes de la red social didáctica a lo largo del pasado curso, ha defendido que Euskadi tiene un sistema educativo "sólido, solidario" y mostró su intención de continuar apostando por "ese trabajo compartido, por lo enriquecedoras y valiosas que han resultado ser para la optimización de la Educación en Euskadi".

Finlamente, ha señalado que "los curriculums ahora están en los centros" y que "tampoco va a producir mayor cambio respecto a lo que están en el día a día" por el hecho de que en infantil y principal "están desde hace unos años" si bien "el avance curricular en las distintas etapas tiene un avance diferente".

Más información

El curso escolar 2022-2023 comienza en Euskadi con mucho más de 361.000 estudiantes en las etapas no universitarias, 3.281 menos