• viernes 07 de octubre del 2022

El Festival de San Sebastián dará un Premio Donostia a David Cronenberg

img

El directivo y escritor de guiones canadiense va a recibir el galardón en el Teatro Victoria Eugenia, donde se proyectará su largo 'Crimes of the Future'

SAN SEBASTIÁN, 24 Jun.

El directivo y escritor de guiones canadiense David Cronenberg (Toronto, 1943) va a recibir un Premio Donostia de la 70ª edición del Festival de Sebastián, que va a reconocer con su máxima distinción honorífica la carrera de "entre los cineastas mucho más singulares del último medio siglo". Este Premio Donostia se aúna al ahora comunicado que será entregado a actriz francesa Juliette Binoche, personaje principal del letrero del año en curso.

El 21 de septiembre el Teatro Victoria Eugenia acogerá la liturgia de distribución del galardón, tras la que se proyectará 'Crimes of the Future' (2022), el extenso film protagonizado por Viggo Mortensen, Léa Seydoux y Kristen Stewart que concursó en el último Festival de Cannes.

"Profesor del horror biológico, de las atmosferas turbadoras y de un cosmos tan personal como intransferible", Cronenberg ha dirigido veinta largos entre aquéllos que resaltan proyectos transformadas en tradicionales de géneros como la ciencia ficción, el terror, el drama psicológico o el thriller. También es creador de varios trabajos para televisión.

En 2004 el Festival de San Sebastián proyectó 'Crash' (1996) en el contexto de la retrospectiva '[email protected]' y, tres años después, Cronenberg visitó la ciudad más importante guipuzcoana por primera y única vez hasta hoy para abrir la Sección Oficial a certamen con 'Eastern Promises (Promesas del Este, 2007)'.

El canadiense se aúna de esta forma al catálogo de directivas y directivos que asimismo recibieron el Premio Donostia, entre quienes resaltan Francis Ford Coppola, Woody Allen, Oliver Stone, Agnès Varda, Hirokazu Koreeda y Costa-Gavras.

Hijo de una pianista y de un escritor, David Cronenberg medró entre libros y cómics que cimentaron su interés por la civilización y el cine. Autodidacta, sus primeros trabajos fueron cortos como 'Transfer' (1966) y 'From the Drain' (1967), a los que prosiguieron sus primeros largos, de corte en fase de prueba, 'Stereo' (1969) y 'Crimes of the Future' (1970), cuyo título coincide con el de su película mucho más reciente.

En estas proyectos primerizas "podían rastrearse ahora los aspectos de una filmografía marcada por temas como la patología, la crueldad, el sexo, el cuerpo o la experimentación científica", han señalado desde el certamen easonense.

Esta última está muy que se encuentra en la primera etapa de su obra, por poner un ejemplo, en 'Shivers' (Vinieron de en, 1975), 'Rabid' (Íra, 1977) o 'The Brood' (Cromosoma 3, 1979), en las que conviven parásitos asesinos, plagas violentas y terapias erradas para tratar sicópatas.

También firmó pedidos como 'Fast Company' (1979), una película sobre carreras de turismos, a pesar de que los títulos que forjaron su prestigio como creador en el cine de género mucho más extremista fueron 'Scanners' (1981), sobre un conjunto de individuos con fatales poderes mentales, y 'Videodrome' (1983).

Tras narrar en 'The Fly' (La mosca, 1986) la asfixiante historia de un científico que se convierte en insecto, contó con Jeremy Irons para interpretar 2 de sus siguientes películas: 'Dead Ringers' (Indivisibles, 1988), donde el actor se extendió para encarnar a unos atormentados ginecólogos gemelos, y 'M. Butterfly' (1993), el ambiguo romance entre una enigmática estrella de la ópera y un diplomático francés en la China de los años 60.

Cronenberg llevó a la pantalla novelas de escritores tan icónicos como Stephen King -'The Dead Zone' (La región fallecida, 1983)-, William Burroughs -'The Naked Lunch' (El almuerzo desvisto, 1991), y J.G. Ballard, a quien amoldó en 'Crash '(1996), que examinaba la excitación sexual de múltiples individuos al padecer accidentes automovilísticos y que consiguió el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cannes.

Tras adentrarse en la verdad virtual con 'eXistenZ' (1999) y asomarse a los abismos de la patología mental en 'Spider' (2002), el director canadiense inauguró una época en su filmografía donde el fabuloso dejó de ser el ingrediente primordial de su cine, hasta el momento en que en este momento, 20 años después, termina de estrenar 'Crimes of the Futur'e (2022), una revisión o compendio de sus viejas obsesiones que va a ser Proyección Premio Donostia en la 70ª edición del Festival de San Sebastián.

Esta última película piensa su cuarta colaboración con el actor Viggo Mortensen, con quien primero rodó 'A History of Violence' (Una historia de crueldad, 2005), un thriller sobre un hombre marcado por un intrigante pasado.

Los otros grabes son 'Eastern Promises' (Promesas del Este, 2007), una inmersión en el infierno de la mafia rusa de Londres, y 'A Dangerous Method' (Un procedimiento arriesgado, 2011), donde Mortensen interpretaba a Sigmund Freud. Los 2 últimos títulos precedentes a 'Crimes of the Future' fueron 'Cosmopolis' (2012), adaptación de la novela de Don DeLillo, y 'Maps to the Stars' (2014), una ácida reflexión sobre la popularidad.

En los dos trabajos participó Robert Pattinson, entre los últimos en sumarse a la extensa nómina de estrellas con las que David Cronenberg trabajó durante su dilatada carrera y donde resaltan, por ejemplo, Juliette Binoche, Gabriel Byrne, Willem Dafoe, Geena Davis, Michael Fassbender, Ralph Fiennes, Jeff Goldblum, Ed Harris, Holly Hunter, William Hurt, Keira Knightley, Jude Law, Jennifer Jason Leigh, Miranda Richardson, Martin Sheen, James Spader, Christopher Walken, Naomi Watts, Peter Weller y James Woods.

David Cronenberg asimismo ha intervenido como actor en películas de otros cineastas como, por poner un ejemplo, en 'Nightbreed' (Etnias a la noche, 1990, Clive Barker), 'To Die For' (Todo por un sueño, 1995, Gus Van Sant), 'Extreme Measures' (Al atravesar el límite, 1996, Michael Apted) y 'Falling' (2020), a cuyo directivo, Viggo Mortensen, felicitó por medio de un vídeo en el momento en que recibió en el Kursaal el Premio Donostia en 2020.

Además, fué distinguido con la Orden de Canadá y es Oficial de la Orden de las Artes y las Letras y Caballero de la Legión de Honor francesas. En 2014 publicó su primera novela, Consumed: A Novel (Consumidos).

Más información

El Festival de San Sebastián dará un Premio Donostia a David Cronenberg