• viernes 07 de octubre del 2022

El Gobierno Vasco destina 20 millones de euros a contribuir a las compañías perjudicadas por la invasión de Ucrania

img

El importe máximo de las subvenciones va a ser de 400.000 euros para cada beneficiario

VITORIA, 12 Jul.

El Gobierno Vasco ha aprobado este martes la puesta en marcha del programa de subvenciones Bultzatu, designado a las compañías perjudicadas por la invasión de Ucrania por la parte de Rusia y dotado con un presupuesto de 20 millones de euros, que se destinarán a subvenciones intensamente perdido para intentar proteger la viabilidad y continuidad de las compañías perjudicadas por esta situación.

El propósito del programa, anunciado por la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, es dotar de liquidez instantánea a los negocios damnificados, a fin de que logren realizar en oposición al aumento de los costos auxiliares, las probables pérdidas y los efectos ocasionados por la guerra.

Podrán entrar a las subvenciones las considerables compañías y las pequeñas y medianas compañías (pequeñas y medianas empresas) de Euskadi perjudicadas por la invasión rusa y/o por las secuelas de las sanciones económicas impuestas y de las contramedidas de represalia adoptadas contra Rusia. Las compañías adjudicatarias del programa tienen que formar parte al ámbito industrial o estar dedicadas a servicios conexos unidos al producto desarrollo industrial.

La orden que regula las ayudas va a entrar en vigor al día después de su publicación en el BOPV, y va a estar en vigor hasta el 30 de septiembre o hasta el momento en que se agote el presupuesto.

El importe de la asistencia va a poder lograr el 50% del incremento de los costos subvencionables (materias primas y transportes) o del coste de los pedidos completados y de facturas emitidas de los modelos finales y en curso que no logren llegar a destino y/o que hayan sido anulados. El límite de las ayudas no superará el importe máximo de 400.000 euros por compañía.

El Gobierno Vasco cree que el encontronazo de la invasión de Ucrania por la parte de Rusia se puede traducir en una barrera para la restauración económica en concepto de PIB vasco. La previsión de desarrollo se ha inspeccionado a la baja y se estima una reducción de la inversión, cuya estimación pasaría del 6,7% al 5%.

Las secuelas en un largo plazo podrían conllevar un mayor debilitamiento del sistema de cadenas de suministro globalizadas y mercados financieros.

El Ejecutivo ha recordado que la Comisión Europea ha constatado que la agresión de Rusia a Ucrania, las sanciones impuestas por la UE o sus socios de todo el mundo y el resto de las contramedidas tomadas, han generado esenciales incertidumbres en la economía de los estados integrantes, con cadenas de suministro y flujos de comercio molestados, tal como enormes aumentos de los costes, singularmente los costos del gas natural y de la electricidad, o en materias primas y modelos primarios.

Teniendo presente estos efectos en su grupo, se generó "una grave perturbación" de la economía en toda Europa y asimismo en Euskadi, según ha reconocido el Gobierno Vasco.

En este contexto, la Comisión Europea decidió adoptar un 'Marco Temporal' de crisis para atenuar las consecuencias negativas repentinas, económicas y sociales, con el objetivo de proteger las ocupaciones económicas y el empleo, y para hacer más simple los cambios estructurales precisos en contestación a la novedosa coyuntura económica construída por la agresión militar rusa contra Ucrania.

En este sentido, el Gobierno Vasco considera "primordial" intentar reducir el encontronazo del fuerte incremento de los costos de materias primas y transporte, tal como contribuir a subvencionar todas y cada una de las probables y potenciales pérdidas derivadas de los pedidos molestados, sufridos por las compañías para asistir y salvaguardar la competitividad de las compañías vascas frente a la crisis de hoy.

Más información

El Gobierno Vasco destina 20 millones de euros a contribuir a las compañías perjudicadas por la invasión de Ucrania