• sábado 1 de abril del 2023

El lehendakari afirma que el futuro "debe tener una memoria crítica y ética, construida con las víctimas"

img

Cree que son y tienen que continuar siendo "personas activas en la construcción de un futuro en concepto de convivencia entre distintas"

BILBAO, 11 Mar.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha rendido homenaje a las víctimas del terrorismo y ha advertido que "no hay causa ni razón alguna que justifique quitar una vida". Asimismo, ha remarcado que el futuro "debe tener una memoria crítica, ética, una memoria construida con las víctimas".

En un producto anunciado en los diarios vascos, recogido por Europa Press, el presidente vasco examina la celebración este sábado del Día Europeo en Memoria de las Víctimas del Terrorismo, instituido por el Parlamento y el Consejo Europeo en 2004.

A su juicio, hablamos de un día que debe de continuar siendo "de particular resonancia asimismo en Euskadi, donde se sufrió "la traumática experiencia del terrorismo". "Del terrorismo de ETA, que a lo largo de prácticamente medio siglo asesinó a 853 personas, lastró con plomo las alas de la sociedad vasca y nos impidió volar libres. También la negra experiencia de expresiones de terrorismo de extrema derecha, conjuntos parapoliciales, los GAL y de crueldad de motivación política", recuerda.

En este contexto, se refiere a los principios del Derecho en todo el mundo con relación a las víctimas del terrorismo y las violaciones de los derechos humanos referentes a verdad, justicia, reconocimiento y reparación, y a un deber colectivo de no reiteración. Además, valora que el deber de Euskadi con estos principios es "estable y decidido".

"Esperemos pudiese charlar representando a toda la sociedad vasca diciendo que nuestro primer recuerdo, nuestro primer pensamiento, se dirige a las víctimas. Para el Gobierno vasco lo es. Rendimos un sentido homenaje a todas y cada una de las víctimas; sin equiparaciones, sin contrapesos, sin exclusiones. A la gente asesinadas, conminadas, extorsionadas, coaccionadas, torturadas. A los representantes políticos y también institucionales, agentes de la Ertzaintza y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, empresarias-hombres de negocios, ordenes y directivos", cuenta.

Urkullu recuerda de esta manera a todos y cada uno de los ciudadanos que padecieron en primera persona "la sinrazón del terrorismo". "Este pensamiento y esta mirada son de proximidad, empatía y solidaridad. Compartimos con todas y cada una estas personas, y con toda la sociedad, una conclusión insoslayable para proclamar con claridad que fue injusto, radicalmente injusto", resalta.

A su comprender, la de este sábado es una día particular en el calendario de reconocimiento a todas y cada una de las víctimas en primera persona. "Ponemos en valor vuestra resiliencia, vuestra generosidad. Ser víctima no entrega la razón política, pero sí referencialidad ética. Junto a ello, un sincero eskerrik asko, nuestro agradecimiento a las víctimas vivas, tal como a familiares y allegados de todas y cada una de las habidas, por vuestra actitud, por no acogeros a la 'ley del talión', por vuestra visión y aportación edificante", añade.

Urkullu considera conque son y tienen que continuar siendo personas activas en la construcción de un futuro en concepto de convivencia entre distintas. "Nuestro recuerdo y homenaje no se queda anteriormente, no sois un pasado amortizado. Sois, más que nada, presente y futuro a crear", expresa.

También cree que del mismo modo que anualmente el diez de noviembre en Euskadi, el día de hoy es asimismo una llamada de atención que nos interpela a todas y cada una y todos. "Nos preguntamos ¿qué hicimos? ¿qué hacemos? ¿qué debemos realizar?", cuestiona.

Por otra parte, resalta que varios representantes políticos, institucionales y sociales hicieron y compartido una autocrítica pues, a veces, no supieron "estar cerca y acompañaros como necesitabais".

"Lo sentimos. Junto a la autocrítica, hemos expresado nuestro deber para proseguir continuando en las políticas de memoria y reconocimiento, pues la deuda contraída está todavía lejos de ser saldada", afirma.

Urkullu recuerda además de esto que se ha aprobado una Ley de Víctimas del Terrorismo con potencialidades para continuar siendo creada, tal como una ley de reconocimiento y reparación de víctimas de vulneraciones de derechos humanos en el contexto de la crueldad de motivación política.

"Contamos con el Consejo Vasco de Participación de Víctimas del Terrorismo y con una Comisión de Valoración de la Ley 12/ 2016. Contamos con ámbitos de acercamiento y participación que nos aportan novedosas ideas, programas y también ideas: Adi-Adian de víctimas educadoras, Informes del Instituto Padre Arrupe de la Universidad de Deusto, Cátedra de Derechos Humanos y Poderes Públicos de la EHU/UPV y del Instituto Vasco de Criminología o Cuadernos de Memoria y Reconocimiento a las víctimas de casos sin verdad judicial o deficiente esclarecimiento", cuenta.

Por todo ello, apunta el deber pasa por proseguir continuando en la meta de deslegitimar el terrorismo y remarcar los principios y valores éticos y democráticos, y también impulsar la defensa y promoción de los derechos humanos, singularmente entre las novedosas generaciones.

"Hemos paseo un sendero, contamos tareas y desafíos atentos, pero proseguimos continuando en la buena dirección. Compartimos un sentimiento y un concepto: nuestro futuro debe tener una memoria crítica, ética, una memoria construida con las víctimas", asegura.

Por último, señala que el 11 de marzo proseguirá siendo el Día Europeo en Memoria de las Víctimas del Terrorismo y lo va a ser asimismo el diez de noviembre en Euskadi.

"Vamos a hacer memoria y les recordaremos siempre y en todo momento. Hemos aprendido una lección: no hay causa ni razón alguna que justifique la pérdida de una vida. Esta es la lección aprendida que debemos proseguir difundiendo, la razón del sentido homenaje que el día de hoy les tributamos", concluye.

Más información

El lehendakari afirma que el futuro "debe tener una memoria crítica y ética, construida con las víctimas"