Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

"El programa Sendiko brinda apoyo a familias vulnerables de Bizkaia en coordinación con centros educativos"

En Bilbao, el programa Sendiko ha brindado apoyo a 88 familias vulnerables de Bizkaia en colaboración con los centros educativos locales, luego de completar dos años desde su inicio.

Durante el curso 2022-23, se implementó en cuatro escuelas primarias, y en el 2023-24 se expandió a cinco, al sumarse una escuela secundaria: CEIP Zurbarambarri, CEIP Kueto, CEIP Hijas de la Cruz-Patronato, CEIP Soloarte y IES Ignacio Ellacuria, Zurbaran, según lo reportado por la Diputación de Bizkaia.

A través del Departamento Foral de Empleo, Cohesión Social e Igualdad, el programa Sendiko se estableció como un proyecto piloto de intervención psicosocial destinado a familias en situación de alta vulnerabilidad social, con el objetivo de promover relaciones saludables y superar situaciones de vulnerabilidad.

Mediante Sendiko, se llevan a cabo intervenciones psicosociales, diagnósticos y tratamientos individuales o grupales, junto con acompañamiento y formación para profesionales que trabajan con estas familias desde una perspectiva social o educativa.

Sendiko se concibe como un programa psicosocial en colaboración con otras entidades sociales y educativas, a fin de mejorar la vida familiar, escolar y comunitaria.

Las familias y menores que son beneficiarios del programa son detectados por los centros educativos por presentar factores de riesgo en distintos niveles, dificultando su desarrollo.

La diputada Teresa Laespada ha resaltado que el programa Sendiko busca abordar las dificultades en la crianza, promoviendo relaciones positivas entre padres e hijos y fortaleciendo las competencias parentales.

Después de dos años de implementación, Sendiko ha demostrado ser una herramienta eficaz para fomentar relaciones positivas entre padres e hijos, generando beneficios para toda la sociedad.

El programa busca que padres y madres mejoren sus habilidades parentales, fortalezcan los vínculos familiares y creen entornos seguros y protectores para los menores.

En total, durante los dos cursos escolares, Sendiko ha asistido a 88 familias, con una mayoría de mujeres (71) frente a 25 hombres. La mitad de las familias atendidas son nucleares con presencia de ambos padres, algunas reciben ayudas públicas y la mayoría tienen ingresos bajos o medios.

La intervención desde los centros educativos se ha llevado a cabo de forma estructurada y semanalmente, con un total de nueve horas por centro.