Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

"El Servicio de Mediación Familiar se involucró en más de 2.400 casos de conflictos familiares en el País Vasco en 2020"

Nueve de cada diez familias acuden para tratar temas derivados de la ruptura de la pareja y resolverlos de forma extrajudicial. El Servicio de Mediación Familiar del Gobierno Vasco intervino el pasado año en conflictos de 2.447 familias vascas, según ha informado el Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales.

En 2023, el número de personas atendidas en 2023 ha supuesto un incremento del 11,3% respecto al año anterior. En total fueron 16.140 las personas atendidas (10.282 mujeres y 5.858 hombres).

Este Servicio realizó 21.367 intervenciones (12.502 en Bizkaia, 3.454 en Álava y 5.411 en Gipuzkoa), siendo este dato un 17,2% superior al del año 2022. El número de expedientes abiertos fue de 2.447, lo que supone un trabajado directo con 2.447 familias, y pone de manifiesto un incremento del 9,7% en el número de familias atendidas respecto al año 2022.

En relación a la tipología de conflictos, el 86,7% de las familias acudieron el pasado año al Servicio de Mediación Familiar para tratar temas derivados de la ruptura de la pareja, y un 13,3% lo hicieron por otro tipo de conflictos familiares.

Además, y como viene siendo habitual, se mantiene el alto porcentaje de procesos de mediación finalizados con acuerdos alcanzado en el año 2022 (82,3%) y superando en un 8,1% al del año 2021.

En la sede de Tolosa (abierta en 2020) continúa la tendencia al alza del número de familias atendidas en mediación (pre-mediación y procesos de mediación), pasando de 35 expedientes en el año 2022 a 53 expedientes en 2023.

En la atención telefónica, siendo la mayoría de las personas que contactaron con el servicio mujeres, el 67,3%, se observa un incremento en el número de hombres que hacen uso. En las pre-mediaciones, al igual que en la atención telefónica, aunque siguen siendo las mujeres en un mayor porcentaje (el 57,6%) quienes solicitan la mediación, este porcentaje se va acercando al de los hombres (un 42,4%).

Luego ya, en los procesos de mediación y en los seguimientos el porcentaje de mujeres (52%) es más similar al de hombres (48%). En el desarrollo del trabajo llevado a cabo con las familias atendidas se realizaron 21.367 intervenciones, un 17,2% más que en el año 2022, mientras el número de expedientes abiertos ascendió a 2.447.

En concreto, a lo largo del año 2023 se trabajó en las cuatro sedes (Bilbao, Vitoria-Gasteiz, Donostia y Tolosa) con 2.447 familias. De esta forma, en los tres Territorios Históricos se constata un incremento del 9,7% en el número de familias atendidas respecto al año 2022.

La Consejería dirigida por Nerea Melgosa ha destacado que en los últimos cinco años el Servicio de Mediación Familiar no ha hecho más que crecer: lo ha hecho en número de personas atendidas, en expedientes trabajados y en intervenciones. En concreto, en el balance de 2023 que acaba de elaborar, el número de personas atendidas es un 31,3% superior a las atendidas en el año 2019.

En cuanto a los expedientes trabajados, se constata un aumento del 17% y en las intervenciones llevadas a cabo en el desarrollo de la actividad el incremento es del 40,4%. Así, 2023 confirma una tendencia que se viene prorrogando en el tiempo pese a la incidencia de la pandemia.

El año pasado 2.447 familias vascas (casi un 10% más que un año antes), fueron atendidas por el equipo profesional de mediadores del servicio. Además, el incremento de actuaciones, personas atendidas y expedientes es general en 2023 y llega a los tres territorios.

El Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales que oferta este servicio ha hecho públicos este domingo los datos relativos al balance anual con motivo de la celebración del Día Europeo de la Mediación.

En palabras de la viceconsejera de Políticas Sociales, Lide Amilibia, "la mediación ofrece un nuevo paradigma de abordaje de los conflictos, y supone una adecuada respuesta a una demanda social de métodos alternativos o complementarios a los tradicionales, posibilitando espacios de diálogo adaptables a la actual complejidad de nuestra sociedad".

Se trata de un servicio de atención familiar para la resolución de conflictos de manera extrajudicial; es público, voluntario y gratuito, y consiste en la intervención de profesionales imparciales y expertos, en un entorno neutral.

Este servicio ofrece información jurídica, psicológica y social en el contexto de la mediación, y también un espacio neutral para dialogar sobre la situación familiar o de pareja.

"Se favorece que las partes puedan responsabilizarse en la gestión de sus propios conflictos, buscando además el consenso y resolviendo las divergencias y controversias de manera negociada y pacífica. Las principales herramientas, creadoras de un diálogo cooperativo, son la palabra y los procesos de reflexión compartida", ha destacado Amilibia.

El objetivo es facilitar la comunicación y el manejo de los conflictos familiares, favoreciendo acuerdos consensuados y con ello, minimizando los costes emocionales y temporales y evitando judicializar las relaciones familiares.

Para acceder a este servicio que ofrece el Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales es necesario concertar una cita previa a través de los teléfonos 943 576 208 (Gipuzkoa); 945 171 125 (Álava) y 944 277 788 (Bizkaia). El equipo integrado por personas mediadoras familiares tiene un carácter interdisciplinar en el ámbito social, psicológico y jurídico.