Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

El uso de vapeadores se dispara entre los jóvenes vascos: uno de cada cuatro empieza a fumar con estos dispositivos.

El uso de vapeadores se dispara entre los jóvenes vascos: uno de cada cuatro empieza a fumar con estos dispositivos.

El tabaco, en sus diversas formas, representa un peligro constante para la salud, según advierte la consejera en funciones de Salud, Gotzone Sagardui.

En respuesta a este preocupante panorama, el Departamento de Salud ha lanzado una campaña dirigida a concienciar especialmente a los jóvenes sobre los riesgos del vapeo, cuyo uso se ha multiplicado en Euskadi en los últimos años.

La campaña busca alertar sobre las graves consecuencias para la salud que conlleva el uso de vapeadores, pese a la percepción errónea de que son inofensivos.

En el marco del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra el 31 de mayo, se busca promover una Euskadi libre de humo y generar conciencia sobre los peligros asociados al consumo de tabaco y productos relacionados como los vapeadores.

Según datos recientes, el consumo de cigarrillos electrónicos y dispositivos similares está en aumento, especialmente entre la población más joven, lo que representa un motivo de preocupación para las autoridades sanitarias.

Gotzone Sagardui ha alertado sobre los esfuerzos de la industria tabaquera por expandir su mercado hacia edades más tempranas, lo que ha llevado a un incremento significativo en el uso de estos productos entre adolescentes y jóvenes en Euskadi.

La consejera subraya que no hay un nivel seguro de exposición al tabaco, ya que todas sus modalidades son perjudiciales para la salud, tanto para quienes los consumen como para quienes los rodean.

Además, se destaca que estos dispositivos no son recomendables como herramientas para dejar de fumar, sino que pueden conducir a una mayor dependencia del tabaco, especialmente en personas jóvenes.

La nueva campaña del Departamento de Salud utiliza imágenes impactantes y un tono dramático para concienciar sobre los peligros del vapeo y otras formas de consumo de tabaco.

El objetivo de esta iniciativa es visibilizar los riesgos asociados a estos productos, contrarrestando la idea errónea de que son inofensivos o incluso atractivos para los jóvenes.

La campaña se centrará en redes sociales y medios convencionales para llegar a la mayor cantidad de personas posible y crear conciencia sobre los peligros del tabaco y el vapeo.

En paralelo, se han implementado programas de prevención del tabaquismo y promoción de hábitos de vida saludables, como la creación de espacios libres de humo en colaboración con las administraciones locales.

Estas iniciativas buscan reducir el consumo de tabaco, informar a las personas fumadoras que deseen dejar el hábito, proteger a la población del humo de tabaco y promover entornos limpios y saludables en los pueblos y ciudades de Euskadi.

El enfoque en la concienciación y sensibilización en ámbitos educativos también es clave, con programas específicos dirigidos a la población escolar para prevenir el consumo de tabaco desde edades tempranas.

En resumen, las autoridades de Salud en Euskadi están tomando medidas enérgicas para combatir el consumo de tabaco y alertar a la población sobre los riesgos asociados a su uso, en todas sus formas y modalidades.