• sábado 24 de septiembre del 2022

ELA convoca huelga los días 4, 5 y 6 de octubre en las viviendas de Bizkaia en defensa del convenio

img

BILBAO, 16 Sep.

El sindicato ELA ha convocado huelga los días 4, 5 y 6 de octubre en las viviendas de Bizkaia frente al "rechazo sistemático" de las patronales a convocar la mesa para la negociación del convenio", lo que llevó a la plantilla a intensificar las manifestaciones.

Según explicó, en la reunión conmemorada la semana anterior, las encargadas de ELA de viviendas de Bizkaia, con mucho más del 65% de representación en el campo, decidieron unánimemente intensificar esas acciones de queja con esta novedosa convocatoria de huelga.

ELA ha recordado que son ahora un par de años sin actualizar el convenio, con las condiciones laborales "congeladas, con cargas de trabajo inasumibles por la carencia de personal y una ratio deficiente, que trae consigo un servicio carente de calidad para atender las pretensiones de dependencia de las y los habitantes".

El sindicato ha señalado que la remata asamblea de la mesa para la negociación se festejó hace un año, el 14 de octubre de 2021, y desde ese momento no existió por la parte de las patronales GESCA, LARES y ELBE "ninguna intención de convocar una exclusiva asamblea".

A su juicio, es una exhibe clara del "poco interés" de las patronales para revertir la presente situación. "A la patronal le resulta interesante esta situación, puesto que sus márgenes de beneficio incrementan si empeoran las condiciones laborales y el servicio que se les da a la gente usuarias de las viviendas", ha añadido.

Asimismo, ELA ha denunciado que esta "situación de bloqueo" por la parte de las patronales se da con la "cobertura de una Diputación Foral de Bizkaia que es conocedora de esta situación y que, siendo financiadora del servicio y que ha de ser garante de las condiciones tanto de las trabajadoras como de los individuos, mira para otro lado".

Ante esta situación, las encargadas de ELA han convocado tres días de huelga y animó a todas y cada una de las trabajadoras de las viviendas, casas comunitarias, centros de día y pisos tutelados a proseguir movilizándose "en defensa de un cambio de modelo que abogue por la atención y el precaución sostenido en unas estupendas condiciones de trabajo, anteponiendo el confort de trabajadoras, familiares y habitantes y no el beneficio de las compañías".

Para ello, piensa que es requisito "ofrecer pasos reales" en la equiparación con las trabajadoras de las viviendas no privatizadas, con subidas salariales sobre el IPC, mucho más personal a día completa, sustituciones desde el primero de los días y actualizaciones en temas de salud laboral y de igualdad.