• martes 16 de agosto del 2022

Erkoreka cree "inadmisibles y sectarias" las amenazas al hijo de Carlos Iturgaiz y la agresión a una amiga

img

El vicelehendakari traslada a Carlos Iturgaiz el deber de la Ertzaintza contra los delitos de odio

BILBAO, 5 Ago.

El vicelehendakari y asesor de Seguridad del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, cree "inadmisibles y sectarias" las amenazas al hijo del presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, y la agresión a una amiga a lo largo de las fiestas de Getxo (Bizkaia), que ha culpado de manera "definitiva".

Erkoreka se puso en contacto con el líder de los populares de Euskadi, tras denunciar Mikel Iturgaiz los hechos frente a la Ertzaintza, para enseñarle su solidaridad, que hizo extensivo al PP, y transmitirle "el deber" de la Policía autonómica vasca en "la pelea contra los delitos de odio".

"Expreso mi condena mucho más definitiva frente a las amenazas y agresiones denunciadas la pasada madrugada en Getxo. Son actos sectarios de intolerancia, inadmisibles en una sociedad como la vasca que aún está creando las bases de la convivencia presente y futura", ha asegurado el vicelehendakari en un aviso.

Tras trasmitir su "cariño" a Mikel Iturgaiz y a su amiga Irati, a la que dieron un manotazo en la cara, les mostró su solidaridad, que prolonga a "sus personas próximas y a la familia del PP vasco".

También hizo llegar a Carlos Iturgaiz "el deber de la Ertzaintza en la pelea contra los delitos de odio, mucho más aún en el momento en que, como los sucedidos, tienen elementos violentos". "Urge agarrar de raíz estos hábitos comenzando por condenarlos forma pública y también indudable", aseguró.

La Ertzaintza ahora inspecciona las amenazas y también insultos de los que fué objeto Mikel Iturgaiz, tal como la agresión a su amiga. Los hechos se han producido sobre las seis de esta pasada madrugada, en el momento en que el hijo de Carlos Iturgaiz fué conminado y también insultado en el recinto festivo de Getxo por un conjunto de individuos, como ha denunciado él mismo a una patrulla de la Ertzaintza.

La mujer que le acompañaba ha contado asimismo a los agentes que había salido en su defensa y había recibido un manotazo en la cara. Mikel Iturgaiz pudo detectar a ciertos atacantes y la Ertzaintza tiene ahora abierta una investigación para aclarar las situaciones del hecho.