• domingo 02 de octubre del 2022

Ermua recuerda con 2 muestras la "injusticia" del asesinato de Blanco y el daño provocado por la "despiadado" historia de ETA

img

Según el Gobierno vasco, las muestras resaltan que "la solidez de la fibra ética de un país se mide por su cuenta a las víctimas"

BILBAO, 27 Jun.

La ciudad vizcaína de Ermua recuerda desde este lunes, con 2 exposiciones organizadas por el Gobierno vasco en colaboración con el Ayuntamiento de este ayuntamiento, la "injusticia" del secuestro y asesinato del edil del PP Miguel Ángel Blanco hace 25 años y también invita, además de esto, a pensar sobre el daño provocado por los atentados de ETA "para continuar creando la Memoria en Euskadi".

El vicelehendakari primero y asesor de Seguridad, Josu Erkoreka, la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, y el alcalde de Ermua, Juan Carlos Abascal, han anunciado en el Izarra Centre de esta ciudad, ámbas exposiciones organizadas por el Gobierno Vasco con ocasión de los actos de homenaje a Miguel Ángel Blanco en el momento en que se cumplen 25 años de su asesinato a manos de ETA.

Ambas exposiciones, una lista por Gogora y otra por la Ertzaintza, se han ordenado en colaboración con el Ayuntamiento de Ermua.

Al acto han acudido, además de esto, múltiples víctimas de ETA, agentes de la Ertzaintza, tal como personas jóvenes de Eibar y Ermua, todas y cada una ellas personajes principales y presentes durante las dos exposiciones. También han acudido los viceconsejeros de Seguridad, Rodrigo Gartzia, y de Derechos Humanos, Memoria y Cooperación, José Antonio Rodríguez Ranz, tal como las directivas de la Ertzaintza, Victoria Landa, Derechos Humanos, Víctimas y Diversidad, Monika Hernando, y del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos, Aintzane Ezenarro, entre otros muchos.

En la presentación de las exposiciones, la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, aseguró que este homenaje a Miguel Ángel Blanco se hace "poniendo en el centro a las víctimas del terrorismo, poniendo en valor el deber de la gente y organizaciones que fueron punta de lanza en la defensa de la paz y en la deslegitimación del terrorismo".

En este sentido, indicó que la juventud vasca son la "garantía" para la "deslegitimación de toda expresión de crueldad y para la no reiteración". "Sois la mejor garantía para un futuro en paz, una Euskadi sostenida sobre principios y valores éticos y democráticos, y sobre la defensa, garantía y el ejercicio efectivo de los derechos humanos", indicó Artolazabal dirigiéndose a los jóvenes presentes instantaneamente.

Artolazabal, que empezó su intervención recordando asimismo a Begoña Urroz Ibarrola, víctima del DRILL, al cumplirse 62 años de su muerte en un atentado en San Sebastián, ha recordado a Blanco, "víctima del terrorismo y víctima de un emprendimiento totalitario", un individuo que contribuye a la sociedad de hoy "una referencialidad ética y ética. "La solidez de la fibra ética de un país se mide asimismo por su cuenta hacia las víctimas" ha añadido.

Por su parte, el vicelehendakari primero, Josu Erkoreka, ha señalado que, con estas muestras, se puede sentir "la angustia personal, familiar y popular vivida" a lo largo de las 48 horas que duró el rapto de Blanco. Además, indicó que, con él, se recuerda asimismo a todas y cada una de las víctimas de ETA y se reconoce "el trabajo efectuado por todos y cada uno de los agentes que, de forma silenciosa y anónima, han tomado parte en tareas policiales totalmente ignotas a lo largo de los años de terrorismo para resguardar a la sociedad vasca".

En este sentido, el asimismo asesor de Seguridad, mostró una réplica del pebetero construido por el artista y agente de la Ertzaintza Jon Álvarez. Se haya instalado en el espacio "Hemen Gaude" en el Museo de la Policía Vasca, "un espacio de recuerdo a las víctimas de la Ertzaintza y de las policías locales de Euskadi". Erkoreka ha señalado que "agredieron contra ellas por ser la vanguardia en la pelea contra ETA, por el hecho de que escogieron, como profesión, proteger y resguardar nuestros derechos y libertades". "No tenemos la posibilidad de, ni debemos dejar de recordarles por el hecho de que rememorar es garantía de no reiteración, es nuestra obligación para ver al futuro con promesa", ha añadido.

La exposición desarrollada por Gogora se abre este lunes y ocupa un espacio de 180 m2, divididos en tres salas. Se titula "Miguel Ángel Blanco gogoan/Elkarbizitza eraikiz. Memoria para la convivencia" y su propósito, según explicó el Gobierno vasco, es reflejar la "injusticia del asesinato de Miguel Ángel Blanco y el lamento popular de repulsa y condena que aquel atentado produjo".

Gogora ha desarrollado un paseo audiovisual con piezas de entre 12 y 15 minutos. Cada entre los vídeos se puede visionar de manera sin dependencia, pero la visión conjunta transporta a efectuar un paseo por la historia reciente de Euskadi y también invita a pensar sobre lo ocurrido y a dar y comunicar su memoria en un espacio habilitado para esto, "ayudando de este modo a la construcción de la memoria".

En primer rincón, se dió todo el importancia a los jóvenes de Ermua y Eibar, que no vivieron esos "hechos traumáticos", pero que han popular la historia reciente de su pueblo. Sus medites son el hilo primordial entre "un pasado traumático y un futuro de promesa, de convivencia pacífica" puesto que demandan comprender el pasado "para no regresar a caer en exactamente los mismos fallos y para remarcar su apuesta por los derechos humanos y la convivencia".

En segundo sitio, en la exposición se van a poder comprender de primera mano los testimonios de familiares de víctimas de ETA, puesto que el Gobierno ha listo un comprendio de testimonios del fondo audiovisual de Gogora. Según ha apuntado, la meta de Gogora es la "precisa humanización de la mirada" para comprender la llegada de la "gravedad" de lo que supuso el terrorismo y la crueldad en Euskadi.

Finalmente, en un tercer espacio, Gogora expondrá historia de los movimientos irenistas, desde sus comienzos hasta el desenlace de la crueldad en Euskadi. El Gobierno vasco ahora subrayado que, al fin y al cabo, la exposición es reflejo de una sociedad que "trata de crear un futuro conciliado, sin olvidar el pasado reciente".

Por otra sección, el espacio desarrollado por la Ertzaintza es un paseo envolvente y multisensorial construido sobre una área de cien m2. Es una exposición que tiene seis espacios distinguidos, pero sucesivos, donde hay formatos audiovisuales, oraciones, poemas, citas, elementos e inclusive relaciones y juegos con la óptica de quien la visite.

La exhibe construída por el Gobierno Vasco juega, asimismo, con la luz de forma que comienza con los espacios mucho más íntimos y oscuros, que reflejan "la parte mucho más despiadado" de la narración de ETA. Entre ellos, el sitio que se dedica al 25 aniversario del asesinato de Blanco, en el que se va a poder ver un vídeo, en formato cuenta atrás, que refleja la angustia popular vivida a lo largo de las 48 horas que duró su secuestro.

A partir de ahí la exposición va dejando, de a poco, ingresar la luz en los siguientes espacios en los que se expone el trabajo de hoy de la Ertzaintza y su interacción con la sociedad.

De esta forma, la exposición concluye en una enorme cristalera, construida como trampantojo. Según ha precisado el Gobierno, es una convidación a la reflexión y deber individual sobre el daño provocado por ETA donde, además de esto, se pondrá un libro a fin de que quien lo quiera logre expresar sus anhelos o sentimientos después.

Asimismo, el trabajo de la Ertzaintza en el Izarra Centre de Ermua dedicará múltiples instantes al recuerdo y homenaje a los agentes víctima de ETA, con un vídeo de testimonios de familiares e inclusive de agentes que han sufrido la crueldad. También va a haber un reconocimiento explícito a todos y cada uno de los agentes que, de forma "discreta y anónima", han trabajado en tareas policiales y un espacio en el que se colgarán 15 txapelas y una réplica del pebetero para rememorar a los 15 agentes asesinados por ETA.

Más información

Ermua recuerda con 2 muestras la "injusticia" del asesinato de Blanco y el daño provocado por la "despiadado" historia de ETA