• domingo 02 de octubre del 2022

Euskadi cierra 2021 con un saldo migratorio positivo de 3.500 personas, pero incrementan mucho más las salidas que las llegadas

img

El 58% de la gente inmigrantes y el 45% de las emigrantes tenían
nacionalidad extranjera

BILBAO, diez Ago.

Euskadi cerró el pasado ejercicio 2021 con un saldo migratorio positivo de sobra de 3.500 personas, más allá de que las emigraciones aumentaron con en comparación con año previo en mayor medida que las inmigraciones. En preciso, las llegadas a la red social nacieron el 11,9% y las salidas el 16,7%, según los datos hechos públicos este miércoles por el Instituto Vasco de Estadística, Eustat.

En preciso, durante 2021, se generaron 39.427 inmigraciones en frente de las 35.221 que tuvieron sitio en 2020. Por su parte, el número de emigraciones pasó de las 30.709 en el año 2020 a 35.839 en 2021. De este modo, el saldo migratorio del pasado ejercicio se ubica en 3.588 personas.

El informe del Eustat enseña que este incremento de las emigraciones tuvo como resultado que el saldo migratorio sea inferior al del año previo en 924 personas, pese al incremento de las inmigraciones.

El saldo migratorio registró 2 periodos distinguidos durante 2021 puesto que de enero a junio fue negativo en 2.496 personas, al paso que en la segunda mitad del año pasó a ser positivo en 6.084 personas.

Por territorios, Bizkaia, que ganó 1.465 personas, muestra el saldo migratorio mucho más alto en cantidades absolutas. Álava tuvo un saldo positivo de 1.179 personas y Gipuzkoa de 944.

En términos porcentuales, no obstante, solo Álava proporciona un aumento con en comparación con año previo, con un incremento del 85,7%. En Bizkaia desciende un 12,1% y en Gipuzkoa el descenso es del 57,3%.

En las capitales, tanto en San Sebastián como en Vitoria-Gasteiz los saldos migratorios son positivos, con aumentos de 665 y 852 personas, respectivamente. Bilbao, por su lado, perdió 35 personas.

En relación a los movimientos entre Euskadi y el resto de comunidades autónomas, a lo largo del año 2021 se contabilizó un saldo negativo de 573 personas, si bien menor que el año previo (en el que el saldo fue de -733 personas). El saldo con los países extranjeros es positivo, en 4.161 personas, pero menor que el final en 2020, en el momento en que fue de 5.245 personas.

El Eustat señala que la movilidad geográfica externa o extracomunitaria afectó a lo largo de 2021 a 34,3 de cada 1.000 pobladores de la red social autónoma, algo mucho más de 4 puntos mayor a la del año previo, pero 6 puntos inferior a la del grupo de comunidades autónomas, donde se movieron en promedio 40,4 de cada 1.000 pobladores. Por territorios, Álava llegó al 39,3, Bizkaia se situó en el 33,4 y Gipuzkoa en el 33,5.

Teniendo presente los movimientos migratorios con las diferentes comunidades autónomas, con 6 de ellas Euskadi sostuvo un saldo migratorio positivo, al paso que con las otras 11 el saldo resulta negativo.

Las comunidades autónomas que formaron polo de atracción para la Euskadi fueron Castilla y León, Madrid, Cantabria y Cataluña. Entre las 4 han recibido el 50% de la gente que dejaron el País Vaco con destino a otras.

Las mismas comunidades autónomas fueron las que mucho más inmigrantes aportaron. Madrid, Castilla y León, Cantabria y Cataluña concentran el 49% del total de inmigrantes procedentes del resto del Estado.

Andalucía es la red social autónoma que contribuye el saldo positivo mucho más alto, con 281 personas, y Cantabria, con -348, el mucho más negativo.

La edad media de la gente emigrantes, 37,7 años, fue mayor a la de la gente inmigrantes, 34,1 años. En preciso, la gente de 20 a 39 años de edad hicieron el 48% de las inmigraciones y el 46% de las emigraciones.

Los hombres representan un 53% de los inmigrantes y las mujeres un 47% y, de manera afín, hay un 54% de emigrantes hombres en frente de un 46% de mujeres.

Las inmigraciones de personas de nacionalidad extranjera en 2021 fueron 22.721 y, de ellos, 6.408 vinieron desde otras comunidades autónomas, primordialmente desde Madrid, Cataluña y Andalucía. Otros 16.363 procedían de forma directa del extranjero.

Las emigraciones de personas de nacionalidad extranjera ascendieron a 16.167, lo que supuso el 45% del total, con un 72% con destino a algún país extranjero. De este modo, el saldo de personas extranjeras fue positivo en 6.604.

Por otro lado, el informe recopila que el diez,5% de la población vasca efectuó algún cambio de vivienda a lo largo de 2021. En el 67% de las oportunidades, la movilidad es interna en nuestra red social autónoma.

En total, se han contabilizado 229.926 cambios de vivienda frecuente Euskadi y, de ellos, 99.981 se hicieron en el mismo ayuntamiento. La movilidad intracomunitaria (la que tiene como origen y destino los diferentes ayuntamientos de Euskadi) ascendió a 54.679 movimientos.

Asimismo, se asentaron 39.427 inmigraciones ajenas o extracomunitarias (aquellas que tienen su origen fuera de la red social y cuyo destino es Euskadi), de las que 19.615 procedieron del extranjero. Esto piensa un aumento del 15,8% en relación a las cantidades de 2020.

Por último, se generaron 35.839 emigraciones ajenas o extracomunitarias (variantes residenciales producidas en un concejo de País Vasco y con destino fuera de la red social). El 43% de ellas (15.454) tuvieron por destino el extranjero.

Más información

Euskadi cierra 2021 con un saldo migratorio positivo de 3.500 personas, pero incrementan mucho más las salidas que las llegadas