Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Euskadi exige un plan de contingencia para la acogida de menores migrantes con corresponsabilidad.

Euskadi exige un plan de contingencia para la acogida de menores migrantes con corresponsabilidad.

La consejera vasca de Bienestar, Nerea Melgosa, ha destacado la importancia de evitar vulneraciones de derechos humanos como prioridad en el fenómeno migratorio, incluyendo las llegadas de menores de edad sin acompañamiento familiar.

VITORIA, 10 Jul.

Melgosa ha subrayado que el Gobierno Vasco considera que el flujo migratorio no es algo temporal, sino una realidad estructural que requiere un plan de contingencia y una actitud corresponsable por parte de todas las partes involucradas en la acogida de estas personas.

Previo a su participación en la Conferencia Sectorial de Infancia y Adolescencia en Santa Cruz de Tenerife, la consejera ha reiterado la postura del Ejecutivo vasco respecto a la acogida de menores migrantes sin respaldo familiar.

Euskadi aboga por implementar un plan de contingencia que permita hacer frente a la crisis humanitaria actual, con una planificación detallada, indicadores de evaluación, y un enfoque basado en los derechos humanos y la dignidad de las personas menores de edad.

Además, el Gobierno Vasco y las tres diputaciones forales han expresado una postura común ante la reunión con el Gobierno central y el resto de autonomías, enviando un comunicado conjunto al respecto.

Las instituciones vascas insisten en la corresponsabilidad en la gestión del fenómeno migratorio, incluyendo al Gobierno de España como el responsable único en la gestión de estas crisis humanitarias.

La falta de coordinación y planificación en este tema es un problema, según Melgosa, quien aboga por una respuesta más adecuada y adaptada a las necesidades de las personas migrantes menores de edad.

La consejera ha resaltado la importancia de acoger a estas personas desde el respeto a sus derechos humanos y su dignidad, y ha participado en la reunión por vía telemática junto a otros representantes del Gobierno Vasco y las diputaciones forales.

En resumen, el enfoque del Gobierno Vasco es claro: es necesario abordar el fenómeno migratorio con un plan estructural, que garantice la protección y el respeto de los derechos humanos de las personas menores de edad que llegan a Euskadi en busca de un futuro mejor.