• domingo 25 de septiembre del 2022

Euskadi ha detectado un total de 85 casos de viruela del mono, 66 mucho más que hace un mes

img

El Departamento de Salud ha creado en su página web un apartado con información y también advertencias a tener en consideración en el caso de infección

BILBAO, 28 Jul.

Euskadi ha reconocido en conjunto 85 casos de infección por viruela del mono, famosa asimismo como "monkeypox", lo que piensa 66 mucho más que en la última actualización llevada a cabo pública por el Departamento de Salud el pasado 29 de junio.

Se trata de 83 hombres y 2 mujeres, 59 de Bizkaia, 19 de Gipuzkoa y 7 de Álava, y todos ellos han cursado un cuadro suave de síntomas, con indicación de aislamiento domiciliario y con el rastreo ambulatorio por la parte de Osakidetza, según informó el Departamento de Salud.

Los primeros casos detectados estaban relacionados con brotes localizados fuera de Euskadi, si bien, como ahora ocurrió en precedentes oportunidades, los nuevos casos comprobados no tienen vínculo epidemiológico con otros casos exteriores. Se trata de contactos de casos precedentes o casos recientes determinados estas últimas semanas.

La viruela del mono es una patología poquísimo recurrente, que normalmente se muestra con fiebre, mialgias, adenopatías (inflamación en los ganglios), y erupción en manos y cara, afín a la varicela.

Desde que se generara la alarma, Euskadi ha continuado haciendo un trabajo en coordinación con el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) para el estudio de otros probables casos sospechosos en el caso de haberlos.

El Departamento de Salud, con la meta de contribuir a la prevención de esta infección, ha creado en la página web un apartado explicativo con información pedagógica y también advertencias a proseguir por contactos o personas inficionadas por la patología.

Asimismo, en tal apartado asimismo se creó una infografía donde se enseña que es Monkeypox, de qué manera se trasmite entre personas, advertencias en el caso de haberse contagiado o de ser contacto ajustado de un individuo contagiada, tal como los síntomas que hay que controlar en el caso de que se desarrolle la patología y qué llevar a cabo o de qué forma accionar.