• sábado 24 de septiembre del 2022

Excavaciones arqueológicas de UPV/EHU en Berbeia brotan la presencia del primer castillo tardoantiguo del País Vasco

img

El castillo de Berbeia está ubicado a 849 metros de altitud y localizado en Valdegobía, entre las localidades alavesas de Barrio y Bachicabo

VITORIA, 25 Ago.

El Grupo de Investigación en Patrimonio y Paisajes Culturales de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) ha concluido la segunda campaña de excavaciones arqueológicas en Berbeia y los nuevos descubrimientos han aflorado la presencia del primer castillo tardoantiguo del País Vasco.

En un aviso la UPV/EHU informó de que el castillo de Berbeia está ubicado a 849 metros de altitud y localizado en Valdegobía, entre las localidades alavesas de Barrio y Bachicabo.

A diferencia de otras fortificaciones medievales del País Vasco, ese sitio se identifica por carecer de creaciones monumentales o enormes sistemas protectores. Sin embargo, tenía que ver con uno de los más importantes centros de poder de la Alta Edad Media.

"Berbeia nos deja comprender las especificaciones y las funcionalidades de los primeros castillos medievales del País Vasco", aseguró Juan Antonio Quirós Castillo, catedrático del Departamento de Geografía, Prehistoria y Arqueología de la UPV/EHU y directivo del Grupo de Investigación en Patrimonio y Paisajes Culturales (GIPyPAC).

La vida de un castillo en esa región está documentada únicamente en el siglo XII, pero ciertos documentos precedentes detallan que el ubicación era un considerable referente espacial y popular para los pobladores de Valdegobía y el Condado altomedieval de Lantarón.

En torno por año mil, Berbeia era un espacio en el que se administraba la justicia y se resolvían enfrentamientos entre diferentes contricantes. Asimismo, era un punto fuerte de carácter militar desde el que se controlaba un extenso territorio que consigue el curso del río Ebro y el valle del Omecillo.

También era un espacio de vivienda, de manera intermitente, de las élites que regían ese condado por medio de una red de relaciones que se establecían con el obispado de Valpuesta y otros sitios centrales en Valdegobía.

Además, ese castillo tenía otros centros secundarios, como es la situacion de la fortificación hallada en la próxima Peña los Castros. "El descubrimiento de trompas cerámicas en los dos sitios nos comunica que se recurría a anuncios sonoros para trasmitir novedades entre ámbas fortificaciones", explicó el estudioso.

La segunda campaña de excavaciones arqueológicas efectuada en Berbeia permitió recobrar un cierto número de materiales arqueológicos que detallan que el castillo se encontraba en empleo ahora desde la Alta Edad Media, siendo entre los pocos ejemplos populares hasta hoy en el País Vasco.

Además, el descubrimiento de un extraño ejemplar de broche de cinturón de placa recia en bronce, decorada con fundamentos incisos, deja situar la primera ocupación medieval en los siglos VI y VII.

"Los pocos ejemplares populares proceden de necrópolis como Aldaieta, Escota o Buzaga. Este descubrimiento nos deja meditar que los pobladores del castillo usaban cotidianamente elementos de alto valor recurriendo a una desarrollada estrategia de distinción", explicó Quirós.

Otros descubrimientos, hoy día en estudio, dejarán entender mejor el modo de vida de las élites habitantes en la fortificación y las diferentes maneras de ocupación. Bajo la ocupación medieval se han hallado los restos de un castro de la Edad del Hierro, que revela la relevancia estratégica del sitio en todo el tiempo.

"Sabiendo todas y cada una esas aclaraciones, cada vez consigue mucho más fuerza la hipótesis que identifica el sistema de fortificaciones Berbeia con el Castillo de Lantarón", ha concluido el catedrático de la UPV/EHU.