Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Exigen incentivos achatarramiento para adquirir autos de combustión en el País Vasco

Exigen incentivos achatarramiento para adquirir autos de combustión en el País Vasco

Los concesionarios vascos han celebrado la prórroga del plan Moves III, destinado a fomentar la venta de vehículos eléctricos e híbridos enchufables. Consideran que esta medida es necesaria para impulsar la adquisición de este tipo de vehículos. Sin embargo, también han solicitado al Gobierno Vasco la implementación de subvenciones para la compra de vehículos nuevos de combustión, siempre y cuando se achatarré el automóvil antiguo.

Jon Lekue, presidente de la Asociación de concesionarios de Bizkaia y representante de la patronal Faconauto, ha expresado su satisfacción por la prórroga del Plan Moves y ha insistido en la importancia de implementar un plan de achatarramiento a nivel del Gobierno Vasco. Según ha argumentado, los vehículos modernos, incluso los de combustión, son más eficientes, emiten menores cantidades de gases contaminantes y ofrecen mayor seguridad en comparación con los vehículos antiguos. Por lo tanto, considera necesario incentivar la renovación del parque automovilístico y limitar las emisiones.

Lekue ha alertado sobre la edad media del parque automovilístico en el País Vasco, que es de aproximadamente 14 años, cinco años más que hace una década y por encima de la media europea, que se sitúa en 9 años. Argumenta que los vehículos nuevos, incluso si son diésel, son más eficientes y emiten menos gases contaminantes que los vehículos con mayor antigüedad. Por lo tanto, considera que las ayudas a la compra de todo tipo de vehículos nuevos contribuirían a reducir la antigüedad del parque y, por ende, las emisiones contaminantes.

El presidente de la Asociación de concesionarios de Bizkaia también ha resaltado la importancia de que las ayudas del plan Moves III sean directas, es decir, que se apliquen descuentos al momento de la compra. Esto evitaría que los clientes tengan que adelantar una cantidad de dinero y facilitaría la adquisición de los vehículos eléctricos.

En cuanto a las ayudas contempladas en el plan Moves III, los particulares y autónomos pueden recibir hasta 4.500 euros por la compra de un vehículo eléctrico, cantidad que se incrementa a 7.000 euros si se achatarra un vehículo antiguo. El tiempo de gestión en Euskadi es de aproximadamente un mes desde la solicitud hasta la resolución. Además, el plan Moves III establece un incremento adicional del 10% en los municipios de menos de 5.000 habitantes o para personas con movilidad reducida.

Los concesionarios han trasladado la realidad de sus clientes a la administración, señalando que muchos de ellos no pueden afrontar el pago de un vehículo eléctrico por su precio más elevado en comparación con los vehículos de combustión. Además, la demora en el cobro de las subvenciones hace que algunos clientes desistan de la compra. Por lo tanto, consideran que es más efectivo que los descuentos se apliquen en el momento de la compra, en lugar de ser posteriores.

Actualmente, las tecnologías más vendidas en Euskadi son los vehículos híbridos y los motores 100% de gasolina, mientras que las ventas de vehículos eléctricos representan menos del 10% del total. En el mes de noviembre, de las 2.255 matriculaciones de turismos en Euskadi, solo 172 fueron vehículos eléctricos puros. Por lo tanto, se considera importante ampliar las ayudas a todas las tecnologías.