• jueves 2 de febrero del 2023

Expertos alertan de que el VIH "no ha desaparecido" y que hay gente novedosa que se inficiona por prácticas de peligro

img

El XX Congreso Nacional sobre el Sida y también ITS resalta la relevancia del empleo del preservativo y del diagnóstico precoz para frenar la patología

BILBAO, 4 Oct.

Expertos competidores en el XX Congreso Nacional sobre el Sida y también Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), que se festejará esta semana en Bilbao, ordenado por la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (SEISIDA) han alertado de que el VIH "no ha desaparecido" y que hay gente novedosa que se inficiona por prácticas de peligro. Asimismo, han señalado la relevancia del empleo del preservativo y del diagnóstico precoz para frenar la patología.

El congreso fué anunciado esta mañana en rueda de prensa por la presidenta de SEISIDA, Concepción Amador; Marta Pastor, gerente de Bizkaisida y integrante de la Fundación SEISIDA; Miguel Ángel Von Wichmann, doctor en el Hospital de Donostia y integrante de SEISIDA; Julia del Amo, directiva de la División VIH, ITS, Hepatitis Virales y TB del Ministerio de Sanidad; Antonio Arraiza, responsable del Plan del Sida y también Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) del Gobierno Vasco; y Marco Imbert Escobar, presidente de Euskalsida.

Según han señalado, la promesa de vida de la gente con VIH es equiparable a la del resto de la población. La edad media de los inficionados se ubica sobre los 50 años, con lo que se tienen que combatir a un envejecimiento en el que tienen que convivir con la enfermad, lo que piensa un reto para los sistemas sanitarios de todo el planeta. De ahí el lema del congreso de SEISIDA, 'Cronicidad con Calidad de Vida: C C'.

Los últimos datos publicados sobre la epidemia de VIH y vih en España reflejan que desde su comienzo y hasta el 30 de junio de 2021 se han notificado un total de 88.684 casos de vih, la mayor parte hombres, y mucho más de 150.000 personas fueron inficionadas por el VIH.

"La infección por VIH se convirtió en varios puntos, y para la mayor parte de la gente que viven con VIH, en una patología crónica y el sistema sanitario debe amoldarse a unas pretensiones distintas", ha asegurado Miguel Ángel Von Wichmann, co-presidente del Congreso y especialista en patologías infecciosas del Hospital Universitario Donostia.

Por eso, ha añadido, "es precisa una mayor coordinación y participación de la Atención Primaria, tanto personal médico como de enfermería, pero asimismo de los expertos de Salud Mental, servicios sociales y organizaciones ciudadanas para trabajar en la cronicidad con calidad". Desgraciadamente tenemos unos sistemas sanitarios sobresaturados, en especial en Atención Primaria", ha lamentado.

Por su parte, el responsable del Plan del Sida y también Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) del Gobierno Vasco ha detallado que la gente que viven con VIH en Euskadi tienen una "media de edad de sobra de 50 años" y varios muestran comorbilidades y pluripatologías que es requisito "emprender de una forma integral y también dentro entre escenarios asistenciales para lograr ajustar la asistencia en función de sus pretensiones y con un importancia mayor de la Atención Primaria".

Según ha apuntado, en 2020 en Euskadi hubo 119 nuevos diagnósticos, la mayor parte en hombres, si bien "lo mucho más alarmante prosiguen siendo los diagnósticos tardíos, mucho más del 50%". La sexual todavía es la primordial vía de transmisión y la edad media de los recientes contagiados está cerca de los 30 años.

Anualmente se diagnostican en Euskadi unos 150 nuevos casos, cantidades que han bajado al ambiente de los cien casos en los 2 últimos años de pandemia, pero Arraiza ha alertado de que este año se volverá a las cantidades prepandemia. "Aguardamos no llegar, pero se aproximará", dijo, para insistir en la necesidad del empleo del preservativo y del diagnóstico precoz, puesto que "lo antes posible se les diagnostique a esa persona, va a tener un mejor régimen y va a haber menos opciones de que lo transmita a otras".

Arraiza ha señalado que Euskadi se encuentra dentro de las escasas comunidades autónomas que mantuvo activa una unidad servible dedicada de forma exclusiva al VIH, "con un plan concreto de prevención y acción y un grupo de líneas de trabajo para impedir y supervisar el VIH y las infecciones de transmisión sexual".

Para Marco Imbert, presidente de Euskalsida, estos datos prueban que todavía es esencial poner el foco en la gente y en la prevención. Pero en un sentido considerablemente más extenso, "asimismo teniendo presente la calidad de vida de la gente antes y tras una infección por VIH".

Imbert aseguró que la cronicidad es el nuevo ámbito de la gente que "vivimos con VIH" con lo que hay que trabajar "por una cronicidad con una calidad de vida", donde se protega "el aspecto sensible y psicológico de todas y cada una la gente".

Respecto a una viable mayor mortalidad por Covid entre la población con VIH, los ponentes ha descartado este radical y apuntaron que la gente con VIH van a vivir el desarrollo clínico del Covid igual que otra persona sin VIH. En este punto, Imbert ha precisado que siendo persona portadora del VIH se contagió de Covid y fue asintomático.

Para la presidenta de Bizkaisida, en el momento en que un individuo asiste al profesional de salud a que "le asistan, a recibir régimen, cura y acompañamiento" está en un estado de "mayor puerta de inseguridad", con lo que ha advertido que, día de el día de hoy, prosiguen estando ocasiones de estigmatización en el ámbito sanitario.

Los adelantos en el régimen dejan el control del virus y afirman una excelente calidad de vida, en tanto que un individuo con "virus indetectable no puede trasmitir el VIH", aseguró Marco Imbert.

Para Concha Amador, presidenta de SEISIDA, es "fundamental rememorar el término de indetectable=intransmisible; o sea, que la gente con VIH en régimen con carga viral indetectable no tienen la posibilidad de trasmitir la infección a otra gente".

No obstante, ha subrayado que para la reducción de la transmisión es necesario una combinación de componentes: régimen universal de todas y cada una la gente con VIH, hacer un diagnostico precozmente y tratar inmediatamente.

Por su lado, Julia del Amo, directiva de la División VIH, ITS, Hepatitis Virales y TB del Ministerio de Sanidad, ha manifestado que el Gobierno comparte el deber de la red social en todo el mundo de "terminar a la epidemia de vih como amenaza para la salud pública para 2030. Para ello, trabaja en hallar los objetivos de ONUSIDA 95-95-95 (95% de la gente con VIH diagnosticadas, de las que el 95% estén en régimen y por lo menos el 95% con carga viral indetectable) y del cuarto 95 a fin de que la gente tengan una excelente calidad de vida y cero discriminación".

Estos desafíos, ha añadido, "se reflejan en el nuevo Plan de Prevención y Control de la Infección por el VIH y las ITS 2021-2030 en España, en el que se establecen 4 objetivos estratégicos basados en la prevención, el diagnóstico precoz, el comienzo temprano de los antirretrovirales y el manejo de la cronicidad, y la optimización de la calidad de vida de la gente perjudicadas".

Más información

Expertos alertan de que el VIH "no ha desaparecido" y que hay gente novedosa que se inficiona por prácticas de peligro