• jueves 9 de febrero del 2023

Galán traslada a Urkullu el deber de Iberdrola con Euskadi, donde produjo un encontronazo de 2.700 millones, un 30% mucho más

img

Resalta que Iberdrola es "entre los motores de la economía vasca" y piensa que la electrificación es "una enorme ocasión" para Euskadi

VITORIA, 19 Dic.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha movido al Lehendakari, Iñigo Urkullu, con quien mantuvo este lunes una asamblea, el deber de la compañía con Euskadi, donde generó en 2022 un encontronazo social y económico de sobra de 2.700 millones por su actividad, un 30% superior al del año pasado.

En un aviso, Iberdrola ha señalado que en el acercamiento, festejado en Lehendakaritza, en Vitoria, el Lehendakari y Galán han reafirmado la vocación de la energética de "contribuir al avance económico y al empleo en Euskadi".

Según ha subrayado el presidente de la compañía, de este modo lo acreditan "las cantidades que unen a Iberdrola con esta tierra". En preciso, ha señalado que la actividad de la energética en Euskadi produjo en 2022 un encontronazo social y económico de sobra de 2.700 millones de euros por su actividad en la red social autónoma, un 30% superior al del año pasado.

En este sentido, Iberdrola ha precisado que solo a lo largo de este año 2022 efectuó compras y contrataciones de servicios a 600 distribuidores vascos por un valor aproximado de 1.700 millones de euros y también inversiones de 200 millones.

Por otro lado, el encontronazo fiscal de la actividad económica que la compañía ha realizado en el País Vasco el año pasado superó los 400 millones y las inversiones han alcanzado la cifra de 200 millones. Iberdrola contribuye mucho más del 2% del total del PIB vasco.

En el acercamiento, Ignacio Galán ha movido a Iñigo Urkullu el Plan Estratégico de la compañía vasca, anunciado en Londres el mes pasado de noviembre, que va a suponer unas inversiones de 47.000 millones de euros a lo largo del intérvalo de tiempo 2023-2025 para impulsar la transición energética, el empleo y las emisiones netas nulas.

En este sentido, el presidente de Iberdrola ha comunicado a Urkullu que, merced a este plan, la contribución económica de Iberdrola a Euskadi alcanzará los diez.000 millones de euros entre 2022 y 2025, eminentemente en inversiones, compras, sueldos y también capital fiscales con un aumento del 15% en oposición al cuatrienio previo. De esta forma, según indicó la compañía, Iberdrola "fortalece su papel como uno de los más importantes motores de actividad y de la economía del País Vasco".

"La actividad de Iberdrola en 2022 y nuestros proyectos a 2025 prueban que la electrificación es una enorme ocasión para continuar realizando del País Vasco un líder de avance industrial, apertura al exterior, innovación y empleo de calidad", ha añadido.

El presidente de Iberdrola ha reafirmado su deber con el tejido industrial y la sociedad de Euskadi, y ha señalado que su desarrollo global es" motor de internacionalización para cientos y cientos de compañías vascas, que llevan años probando su aptitud de proveer bienes y prestaciones confrontados y de máxima calidad en el mundo entero".

Más información

Galán traslada a Urkullu el deber de Iberdrola con Euskadi, donde produjo un encontronazo de 2.700 millones, un 30% mucho más