• viernes 07 de octubre del 2022

Garzón resalta que con la liberación de Ortega Lara "se ganó por vez primera en un secuestro la partida" a ETA

img

Asegura que este secuestro y el de Miguel Ángel Blanco concluyeron "un antes y un después" en la pelea contra el terrorismo

BILBAO, 1 Jul.

El exjuez Baltasar Garzón ha señalado que la liberación de José Antonio Ortega Lara, que ha calificado como "entre los días expertos mucho más esenciales" de su historia, supuso "la primera oportunidad que se le ganaba en un secuestro la partida" a ETA y, por consiguiente, "un éxito del estado de derecho". Asimismo, ha señalado que este secuestro y el de Miguel Ángel Blanco concluyeron "un antes y un después" en la pelea contra el terrorismo.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, obtenida por Europa Press, explicó que recuerda "tal y como si fuera el día de hoy" aquel 1 de julio de hace 25 años en el que fue liberado el funcionario de cárceles José Antonio Ortega Lara, tras 532 días secuestrado por ETA, una día de "múltiples tensiones" donde reguló la operación como juez de guarda en ese instante.

Garzón aseguró que es "probablemente entre los días expertos mucho más esenciales" de su historia en el que, "en el final, salvamos una vida".

No obstante, según indicó, la operación se desarrolló con "la tensión" de que, "si no se tenía éxito estábamos y particularmente yo, que fui quien ordenó la entrada y registro y las detenciones, habíamos culpado a muerte a un individuo" pues no iba a poder ser liberado "si no habíamos acertado" y asimismo "muy probablemente terminarían con su historia si habíamos acertado y los detenidos no afirmaban quién se encontraba allí".

De este modo, ha contado que fue un instante de "mucha tensión" y "con escasez de datos" por el hecho de que "una cosa es la convicción que tenía la Guardia Civil y otra cosa los datos objetivos", que, según ha apuntado, el magistrado titular no había "considerado suficientes". Por su parte, ha manifestado, "vi que había que jugársela y proseguir adelante".

Garzón ha señalado que "era la primera oportunidad que se le ganaba en un secuestro la partida" a ETA, que "no se pagaba un salve y no se cumplía ninguna de las condiciones por quien fuera". Por tanto, ha añadido, "era un éxito del estado de derecho", lo que causó "un estallido de conmuevas y de seguridad" que iba a "ser respondido" por la organización terrorista "de la única forma que sabía llevarlo a cabo", con el rapto y asesinato del edil del PP Miguel Ángel Blanco días después.

A su comprender, el "sacrificio" de Blanco y el rapto de Ortega Lara fueron hechos que concluyeron "un antes y un después" en la pelea contra el terrorismo de España. Según ha valorado, se causó "un punto de cambio" en el que la sociedad y la clase política se percataron de "lo que nos enfrentábamos y nos unimos". "Y desde ese instante empezó el ocaso final" de la banda, ha señalado.

Más información

Garzón resalta que con la liberación de Ortega Lara "se ganó por vez primera en un secuestro la partida" a ETA