• sábado 4 de febrero del 2023

Gobierno vasco asegura que 40 años de retardo en el AVE prueban que no se da relevancia a la inversión en Euskadi

img

Azpiazu piensa que la estimación del Cupo a abonar por Euskadi en 2023 "no es altísima" y coincide con la efectuada por el Ejecutivo autónomo

BILBAO, 7 Oct.

El asesor de Economía y Hacienda del Gobierno Vasco, Pedro Azpiazu, ha asegurado que 40 años de retardo en el AVE prueban que "no se dió relevancia a la inversión en Euskadi", una situación que ha calificado de "estructural". Además, aseguró que la estimación del Cupo a abonar por Euskadi en 2023 efectuada por el Gobierno central "no es altísima" y coincide con la efectuada por el Ejecutivo autónomo.

De forma anterior a la apertura de la día "Tomando el pulso al mercado de trabajo" que se festeja este viernes en Bilbao bajo la organización del Instituto EY-Sagardoy Talento y también Innovación, el asesor vasco se ha referido a las inversiones dentro en las Cuentas desarrolladas para 2023 por el Gobierno central --559 millones de euros, 47 mucho más que en el presente ejercicio-- para asegurar que estas "siempre y en todo momento fueron bajísimas".

"Siempre y en todo momento estuvieron bajo el índice de población, evidentemente, del de renta, estuvieron en ocasiones en torno al 0,80%, al 1%, fueron bajísimas", explicó. A su juicio, es "un defecto estructural" que siempre y en todo momento se ha criticado desde el PNV en el Congreso.

Pedro Azpiazu ha añadido que en 1993 han comenzado los trabajos del AVE con el tramo Sevilla-Madrid, y 30 años después "todavía nos encontramos aquí en proyectos". "Probablemente, diez años después, que con 40 años de retardo se ponga un AVE en marcha, quiere decir que no se dió la adecuada relevancia a las inversiones en Euskadi", ha manifestado.

Por otra sección, ha asegurado que la estimación del Cupo que Euskadi va a deber abonar el año próximo al Estado efectuada por el Gobierno Vasco es afín a la del Ejecutivo central, unos 1.680 millones prácticamente un 20% mucho más. "No es una subida altísima, de entrada", indicó.

El asesor de Economía y Hacienda ha añadido que si se equipara con el Presupuesto inicial de 2022, "va a haber una situación, que es la liquidación de ese año que, en base al desarrollo de los tributos concertados, va a subir parcialmente bastante".

"Partiendo de la previsible liquidación del año 22, si aplicamos la estimación de desarrollo del 23 de los tributos concertados, aproximadamente da esa cantidad", explicó.

Además, ha añadido que "hay una secuencia de cálculos que hay que llevar a cabo para entender en el final cuál es el Cupo líquido". "Se ha aplicado, evidentente, la ley que está en vigor, que es la que cerramos con el ministro Montoro ese día, nos encontramos en prórroga de esa ley y marcha con toda normalidad", dijo.

Pedro Azpiazu ha añadido que el Cupo que se pague el próximo año desde Euskadi va a depender de "de qué forma vaya la recaudación del Estado". "Vamos a hacer en frente de las responsabilidades que debamos realizar. hay que respetar la ley, la ley, la pactamos nosotros, nos encontramos en prórroga, está en vigor y adelante", ha concluido.

Más información

Gobierno vasco asegura que 40 años de retardo en el AVE prueban que no se da relevancia a la inversión en Euskadi