• sábado 24 de septiembre del 2022

Gobierno Vasco incrementa las ayudas de urgencia popular en 3,5 millones mucho más para enfrentar la inestabilidad energética

img

En total, la cuantía general que el Ejecutivo destinará en 2022 a las AES ascenderá a 45.000.000 euros

VITORIA, 29 Ago.

El Gobierno Vasco ha incrementado en 3,5 millones el presupuesto en un inicio sosprechado para las ayudas de urgencia popular (AES) a fin de que las familias y personas mucho más atacables afronten la inestabilidad energética de este otoño en invierno. También ha ampliado el límite para la concesión de estas ayudas en término de costos de energía, de 900 euros hasta 1.500. En total, la cuantía general que en 2022 se destinará a las AES sube a 45.000.000 euros.

Según informó el Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, el Ejecutivo ha concedido asimismo a Cruz Roja una subvención que consigue el millón de euros para pelear además contra la pobreza energética.

Además de esto, el Gobierno Vasco, que es el responsable de administrar el Bono Social de electricidad respaldado por el Gobierno de España, cuenta en la situacion de Euskadi con un fondo para 2022 de 4.304.698 euros.

Así, sigue la nota, frente a la visión de un otoño-invierno "caracterizado por la inestabilidad energética, el Gobierno Vasco ha recordado que tiene múltiples líneas de ayudas orientadas a mitigar el encontronazo que esta situación pudiese tener en las economías familiares de la red social autónoma.

En primer sitio, con el objetivo de llevar a cabo en frente de la pobreza energética, el Ejecutivo ha concedido a Cruz Roja una subvención que consigue el millón de euros.

En virtud de lo aprobado en el Consejo de Gobierno festejado el pasado 26 de julio, este organismo popular va a recibir una subvención directa de 200.000 euros para aumentar la financiación del emprendimiento "Pobreza energética: atención urgente a pretensiones básicas".

Incluida en el Fondo Isuri de salve en frente de las secuelas derivadas de la invasión rusa de Ucrania, esta partida se aúna a los 800.000 euros de subvención nominativa que fueron antes concedidos a Cruz Roja, con lo que la entidad de carácter popular va a contar en 2022 con un millón de euros para mitigar las pretensiones mucho más repentinas de familias en situación de puerta de inseguridad o bajo riesgo de exclusión popular.

Esta subvención directa va a ser gestionada por la Dirección de Servicios Sociales del Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, que gestionará los pagos, va a llevar un rastreo continuado y puntual de las ocupaciones a desarrollar y inspeccionará los objetivos para los que fué concedida exactamente la misma.

Gracias a las secuelas económicas y sociales derivadas de la invasión rusa de Ucrania, asimismo se ha acordado un aumento de 3.500.000 euros en el presupuesto general de las AES sosprechado para 2022. Procedente del mencionado Fondo Isuri, esta dotación eleva la cantidad total destinada a las Ayudas de Emergencia Social hasta los 40.500.000 euros.

Sin embargo, cabe apuntar asimismo que, en todos y cada ejercicio, se permite una partida de 4,5 millones que se distribuye únicamente entre los ayuntamientos que aportan elementos propios para enfrentar los costos de las AES en el momento en que verifican que no es bastante con la cantidad que les otorga el Gobierno Vasco.

Teniendo esto presente, la cuantía general que en 2022 se destinará a las AES sube a 45.000.000 euros.

En exactamente el mismo Consejo de Gobierno, y al objeto de lograr realizar en frente de los aumentos en los costos de electricidad y gas de las familias atacables perceptoras de AES, asimismo se amplió el límite para la concesión de estas ayudas en término de costos de energía, pasando de los 900 euros precedentes a los 1500 euros recientes.

La administración y distribución de las AES, que se ajusta a la Dirección de Servicios Sociales del Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, proseguirá atendiendo a los criterios establecidos en el producto 4 de la Orden de 23 de febrero de 2022.

Por último, el Gobierno Vasco es el responsable de administrar el Bono Social de electricidad respaldado por el Gobierno de España, que, en el caso de la Comunidad Autónoma Vasca, cuenta para 2022 con un fondo de 4.304.698 euros.

Este Bono, desarrollado y recogido en el producto 5 del Real Decreto-ley 15/2018, de 5 de octubre, está designado a compensar los costos que la utilización de la calefacción y el agua ardiente o cocina causa a los usuarios mucho más atacables.