Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Gobierno Vasco insta a Albares a atender demandas reiteradas sobre euskera

Gobierno Vasco insta a Albares a atender demandas reiteradas sobre euskera

VITORIA, 19 Sep. - El portavoz del Gobierno Vasco y consejero de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, ha rechazado este martes "entrar en un debate entre lenguas", tras la decisión del Gobierno central de priorizar el catalán en la Unión Europea, y ha recordado al ministro de Exteriores, José Manuel Albares, que las instituciones vascas han planteado "muchas peticiones durante los últimos años" para conseguir el reconocimiento del euskera ante las instituciones europeas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Zupiria ha sido preguntado sobre la reunión del Consejo de Asuntos Generales de la Unión Europea en la que se ha analizado la petición española para dar oficialidad al euskera, catalán y gallego.

Para Zupiria, que esta comisión haya "abierto la puerta al debate y a la discusión sobre la ampliación de las lenguas oficiales que se puedan utilizar en la Unión Europea, en sí mismo es un avance".

Asimismo, ha precisado que este martes no se ha adoptado ninguna decisión y "se ha iniciado un debate, una reflexión", que espera "llegue a buen término y se tenga la posibilidad de ver al euskera como una lengua oficial en la UE".

Respecto a las declaraciones del ministro de Exteriores, José Manuel Albares, anunciando que primero se impulsará el catalán, el consejero ha contestado que, "si la razón por la que se le podría dar prioridad al catalán es la mayor insistencia por parte de los representantes políticos catalanes respecto a su lengua", ha recordado que las instituciones vascas han planteado "muchas peticiones durante todos estos años respecto al reconocimiento del euskera".

En este sentido, ha detallado que la primera que le consta es del 18 de mayo de 2004 en una declaración acerca del reconocimiento del euskera a nivel europeo; otra del 14 de junio de 2005 en el mismo sentido; y una tercera valoración de septiembre de 2005 en la que se valora el informe que en ese momento emitió el Consejo de Europa sobre el cumplimiento de la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias.

También ha destacado que hay una declaración posterior, de abril de 2013, en el que se insiste en la petición de reconocimiento de la euskera ante las instituciones europeas. "Más recientemente, en el año 2018, el Consejo de Gobierno aprobó un documento en el que se recogían las reflexiones que habíamos realizado ante el futuro de la Unión Europea y ahí se volvía a insistir en esta cuestión, así como en el último documento que el lehendakari envió a la Comisión Europea el año pasado, donde se recogían las reflexiones que él había realizado en torno al futuro de la Unión", ha señalado.

No obstante, cree que "no se trata de entrar en un debate entre lenguas" porque "Europa será plurilingüe o no será", y cree que "la puerta que hoy se ha abierto es un camino que se debe transitar para ver reconocidas, además de las lenguas estatales, a otras lenguas que existen en Europa, algunas oficiales y otras no, y a las que aún están por llegar con las ampliaciones que se puedan producir de la UE".

Preguntado sobre el argumento utilizado por el ministro subrayando que el catalán es hablado por más de 10 millones de personas, Bingen Zupiria ha advertido que no va a hacer "ninguna declaración contra ninguna comunidad lingüística", y cree que se trata de una cuestión que "excede las necesidad de un inicio de legislatura y al número de hablantes que una lengua pueda tener".

"Es una cuestión mucho más importante, mucho más trascendente, que tiene que ver con Europa, con su historia, con su pluralidad y con su futuro. Creo que todos los que, además del castellano, del inglés, del francés, del alemán, hablemos otras lenguas no reconocidas oficialmente en la Unión Europea, tenemos derecho como ciudadanos europeos a que sea reconocida nuestra lengua y nuestro derecho a expresarnos en esas lenguas", ha insistido.

Respecto al debate que se está celebrando en el Congreso sobre la proposición para "modificar el reglamento de la Cámara para que las otras lenguas que se hablan en el Estado, además del castellano, puedan ser utilizadas en la tribuna de oradores", también considera que es "un buen paso en la buena dirección" aunque considera que "viene tarde".

"La Constitución española se aprobó en 1978, los estatutos de autonomía de Euskadi y Cataluña son de 1979, el Estatuto Gallego es de 1981, por lo tanto, han pasado cuarenta y tantos años desde que se reconoció la oficialidad o la cooficialidad de estas otras lenguas", ha recordado.

También ha señalado que "la Constitución, en su artículo sexto, establece que el español es la lengua oficial de todos los ciudadanos españoles, pero también establece que otras lenguas serán cooficiales en sus respectivos ámbitos autonómicos y que la obligación de preservar, impulsar y conservar esas lenguas, es de todos los poderes del Estado".

"Creo que es un buen momento para recordar al Gobierno español que tiene tareas pendientes en nuestra comunidad con respecto a la necesidad de impulsar el uso del euskera en las administraciones y servicios públicos que dependen del Gobierno español y que no tienen otro objetivo que el de ratificar el derecho que tenemos por ley, los ciudadanos vascos, a ser atendidos en cualquiera de las dos lenguas oficiales de nuestra comunidad, en aquella que elijamos. Y esto todavía está pendiente en muchos servicios que dependen de la Administración española", ha criticado.