• jueves 9 de febrero del 2023

Hazi resalta que De Miguel no desempeña "ningún cargo de seguridad" ni de gerente en su organización

img

Afirma que una sentencia estable le dejará tomar una resolución en relación a él y que su situación laboral es pública ya hace mucho más de un par de años

VITORIA, 4 Ene.

La Fundación HAZI, ligado del Departamento de Desarrollo Económico del Gobierno Vasco, ha precisado que el exdirigente del PNV Alfredo de Miguel, culpado a 13 años de prisión por múltiples delitos de corrupción, no desempeña "ningún cargo de seguridad, ni de libre
designación, ni cargo político, ni es funcionario" de esta entidad.

Además, mediante un aviso en contestación a las aclaraciones de los últimos días sobre la situación laboral de este excargo 'jeltzale', aseguró que De Miguel "no muestra ningún cargo de 'gerente' en la organización de la Fundación HAZI", donde --según indicó-- "sí ejercita como trabajador indefinido".

Esta fundación informó de que Alfredo De Miguel, trabajador de carácter laboral de la Fundación HAZI, se reincorporó a su plaza en el mes de abril de 2010, tras la excedencia de la que dispuso para ejercer como cargo público en la Diputación Foral de Álava.

A su vez, indicó que la Dirección de IKT (HAZI todavía no se había fusionado) en 2010 "aceptó esta reincorporación con arreglo al producto 46 del Estatuto de los Trabajadores vigente en aquel instante". Dicho producto --según recuerda esta entidad-- "reconoce el derecho a ser readmitido en exactamente los mismos términos en los que ostentaba su plaza antes que solicitara la excedencia, con las obligaciones y derechos adscritos a la plaza".

HAZI ha manifestado que este reconocimiento laboral entrega a De Miguel el derecho a formar parte en procesos internos. En este sentido, informó de que el diez de julio de 2015 se festejó una convocatoria interna para escoger un técnico del Área de Emprendimiento y Dinamización Rural y Litoral, que dejara la substitución del titular de exactamente la misma, mientras que durara su excedencia forzosa y no se reincorporara a su puesto.

En este desarrollo de adentro, Alfredo De Miguel consiguió "la máxima puntuación para desempeñar la plaza de forma interina hasta el momento en que la persona titular se reincorpore", según explicó esta entidad.

Hazi ha añadido que, de esa forma, esta persona aceptó, por ejemplo, las funcionalidades de diseñar del plan de administración de forma anual en su ámbito de actuación; ayudar con el Departamento para la elaboración de nuevos decretos; dirigir la constitución, organización y lanzamiento del GALP; capturar proyectos y promotores; dirigir y coordinar las acciones de avance y proyectos que se lleven a cabo en su región de actuación; dinamizar, asesorar y trabajar en red con municipios, y representantes sectoriales para la identificación y avance de estudios y proyectos; y publicar programas del Departamento.

Desde HAZI se ha añadido que el acta de cierre del desarrollo de adentro en el que De Miguel accedió a esta plaza incluye un apartado en el que el Comité de Empresa apunta que "el desarrollo se ha creado de forma adecuada y comparte la resolución del Tribunal".

Por todo ello, la fundación afirma que ha actuado "con transparencia" y que toda esta información "fué remitida de forma reiterada, tanto por escrito como explicada, por nuestro directivo de HAZI, en comparecencias en los años 2020 y 2021".

En estas aclaraciones --según indicó-- asimismo se expresó que, "aun siendo conocedores de que Alfredo De Miguel es un individuo sobre la que consta una sentencia condenatoria por corrupción, se habla una sentencia que todavía no es estable, dado que hay el derecho a la doble instancia penal contra sentencias condenatorias".

HAZI comprende que esta situación "no sea comprendida por la
sociedad", y admite que las resoluciones tomadas en relación a esta persona "no resultan fáciles para nuestra organización, más allá de que, a la Fundación, adscrita al Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, corresponde accionar de conformidad con criterios jurídicos y administrativos".

Asimismo, considera "bien difícil de entender" que, "no habiéndose producido ninguna novedad en la condición laboral de Alfredo de Miguel en los últimos siete años, a lo largo de estas 24 h se haya interpretado como hecho noticiable una información no auténtica, en tanto que Alfredo de Miguel no muestra el cargo de gerente", al paso que la información sobrante "es ya pública y obra en el Parlamento ya hace mucho más de un par de años".

En todo caso, aseguró que "la presencia de una sentencia estable, sea en la dirección que sea, dejará a la Fundación HAZI y al Departamento del que es dependiente, tomar una resolución siguiendo los criterios jurídicos y administrativos" en relación a De Miguel.

Más información

Hazi resalta que De Miguel no desempeña "ningún cargo de seguridad" ni de gerente en su organización