Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

Huelga púbica en el País Vasco busca sembrar caos antes de las elecciones autonomías

Huelga púbica en el País Vasco busca sembrar caos antes de las elecciones autonomías

El vicelehendakari primero y consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, ha manifestado que la huelga en el sector público de Euskadi busca generar una sensación de caos previo a las elecciones autonómicas vascas de 2024. Aunque niega la existencia de un contubernio, sí afirma que se da un acuerdo en el trasfondo que converge en ese objetivo final.

En una entrevista con Onda Vasca, recogida por Europa Press, Erkoreka ha destacado la convocatoria de una huelga para todo el sector público, el cual presenta situaciones heterogéneas y diferentes que no tienen relación entre sí.

El vicelehendakari ha señalado que "pretender que todas, desde situaciones tan distintas, se unan en un mensaje concreto que justifique la huelga, me parece una pretensión inalcanzable, porque el sector público es muy grande y las situaciones que se dan son enormemente heterogéneas".

En su opinión, en Euskadi se presenta la paradoja de que un sector creciente de la población aspira a tener empleo en el sector público, pero una vez que lo consiguen, se sienten insatisfechos y comienzan a plantear reivindicaciones y demandas.

Respecto al proyecto de Presupuestos vascos para 2024, el cual destina una tercera parte del monto total a salarios del sector público, Erkoreka ha destacado que en el Departamento de Seguridad, casi tres de cada cuatro euros se destinan a financiar las retribuciones del personal.

Según Erkoreka, se pretende generar una imagen de caos en Euskadi, lo cual se evidencia por la coincidencia temporal entre la etapa preelectoral y el aumento de convocatorias de inmovilizaciones por parte del personal del sector público.

A pesar de esto, el vicelehendakari no cree en la existencia de un contubernio en el cual grupos y sectores muy diferentes se hayan reunido y suscrito una estrategia común para atacar al Gobierno. Sin embargo, considera que no es necesario que ocurra un contubernio de este tipo para que exista una coincidencia de intereses y una actuación implícitamente consentida que converge en el objetivo final. Esta coincidencia no es casual, concluye Erkoreka.