• viernes 07 de octubre del 2022

Ingresa en prisión tras ubicarse 18 kilogramos de speed en el camión que conducía en Santurtzi

img

BILBAO, 14 Jun.

Un hombre de 27 años fué detenido en Santurtzi y, más tarde, fué decretado su ingreso en prisión, tras incautarle 18 kilos de speed que transportaba en un camión de reparto. El detenido proveía esta sustancia a otro hombre que fue detenido meses atrás en Arrigorriaga, asimismo por tráfico de estupefacientes, según informó el Departamento vasco de Seguridad.

La investigación dio comienzo en el momento en que el conjunto especializado de drogas de la Ertzainetxea de Sestao tuvo conocimiento de la viable implicación de un hombre en el transporte y distribución de esenciales proporciones de anfetamina en distintas localidades de Bizkaia. Las supones se empezaron en el mes de marzo, tras la detención de otro hombre en Arrigorriaga por tráfico de drogas.

Ante estos sucesos, se dispuso un dispositivo de supervisión y se ha podido revisar que el sospechoso se encontraba ciertamente relacionado con la situacion, y que se valía de un camión de reparto para esconder la mercancía y administrar su distribución, explicó la Consejería.

Tras las indagaciones llevadas a cabo, el pasado 7 de junio se procedió a interceptar al sospechoso en la ciudad de Santurtzi. El joven llevaba ocultos en el camión que conducía 18 kilos de anfetamina, según ha precisado Seguridad, con un valor aproximado de unos 300.000 euros vendido al menudeo.

Por todo ello, los agentes detuvieron al conductor del vehículo por un presunto delito de tráfico de drogas. Además, en el posterior registro domiciliario realizado, se encontró mucho más de un kilogramo de hachís y distintos útiles para la manipulación y empaquetado de substancias estupefacientes.

El detenido, un hombre de 27 años de edad, fue puesto predisposición judicial en el Juzgado de Guardia de Barakaldo, lugar desde donde se dictaminó su ingreso en la prisión de Basauri.

Más información

Ingresa en prisión tras ubicarse 18 kilogramos de speed en el camión que conducía en Santurtzi