• martes 27 de septiembre del 2022

La área mínima de la vivienda en Euskadi se fija en 35 m2 útiles, agregando cuando menos 4 m2 para balcón o terraza

img

El Consejo de Gobierno aprueba el Decreto de habitabilidad, que va a entrar en vigor a fines de año y afectará vivienda novedosa y rehabilitada

BILBAO, 28 Jun.

El Consejo de Gobierno Vasco ha aprobado el Decreto por el que se regulan las condiciones mínimas de habitabilidad y reglas de diseño en las casas y hospedajes dotacionales en Euskadi, que fija la área mínima de la vivienda en Euskadi en 35 m2 útiles, a los que existen que añadir por lo menos 4 m2 premeditados a balcón o terraza. La dimensión mínima de la cocina se establece en 7 m2, la de la salón de estar en 13 m2 y la de los aseos en 3,5 m2.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno Vasco, festejado este martes en Trucios (Bizkaia), el asesor de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, dió a entender las líneas estratégicas de la primera regla de ámbito autonómico que recopila de manera unificada los requisitos mínimos edificatorios y de habitabilidad que debe reunir las casas y hospedajes dotacionales del País Vasco, tal como las edificaciones de empleo principalmente residencial que los contienen, cuyo propósito primordial es progresar y acrecentar los estándares de la vivienda en Euskadi.

Arriola ha señalado que hablamos de una normativa "esencial", puesto que "define las condiciones mínimas de las casas de Euskadi, tanto las de novedosa construcción como las sometidas a rehabilitación", y "va a influir en el confort y la manera de vivir de la gente que las habiten".

El Decreto, ha señalado el asesor, deja ofrecer "un salto de la vivienda de hoy, recia si bien reformable, a la vivienda polivalente y maleable, aquella que deja modificar su distribución y amoldarse a las diferentes etapas de la vida de sus pobladores", y regula sus dimensiones, distribución y orientación, estancias y espacios exteriores, confort térmico, equipamiento, salubridad, iluminación natural, sostenibilidad, disponibilidad, seguridad, empleo y cuidado.

Se establece una relación entre el tamaño de la vivienda y sus espacios y las peculiaridades de la unidad convivencial. De modo que la vivienda, por lo menos, va a ser capaz para su ocupación frecuente por 2 personas, y va a tener cuando menos 35 m2 de área útil (25 m2 en la situacion de los hospedajes dotacionales ocupados por un individuo).

Además, incorporará otros 4 m2 mucho más por lo menos en término de terraza. Se fija de este modo en el software mínimo de vivienda el término de espacio exterior. Además, para beneficiar su inclusión en los nuevos proyectos, los espacios exteriores de hasta diez m2 dejan de computar en concepto de edificabilidad.

El decreto asimismo expone que estos logren reemplazarse, en el momento en que el planeamiento lo deje, por un mirador cerrado de exactamente las mismas dimensiones o, aun, que se logre prescindir de ellos. Pero, en este último caso y on line con la importancia que la regla da a la implantación de terrazas y balcones, se va a deber aumentar el espacio de estar de la vivienda en cuando menos 8 m2, una área que va a ser computable a todos y cada uno de los efectos.

La regla ahonda en criterios de disponibilidad universal y también introduce adelantos sobre lo que es obligación, como asegurar el libre ingreso a todos y cada uno de los recorridos y espacios del edificio y reservar en todos y cada novedosa promoción una reserva de casas adaptadas a personas con movilidad achicada.

Además de esto, explicó Arriola, se demandará unas dimensiones mínimas en todos y cada estancia (cocina, comedor-estar, aseo y cuando menos una habitación), que dejen su empleo por personas con movilidad achicada sobrevenida o su adaptación con unos pequeños cambios, garantizando que todas y cada una de las casas sean de forma fácil amoldables, lo que piensa "un salto cualitativo esencial".

Otra de las aportaciones del decreto es la "desjerarquización" de la vivienda, rompiendo la configuración clásico separada y compartimentada, que se reflejaba, por servirnos de un ejemplo, en la predisposición de un dormitorio primordial, extenso, y de otro u otros secundarios, considerablemente más pequeños (6m2 en ciertos casos).

La novedosa regla fija para las habitaciones un mínimo de diez m2 para cada una o de 11,5 m2 si integran el espacio de almacenaje. Únicamente la tercera habitación, caso de existir podría tener 8,5 m2, mientras que se incorporen 3 m2 plus a la salón.

Así mismo, se incorporó la visión de género al diseño de las edificaciones y casas, "eludiendo recovecos y ángulos ciegos que creen inseguridad en portales y zonas recurrentes, y también integrando al límite el espacio de estar-comedor-cocina, con el objetivo de que las tareas del hogar sean perceptibles y logren ser compartidas por el grupo de la unidad familiar", ha precisado el asesor.

También se regulan cuestiones como la orientación de las casas para un acertado soleamiento de exactamente las mismas o el número de aseos y área mínima de estancias recurrentes como la cocina, el comedor o la salón de estar que se acrecientan dependiendo del número de habitaciones que ya están. En este sentido, la dimensión mínima de la cocina se establece en 7 m2 (exactamente los mismos que se demandaban ahora para las de las casas de protección oficial), al paso que la de la salón de estar y de los aseos se ubica en 13 y 3,5 m2, respectivamente.

Además, lleva a cabo reglamentariamente la sobreocupación de las casas y la declaración de inhabitabilidad agarradas en la Ley de Vivienda de 2015.

Todos estos requisitos recogidos en el archivo resultan de app tanto a las casas y hospedajes dotacionales que ya están, que sean objeto de rehabilitación, como a las de novedosa construcción, tal como a las construcciones que las contienen, sean de promoción pública o privada, libre o cuidada.

La entrada en vigor va a ser a 90 días de su publicación en el Boletín Oficial del País Vasco. Todos los ayuntamientos van a deber amoldar en un período de tres años sus planeamientos y sus ordenanzas complementarias de edificación para realizar el decreto.

Iñaki Arriola ha remarcado que las casas que se rehabiliten integralmente deberán amoldarse a las medidas que se recogen en el decreto, de manera que el parque edificado en Euskadi, "tanto el nuevo como el que se vaya a reformar íntegramente, tenga las dotaciones que se contemplan en el decreto como dotaciones mínimas y eso deje aumentar la calidad del parque edificado".

Por otro lado, ha señalado que, antes que se publique el Decreto de habitabilidad, va a entrar en vigor la novedosa orden que regula los costos y rentas máximas de las casas de protección pública y el canon de los hospedajes dotacionales.

Así, ha adelantado la orden que actualizará los costos de venta de la VPO en Euskadi, vigente desde el año 2010, está ahora en su última etapa de tramitación y la previsión es que se publique en la época del próximo mes de julio.

Más información

La área mínima de la vivienda en Euskadi se fija en 35 m2 útiles, agregando cuando menos 4 m2 para balcón o terraza