Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

La UPV indica que los adolescentes que hacen sexting son más propensos a sufrir ciberabuso en parejas.

La UPV indica que los adolescentes que hacen sexting son más propensos a sufrir ciberabuso en parejas.

El estudio liderado por la investigadora Izaskun Ibabe también concluye que los chicos tienen más interiorizados los mitos del amor romántico

SAN SEBASTIÁN, 7 Mar.

Los adolescentes que practican 'sexting' tienen más probabilidades de ser víctimas de ciberabuso de pareja, según una investigación dirigida por la profesora e investigadora Izaskun Ibabe, de la Facultad de Psicología de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

El citado estudio concluye que los adolescentes que practican 'sexting', o que tienen interiorizados los mitos de amor romántico, tienen más probabilidades de perpetrar o sufrir ciberabuso de pareja.

Desde la universidad pública vasca han destacado que el uso de tecnologías y medios digitales para perpetrar "cualquier comportamiento abusivo deliberadamente y repetidamente contra la pareja o expareja va en aumento". Sus consecuencias "son graves" y se estima que la tasa de victimización es del 47%.

Los adolescentes son un colectivo vulnerable ante este tipo de violencia, pero todavía la literatura científica sobre este grupo es escasa. En ese contexto, en la Facultad de Psicología de la Universidad del País Vasco han realizado una investigación colaborativa en la que han analizado las respuestas de 3.264 adolescentes de entre 14 y 18 años (información recopilada por la UNAV sobre chicas y chicos de España y Latino América).

La directora del estudio Izaskun Ibabe, explica que han explorado potenciales factores de riesgo "para analizar la importancia que pueden tener en el ciberabuso de pareja, y así luego tratar de prevenirlo".

Una de las variables que ha mostrado una relación directa con el ciberabuso de pareja en adolescentes es el 'sexting' (intercambio entre iguales de mensajes o imágenes con contenidos sexuales a través de vías electrónicas). Los resultados del análisis indican que los adolescentes que lo practican tienen una mayor probabilidad de involucrarse en casos de ciberabuso de pareja.

"Aunque no hemos profundizado en ello, creemos que el 'sexting' se convierte en un elemento de riesgo por ejemplo cuando se da una ruptura conflictiva; dado que, si uno de los miembros de la pareja quiere ejercer abuso, cuenta con contenido con el que poder hacerlo", explica Ibabe.

También han estudiado los roles que ejercen los adolescentes en las prácticas de 'sexting' en función del género. Los resultados indican que los chicos "suelen ejercer más el 'sexting' pasivo", lo que indica que "es más común que sean ellos quienes soliciten y reciban contenido sexual creado y enviado por chicas".

Por otro lado, la profesora e investigadora de la UPV/EHU destaca que esta investigación es novedosa en cuanto a que es la primera vez que se ha estudiado la relación de la religiosidad con el 'sexting'. Los resultados muestran que cuanto más apego a la religión tienen los chicos y chicas, menor es su participación en estas prácticas.

Además, el estudio ha mostrado diferencias significativas entre chicas y chicos en relación con los mitos de amor romántico. Los resultados muestran que los chicos tienen una mayor aceptación e interiorización de estos mitos, y, según la investigación, estas creencias tienen "un efecto mediacional en el ciberabuso de pareja". "Cuanto mayor es la creencia de los mitos de amor romántico, mayor es la posibilidad de involucrarse en ciberviolencia de pareja", añade Ibabe.

Las autoras de la investigación consideran que los resultados subrayan la importancia de que los programas de prevención incluyan el análisis de estos mitos para que los adolescentes "comprendan la manera en la que influyen en sus relaciones íntimas".

También creen conveniente trabajar estrategias de identificación de cualquier tipo de comportamiento abusivo en las relaciones, tanto offline como online, teniendo en cuenta las particularidades de las interacciones virtuales.

A su vez, consideran importante insistir en que aprendan a utilizar internet de manera segura. Recomiendan que dichos programas de prevención se apliquen en edades muy tempranas, dado que las primeras relaciones sentimentales cada vez se dan antes y sientan las bases para las relaciones posteriores.