• domingo 02 de octubre del 2022

Lakuntza solicita al Gobierno que llame a la compromiso a Confebask y protege encender huelgas frente al encarecimiento

img

Afirma que la patronal "predica en el desierto" con su pacto de rentas y que LAB hace "seguidismo" de Bildu al regresar a órganos institucionales

BILBAO, 7 Ago.

El secretario general de ELA, Mitxel Lakuntza, ha calificado de "vergonzoso y también insultante" que Confebask apele a la moderación salarial y no admita subir el IPC, con lo que, tras advertirle que "predica en el desierto" al proteger un pacto de rentas "equilibrado", ha pedido al Gobierno Vasco que llame a la patronal vasca a la "compromiso" al paso que la suya es "encender huelgas" para eludir el "encarecimiento" de los trabajadores.

En una entrevista a Europa Press, Lakuntza ha calificado, además de esto, de "malísima novedad" que LAB haya decidido regresar a los órganos institucionales de participación y piensa que hace "seguidismo" de EH Bildu que está "en una línea de homologación institucional".

Lakuntza ha denunciado que hay "una resolución de las patronales vascas por denegar la negociación colectiva" y "ponerlo bien difícil" para acordar y, además de esto, hay "falta de unos mínimos democráticos", como se vió en el enfrentamiento de las viviendas de Gipuzkoa, donde se ha firmado el acuerdo con UGT solo con un 7% de representación.

El dirigente de ELA ha criticado que Confebask, con ocasión de su Consejo General, volviese a una "oratoria que ya se conoce y a las estupideces de que todos están en exactamente el mismo barco".

El líder sindical indicó que el mensaje de Confebask es que los trabajadores "de manera voluntaria admitan ser mucho más pobres como efecto de la inflación, que renuncien a la defensa de sus sueldos" y eso es "vergonzoso y también insultante".

A su juicio, es "inaceptable" que afirme que es imposible subir el IPC por el hecho de que está "mintiendo" y está "escondiendo que las compañías vascas tienen provecho históricos" y ganando "mucho más que jamás".

Por ello, piensa que las instituciones públicas deberían llamar a la patronal, "a qué reflexione y a que revise su situación respecto a este bloqueo". En su opinión, el Gobierno vasco y las diputaciones deberían "apuntar a la patronal" y demandarle "compromiso". "Deberían referirse a la patronal a fin de que alteren, más que nada, su situación de bloqueo en la negociación colectiva y posibiliten la llegada de pactos", dijo.

Lakuntza cree que, en el momento en que Confebask expone llegar a un pacto de rentas equilibrado, el "único equilibrio" que les vale es que se renuncie a las subidas salariales y ha asegurado que la patronal "predica en el desierto" con esta iniciativa.

Ante el planteo de Confebask de que ciertas reivindicaciones salariales tienen la posibilidad de poner en una situación comprometedora el futuro de ciertas ocupaciones, Lakuntza ha asegurado que es "una sarta de patrañas" por el hecho de que "lo que compromete el futuro del grupo de la sociedad son las ventajas indecentes de muchas compañías", entre aquéllas que ha mencionado a Repsol o Iberdrola.

También hizo alusión al diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, y a sus apelaciones a "dejar las huelgas y capear el temporal". "Mientras que el Gobierno no hace nada ni su Diputación, lo único que nos queda es la negociación colectiva y la huelga", ha añadido Lakuntza, que cree que "se debe tener mucha cara para decir esto" y no llevar a cabo mención a los "provecho" de enormes compañías.

Según indicó, la experiencia les afirma que los buenos pactos que se marchan consiguiendo es merced a la huelga pues, "sin presión, la patronal no responde".

Lakuntza ha manifestado que su compromiso es "encender a la clase trabajadora y las huelgas" para hallar "buenos pactos". Según ha añadido, es "importante" ligar los sueldos a la inflación por el hecho de que, si no hacen esa defensa, lo que "viene es un encarecimiento popularizado de toda la sociedad". Por lo tanto, para ELA "la línea roja es el IPC".

El líder de ELA ha asegurado, en cualquier caso, que, hoy, no está "pensando en una huelga general", pero otra cosa va a ser "el lapso de los hechos" y ha añadido que "uno jamás puede sacar de su agenda una herramienta importante como la huelga".

En su opinión, la solución para evitar el "encarecimiento de la población", debe venir, aparte de por proteger los sueldos, por poner "límite a ciertos costes" como los comburentes, la electricidad o modelos de nutrición básicos y el reparto de provecho mediante una reforma fiscal en la dirección que puso en marcha Pedro Sánchez pero "con un ambición considerablemente mayor".

Al margen de estas medidas y, sabiendo la transición energética, asimismo se va a deber mudar el modelo productivo y esto necesita inversión pública y, desde ELA, no ven "ni plan ni inversión pública" pues, para esto, "hay que mudar la política fiscal y esa es la línea roja del Gobierno de Navarra y de Euskadi" por el hecho de que "no desean confrontar con esos que mucho más tienen".

"Cualquier medida que incomode ligerísimamente a las compañías, en un caso así, energéticas o a la banca, eso es un inconveniente para el PNV por el hecho de que, en estas cuestiones, el PNV siempre y en todo momento se pone en exactamente la misma línea que se pone PP, Cs y Vox", ha manifestado.

Ante las medidas anunciadas por Diputaciones y Gobierno vasco para frenar la inflación, piensa que "son un estafa a la sociedad" por el hecho de que se "niegan a subir los impuestos a las ventajas empresariales y al capital, y no se sugieren de ningún modo un impuesto sobre las ventajas 'caídos del cielo' a las compañías energéticas y a la banca". Además, piensa que la deflactación de la cuota del IRPF llega "tarde" y es "deficiente", al paso que la deducción de 200 euros, "escasa".

"Aquí se desea utilizar la salvedad vasca: una suerte de oasis donde esas compañías no solo no paguen mucho más impuestos, sino les da un régimen favorecido completamente inaceptable", dijo.

Por otra sección, sobre las relaciones con LAB, admite que "las cosas no están bien" y, tras rememorar que este sindicato mencionó que la coalición estratégica con ELA "por el momento no era una alternativa", ha asegurado que la resolución de LAB de regresar a la participación institucional en ciertos órganos es una "malísima novedad".

Según ha subrayado, no hay duda de que LAB "no busca un plan de unidad y de trabajo" con ELA. "Esa opción estratégica de la mayor parte sindical vasca por el momento no es una alternativa para LAB", ha añadido.

Lakuntza mostró su preocupación por esa posición por el hecho de que lo que se llamaba la mayor parte sindical vasca, conformada por ELA y LAB, entre otros muchos, tenía un modelo sindical propio, "diferente" al del Estado que apostaba por el contrapoder y comprendía que la "deslegitimación de los órganos institucionales que servían solo a la patronal eran una señal de identidad.

A su juicio, con esta resolución, LAB "toma la dirección contraria" por el hecho de que era un modelo "alterno" al de CCOO y UGT y en este momento "sale de esa lógica".

"Esos órganos no cambiaron, quién cambió es LAB", ha añadido Lakuntza que indicó que fueron muy críticos con estos órganos por el hecho de que "solo servían a la patronal" y eran mesas "donde no se tomaba ninguna resolución, no había ningún género de equilibrio y el Gobierno respaldaba a la patronal".

Lakuntza piensa que no posee explicación "desde la lógica sindical", sino tiene una explicación desde la política institucional y desde "el seguidismo a EH Bildu", que está "en una línea de homologación institucional" y está tratando un "acercamiento a un espacio político que puede ser el del PSE-EE y Tenemos la posibilidad de". "Se quiere que LAB juegue un papel en ese espacio", ha asegurado.

Por otro lado, ha señalado que lo ocurrido en Mercedes en la negociación del convenio fué "una genuina vergüenza" y ha denunciado la "presión y el chantaje" a la que se sometió a la plantilla.

Respecto a la situación de Euskaltel, tras la fusión de Orange y MásMóvil, piensa que es la "crónica de un despropósito espectacular" y que ilustra la política industrial del Gobierno que es "realizar la ola a las internacionales" y la "inacción".

Más información

Lakuntza solicita al Gobierno que llame a la compromiso a Confebask y protege encender huelgas frente al encarecimiento