• viernes 07 de octubre del 2022

Las instituciones aspiran a achicar el paro al 6% y a situar a Euskadi entre las zonas de europa mucho más ricas en 2040

img

Urkullu encabeza una asamblea del conjunto de trabajo que estudia la manera de asegurar la competitividad y el confort en los próximos años

VITORIA, 15 Sep.

Las instituciones vascas se han fijado como propósito para 2040 que la tasa de paro de Euskadi se ubique bajo el 6% y que el País Vasco se ponga entre el diez% de las zonas de europa con mayor renta por habitante y con menor tasa de pobreza.

Estas misiones se han predeterminado en el contexto de un desarrollo para
detallar las bases del futuro de Euskadi, llamado 'Competitividad para el confort de Euskadi 2040: una reflexión para la acción'.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha encabezado este jueves una asamblea de trabajo de las instituciones que forman parte en este desarrollo, donde asimismo participaron los miembros del congreso de los diputados en general de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa; los alcaldes de las tres capitales vascas; la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia; y causantes de Orkestra, el Instituto Vasco de Competitividad.

El propósito de este emprendimiento es detectar los cambios que se están generando en los desafíos de competitividad de Euskadi, para crear un modelo de confort sostenible y también inclusivo para la próxima generación, según informó el Gobierno Vasco en un aviso.

La metodología se ha desarrollado en 4 fases de trabajo. La etapa inicial empezó en 2021 y dio como resultado un primer 'Archivo Sintético de Euskadi 2040', anunciado en el Consejo de Gobierno del 15 de febrero de 2022.

Este planteo inicial recogía las bases para el diseño de la competitividad al servicio del confort de Euskadi, en el que se realizó un análisis del posicionamiento y un análisis de la proyección del País Vasco.

A partir de marzo de 2022 y hasta el presente mes de septiembre, se ha creado una primera etapa de contraste, cuyas conclusiones fueron compartidas entre el lehendakari, los miembros del congreso de los diputados en general, el presidente de la Asociación de Municipios Vascos-EUDEL, Gorka Urtaran, y representantes de Orkestra.

En estas conclusiones se apuesta por crear "una Euskadi competitiva para progresar el confort de la ciudadanía" y "un territorio próspero, revolucionario, conectado, puesto en compromiso, inclusivo y sostenible".

La definición de la 'Competitividad de Euskadi 2040' se proyecta atendiendo a seis dimensiones agarradas en lo que el trabajo define como "'el exágono vasco': 'Euskadi Verde', 'Próspera', 'Renovadora', 'Inclusiva', 'Comprometida', y 'Conectada'.

Una vez pactados los ámbitos primarios de la competitividad del futuro, el desarrollo del primer contraste ha dejo entablar los indicadores y desafíos a los que debería aspirar Euskadi, sabiendo una sucesión de misiones.

De esa forma, se establecen como objetivos conseguir un paro inferior al 6%; que Euskadi se ubique entre el diez % de las zonas de europa con mayor renta por habitante y con menor tasa de pobreza; y que el País Vasco sea una zona europea "líder en innovación" y un territorio neutro en carbono.

Todo ello --según comprueban las instituciones que forman parte en este desarrollo de reflexión-- debe lograrse "con un creciente deber de todos con el futuro de Euskadi, acatando y apoyando la singularidad de este ,y de forma poco a poco más abierta y también interconectada con el planeta".

Entre marzo y septiembre de 2022, se ha procedido a una primera etapa de contraste, donde se trabajó con el grupo de instituciones vascas (diputaciones forales, Ayuntamientos de Bilbao, Donostia-San Sebastián y de Vitoria-Gasteiz, EUDEL y Parlamento Vasco), y con otros agentes procedentes del ámbito empresarial y popular.

Estas medites se han contrastado, también, con el Consejo Asesor de Orkestra y con múltiples ayudantes de Orkestra en el ámbito en todo el mundo, como la Comisionada de Futuras Generaciones de Gales.

Entre septiembre y diciembre de 2022 se procederá a un segundo contraste. Con ese fin, se festejarán asambleas a dos bandas con todas y cada una de las instituciones y con representantes del tejido empresarial, tercer campo y juventud, entre otros muchos agentes económico-sociales, para reforzar en el diagnóstico de proyectos estratégicos que contribuyan a la idea Euskadi 2040 y crear una agenda compartida.

En 2023 acabará una tercera etapa de contraste con todas y cada una de las instituciones, donde se va a trabajar "el carácter sistémico y colaborativo" de los proyectos planteados y de los atentos de arrancar.

Más información

Las instituciones aspiran a achicar el paro al 6% y a situar a Euskadi entre las zonas de europa mucho más ricas en 2040