Crónica País Vasco.

Crónica País Vasco.

"Las Juntas de Álava dan luz verde al polémico Impuesto Temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas"

El Pleno de las Juntas Generales de Álava ha aprobado el Impuesto Temporal de Solidaridad de las Grandes Fortunas (ITSGF) con el apoyo del PNV, PSE y Elkarrekin Araba. Esta medida supondrá que la hacienda alavesa aplique un gravamen del 3,5% a partir de los 14,5 millones de euros, en lugar de los 16 millones iniciales que se habían propuesto. EH Bildu se ha abstenido, mientras que el Partido Popular y Vox se han opuesto al acuerdo.

El ITSGF gravará el patrimonio neto de las personas físicas que supere los 3.200.000 euros, aplicando diferentes tipos impositivos a los patrimonios más elevados. Según el acuerdo aprobado, Hacienda alavesa aplicará un 1,7% a los patrimonios de entre 3,2 y 6,2 millones de euros, un 2,1% a los de entre 6,4 y 12,8 millones, un 2,5% a los patrimonios entre 12,8 y 14,5 millones, y un 3,5% a partir de los 14,5 millones de euros.

Este impuesto tiene carácter temporal y estará vigente en Álava mientras esté en vigor en el territorio común. Los representantes del PNV, PSE y Elkarrekin Araba han señalado que se trata de una medida de armonización y acuerdo a nivel autonómico, y que el impuesto de patrimonio es más progresivo que el impuesto de grandes fortunas aplicado en el resto del Estado.

El portavoz de Elkarrekin Araba ha destacado que el acuerdo permite poner en marcha el impuesto de manera inmediata y abrir la puerta a su consolidación en el territorio alavés, en aras de la justicia social. Por su parte, EH Bildu ha calificado el acuerdo como "descafeinado" pero ha optado por abstenerse, argumentando que es mejor tener algo que no tener nada.

El PP se ha mostrado en contra del impuesto a las grandes fortunas, argumentando que ahuyenta a los contribuyentes con capacidad de inversión y genera un sistema fiscal más complejo y costoso. Además, ha criticado al PNV por su pacto con Podemos en temas de fiscalidad y por realizar una moción de censura en Pamplona.

Por último, Vox ha manifestado que el impuesto de grandes fortunas es perjudicial para la economía, desincentiva la inversión y crea una carga fiscal mayor sobre los ciudadanos que más han contribuido al país.