• domingo 25 de septiembre del 2022

Loli García (CCOO) ve "indecente" que la patronal solicite moderación salarial con una subida de costes "bestial"

img

Advierte que "o hay negociación colectiva con restauración del IPC o va a haber enfrentamiento"

BILBAO, 12 Ago.

La asesora general de CCOO Euskadi, Loli García, ha calificado de "indecente" que la patronal solicite moderación salarial con un IPC al diez,8% y los costos subiendo de forma "bestial".

García se ha referido en estos términos, en una entrevista a Radio Euskadi, obtenida por Europa Press, preguntada por los llamamientos completados, tanto por CEOE como por Confebask en el sentido de que no es instante de subir o vincular los sueldos al IPC de hoy.

En este punto ha asegurado que es "indecente que los hombres de negocios en este país estén pidiendo moderación salarial en el momento en que están repercutiendo los costos de producción y de la energía a sus costes finales pues la inflación subyacente de esta forma lo están señalando".

Además, ha añadido, "se están llenando los bolsillos a costa de los trabajadores". "No lo vamos a aceptar en ningún instante", ha advertido.

En esta línea, la asesora general de CCOO Euskadi ha criticado que, "en un instante como el presente, con los costes subiendo de forma bestial, salir con afirmaciones de que es instante de moderación salarial, en el momento en que entendemos que la remuneración del capital medra un 8,5%, ya que nos semeja indecente".

Igualmente, Loli García ha insistido en que es imposible proponer moderación de los salarios en un instante como el presente por el hecho de que los trabajadores no tienen la posibilidad de ser de nuevo los paganos, de nuevo, de la crisis".

Para evitarlo, desde su sindicato, van a "luchar a fin de que las cosas cambien, pues los convenios tienen que agarrar y asegurar el poder de compra de los sueldos".

Dentro de esa estrategia sindical, Loli García ha advertido de que "o hay negociación colectiva con restauración del IPC o va a haber enfrentamiento, pues no vamos a dejar que los sueldos no recobren su poder de compra", anunció.

En esta dirección, ha defendido que la negociación colectiva sectorial debe, "de forma indudable", asegurar la restauración del IPC en "todos y cada uno de los sueldos" por el hecho de que es lo que contribuye esa garantía de condiciones iguales para todos y cada uno de los trabajadores de un mismo ámbito.

Preguntada por si acaso el pacto de rentas que defienden tanto CCOO como UGT piensa la aceptación por su lado de un reparto del coste de la inflación de forma equitativa y gradual entre hombres de negocios y trabajadores, García ha asegurado que desde su sindicato no han planteado el pacto en esos términos.

El pacto que desde CCOO defienden, ha proseguido, "debe incidir en que los gobiernos marquen criterios para bajar los costos, no es un pacto de moderación salarial, ni muchísimo menos, lo dejamos clarísimo", ha subrayado.

En todo instante, ha añadido, desde su sindicato requieren y apuestan por que "los sueldos contemplen el IPC, y que los trabajadores tengan garantizado el poder de compra en sus sueldos".

"Ese pacto de rentas lo que implica es que, en un planteo de restauración del IPC en un periodo de tiempo mucho más largo, por su parte haya medidas específicas que hagan bajar los costos de forma clara, pues pensamos que debe haber intervención en ciertos costos por la parte de las gestiones públicas y gobiernos", explicó.

Respecto a si desde CCOO ven preciso, en el momento de negociar subidas salariales, detallar diferencias entre la situación de enormes y pequeñas compañías, Loli García ha manifestado que, de lo que es instante es de "romper con la desigualdad que se creó durante los años en este país en varios ámbitos del mercado de trabajo".

Para ello, desde CCOO apuestan por la subida del salario mínimo interprofesional. Tras rememorar que el aumento en los últimos tres años fué fundamental, ha añadido que, exactamente en este momento, "ha de ser mayor" por el hecho de que es el que da una cobertura mínima a todos y cada uno de los trabajadores.

A partir de ahí, a juicio de Loli García, "van a poder establecerse medidas de negociación y ver exactamente en qué márgenes y exactamente en qué ámbitos, pero desde una situación clarísima: debe haber una restauración del poder de compra de todos y cada uno de los sueldos", ha zanjado.