• jueves 2 de febrero del 2023

Los juzgados vascos han registrado 28 rebajas de penas en los 95 procesos de revisión por la ley de 'sí es sí'

img

Presidente TSJPV: no se tienen la posibilidad de llevar a cabo planteamientos en general para ofrecer a las mujeres información sobre los antecedentes de maltratadores

BILBAO, 12 Ene.

Los juzgados vascos han registrado 95 métodos de revisión como condena en app de la Ley Orgánica diez/2022 de Garantía Integral de Libertad Sexual, de los que 28 casos concluyeron con la revisión de la pena a la baja, según explicó el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Iñaki Subijana.

En una entrevista concedida en Onda Vasca, obtenida por Europa Press, el presidente del tribunal vasco ha precisado que la famosa como ley del 'solo sí es sí' va "considerablemente más allí" de la modificación del Código Penal, más allá de que se haya "centrado el enfrentamiento" en esa "parte mínima de toda la ley".

En todo caso, ha señalado que, en el aspecto penal, la novedosa ley expone "inconvenientes de régimen transitorio en relación a si efectivamete es mucho más conveniente o no" que la ley previo y "probablemente ya el paseo haya que llevarlo a cabo sin oportunidad de modificación legal".

Según indicó, "lo que no se estableció en su instante es imposible entablar en este momento" y, por consiguiente, va a haber que aguardar a "las resoluciones judiciales que se están tomando sobre esta cuestión y llevarlo a cabo a sabiendas de que el único elemento de referencia es el producto 2 del Código Penal pues no hay disposiciones transitorias en esa ley", un instrumento que "da seguridad jurídica" ya que en ellas "el legislador establece criterios de interpretación".

Al no existir, ha remarcado, "desaparece un paraguas de seguridad normativa" y hace aparición la necesidad de "investigar cada caso para poder ver si la ley penal es aproximadamente conveniente".

Subijana ha incidido en que, si la novedosa regulación es mucho más conveniente, "hay que comprobar la condena" a la baja. En la situacion de Euskadi, según los datos que ha aportado, "hay 95 métodos en revisión y, de ellos, en 28 se ha inspeccionado la pena a la baja, en los que el Código Penal de hoy es mucho más conveniente, pues la pena que se le impuso en la sentencia es imposible imponer con arreglo al Código Penal". "Un tanto mucho más que la cuarta parte", ha precisado.

"Es un método normativo, de producto 2 del Código Penal, y que no guarda relación con un análisis desde la visión de género", ha señalado siendo preguntado sobre las críticas de machismo que recibieron desde ciertos ámbitos los jueces.

El presidente del TSJPV comparte "completamente" la desaparición del delito de abuso sexual y la cuenta de que "cualquier afectación de la independencia sexual de un individuo es un delito de agresión sexual".

Respecto a las medidas que se están sugiriendo para frenar las situaciones de crímenes machistas, Subijana ha apuntado que hay que ofrecer "todo el paseo viable a las herramientas que hay en concepto de protección de las víctimas y probablemente en este momento están proponiendo ciertos elementos de adición" similares con de qué forma se "trabajan los presuntos de reincidencia" para ofrecer "el máximo nivel de protección viable" a las víctimas.

A su comprender, "es necesario ingresar elementos de administración de la legalidad", entre ellos el aumento del número de jueces, pues "en ocasiones los paraguas normativos son formidablemente ambiciosos" pero deben "venir acompañados de elementos de inversión pública que los hagan viables".

En este marco, ha advertido de que, probablemente, en "el análisis de cuáles son las pretensiones de protección de las víctimas y cuáles son los elementos judiciales con los que se cuentan para contestar a esas pretensiones haya unos inconvenientes de desajuste", que tienen relación con la necesidad de "invertir en la creación de entidades judiciales" y acompañados de la adaptación de los espacios de los juzgados de crueldad de género a las pretensiones de "atención, acogida, acompañamiento y protección" de las víctimas, algo que se hace en Euskadi. "Solo queda Bilbao, donde en este preciso momento se esta corriendo la obra", explicó.

El presidente del TSJPV dijo comunicar que hay que llevar a cabo una reflexión sobre dado que "muchas medidas están focalizadas en la víctima y condicionan su historia", en el momento en que la meta habría de ser "conseguir el máximo nivel de protección de las víctimas limitando la aptitud de movimiento de la gente condenadas o que muestran rastros establecidos de haber provocado una victimización".

"Ese planteo me semeja acertado, en este momento debemos llevarlo a cabo con garantías jurídicas, de manera proporcionada", ha manifestado. En este sentido, ha subrayado que hay "varios derechos concernidos" y, por este motivo, "es imposible proponer de manera genérica mover información a las víctimas en relación a las condenas pretéritas de la persona con la que conviven".

Según ha añadido, "pero en casos muy establecidos, muy concretos, en el momento en que haya un peligro definido de revictimización, y de manera personalizada cabe la oportunidad de limitar el derecho" en temas de protección de datos "en lo indispensable", para conseguir "el máximo nivel de protección de esa víctima". "Lo que no se tienen la posibilidad de llevar a cabo es planteamientos en general", ha reiterado Subijana, que ha precisado que "cualquier restricción de derechos necesita habilitación legal concreta y proporcionalidad".

Más información

Los juzgados vascos han registrado 28 rebajas de penas en los 95 procesos de revisión por la ley de 'sí es sí'