• domingo 25 de septiembre del 2022

Marimar Blanco solicita en Ermua no "negociar con el mal de las víctimas" ni "favorecer a quien sembró tanto horror"

img

La ciudad acoge 'El terror a portada', exhibe que recopila de forma particular el homicidio en 1997 del edil del PP Miguel Ángel Blanco

BILBAO, 17 Jun.

Marimar Blanco, presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco y hermana del exconcejal del PP ejecutado por ETA en 1997, ha pedido a los mandatarios no "negociar con el mal de las víctimas" del terrorismo ni que tampoco se "favorezca a quien inmerecidamente sembró tanto mal y horror".

Asimismo, se ha preguntado de qué forma posiblemente EH Bildu, "heredero de Herri Batasuna, partido al que hace 25 años cientos de vascos llamaron asesinos, sean el día de hoy determinantes".

El Izarra Centre de Ermua (Bizkaia) acoge desde este viernes y hasta el 24 de julio, la exposición 'El terror a portada. 60 años del terrorismo en España mediante la prensa'. La exhibe está estructurada en conjunto por la Fundación Víctimas del Terrorismo, Fundación Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo, Grupo Vocento, Ayuntamiento de Ermua, Gobierno Vasco y Ministerio del Interior.

La exposición fué estrenada por el alcalde de Ermua, Juan Carlos Abascal; el encargado del gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso; el presidente de El Correo, Enrique Ybarra; la presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Marimar Blanco; el presidente de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Tomás Caballero; y el directivo de la Fundación Centro Memorial de la Víctimas del Terrorismo, Florencio Domínguez.

Asimismo, se han acercado hasta el ayuntamiento vizcaíno la presidenta de las Juntas de Bizkaia, Ana Otadui, el secretario general del PSE-EE, Eneko Andueza, la directiva de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Cristina Cuesta, o el exalcalde del ayuntamiento, Carlos Tororika.

El contenido de la exhibe comprende a todas y cada una de las organizaciones terroristas que han provocado víctimas en España en un emprendimiento expositivo de 30 módulos con vitrinas donde se sitúan elementos y fotografías cedidas por las familias de las víctimas. Además, para Ermua se han producido 4 vinilos de seis metros centrados en los hechos acontecidos en el mes de julio de 1997 con el homicidio de Miguel Ángel Blanco. De este modo, se recopilan las portadas que a lo largo de esos días han publicado tanto El Correo como El Diario Vasco, aparte de múltiples fotografías del álbum familiar de Miguel Ángel Blanco, cedidas por la fundación que transporta su nombre.

En su intervención, la presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Marimar Blanco, ha calificado de "intensamente enternecedora" el poder estar en su "pueblo", si bien Ermua asimismo esté "relacionado con los instantes mucho más duros" de su pasado. "Cerca de aquí la abominable banda ETA raptó a mi hermano y no lejísimos lo asesinó. El horror de aquellas 48 horas me va a acompañar siempre y en todo momento... tal y como si fuera ayer revivo aquella cuenta atrás", ha rememorado.

Tras lamentar que los secuestradores desoyeran "el lamento de la sociedad", pues "lo único que supieron llevar a cabo fué matar, herir, rapta y también intimidar", ha incidido en que "por un tiempo corto les doblegamos nosotros a ellos". "Les vencimos con la unida política y popular. Conseguimos ganar la calle y recobrar nuestra independencia", ha subrayado.

En este contexto, ha complacido al Gobierno de España y a una sociedad que "no cedió al chantaje", tal como a instituciones, partidos y cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que "se dejaron la piel en la búsqueda" (de su hermano). "Sostuvimos la dignidad sobre el temor", ha remarcado.

Del mismo modo, ha reivindicado los valores que defendió Miguel Ángel Blanco y ha señalado que se encaró a los "entusiastas de la identidad", si bien 25 años después prosiga teniendo "muchas cuestiones sin contestación".

"¿De qué manera posiblemente prosiga habiendo homenajes a terroristas en mi tierra? ¿De qué manera posiblemente haya jóvenes que, hoy, justifican y legitiman a ETA? ¿De qué manera posiblemente EH Bildu, heredero de Herri Batasuna partido al que hace 25 años fuimos capaces de soliciar explicaciones y una cantidad enorme de vascos llamaron asesinos, sean el día de hoy determinantes?", ha cuestionado.

A su juicio, estas cuestiones prueban que se ha acabado con la "tiranía de la crueldad", pero no "con el fanatismo de sus ideas que con un germen de odio abochornan la memoria de las víctimas y la justicia" que demandan.

"25 años tras esos trágicos días deseo soliciar a nuestros mandatarios que no se deje que se negocie con el mal de las víctimas ni se favorezca a quien inmerecidamente sembró tanto mal y horror. Nada les debemos y, en consecuencia, defendamos con honor la memoria de las víctimas del terrorismo, eludiendo su doble victimización", ha añadido.